Carol Milkewitz/EnPerspectiva.net

Entrevista central, jueves 2 de junio: Julio Bocca

***

EC —Mientras conversábamos, apareció en mensajes de texto y correos electrónicos tu hinchada. Por ejemplo: “Un abrazote enorme a ese gigante que es Julio Bocca, no solo como profesional sino fundamentalmente como ser humano. Un diamante que tenemos entre nosotros”, dice María. “A mimarlo y conservarlo”, dice Miriam. Hay quienes elogian “el tremendo compromiso; es lo mejor, hay que tomar ejemplo, sería muy bueno para el país”. Por ahí vienen los comentarios.

JB —Les agradezco a todos. Lo que pido es que sigan siendo exigentes con la excelencia y con las cosas que quieren ver y con el país, que se pueden dar un montón de cosas. Una compañía que se hizo y creo que se pueden hacer millones de cosas. Ahora también me preocupa que Grieco se va, me sorprendió mucho, pero lo entiendo, lo respeto.

EC —Gerardo Grieco, el director del Sodre, que anunció que se va en setiembre.

JB —Exactamente. ¿Quién va a venir? ¿Va a seguir el mismo concepto, la misma idea del Auditorio? Es muy importante, es un teatro muy grande, necesita estar en funcionamiento todo el tiempo para poder mantenerse. Ojalá que el que elijan esté con lo que se está haciendo en el Auditorio.

***

EC —Superados los rumores de una eventual renuncia, y cuando Bocca cumple seis años al frente del BNS, la compañía estrena esta noche tres obras de coreógrafos contemporáneos.

RC —Me tiene muy intrigada este programa que preparó para la gala, porque son tres coreografías que poco tienen que ver una con otra, me da la impresión. Estamos hablando de Paquita, que es un clásico de Petipa, pero viene de la mano de un argentino que bailó mucho en el ballet de Santiago Chile.

EC —Petipa…

RC —Marius Petipa, un coreógrafo francés del siglo XIX. Luego viene un segundo coreógrafo, que para mí es un genio, que es el checo [Jirí] Kylián, que ya ha hecho para el Sodre cosas maravillosas, como fue la Sinfonietta que ya presentó. Y finalmente una uruguaya, que creo que es de lo más nuevo y sorprende en cuanto a la propuesta, más allá de que su creatividad y su formación están fuera de ninguna duda. Esto que estamos escuchando de Bach creo que es la música de Graciela.

JB —Exactamente.

EC —La música de la coreografía de Graciela Figueroa, que es la uruguaya a la que estás aludiendo.

RC —Exactamente. Me gustaría saber cómo se elige para hacer una gala con tres coreógrafos por lo visto tan diferentes.

JB —Cuando uno hace las galas, que casi siempre son tres obras diferentes, la idea es dar la posibilidad a los bailarines de mostrar sus estilos, de incorporar cosas nuevas y conocer coreógrafos que quizás nunca hayan trabajado. Por lo menos ese es el proceso que yo vengo haciendo desde el comienzo. También traer obras que el público no conoce, en este caso la de Kylián, que es Petite mort, que habla sobre los orgasmos. Creo que es muy interesante ver a la compañía en estos tres estilos. En este caso es la primera vez que agrego un ballet clásico, puramente clásico, de tutú, que es Paquita, que no se hace completo, porque son tres actos, se hace siempre el grand pas, que es la parte del casamiento de Paquita y Lucien.

Pablo Izmirlian

Editor de EnPerspectiva.net y responsable del proyecto EN PERSPECTIVA radio. Comenzó su carrera como periodista en el año 2000 en el diario El Observador. Trabajó también en Búsqueda, La Diaria, Bla, El Espectador y The Washington Post.

Notas Relacionadas

1 Comentario

  • Muy bueno!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*Es obligatorio poner nombre y apellido