Entrevista, lunes 4 de junio: Víctor Rossi

EC —Usted destacaba que en el puerto de Montevideo están previstas varias obras simultáneamente. Una de ellas es la del viaducto, pero no es la única.

VR —Sí, hay obras en construcción, hay obras que se van a sumar fruto de iniciativas privadas y de propuestas de distintos grupos inversores, algunos nuevos, algunos que ya están operando en el puerto de Montevideo. El puerto ha seguido jerarquizando su labor, su función, y cada vez gana mayor influencia en el funcionamiento económico del Uruguay. Muchas empresas notan esto y apuestan a promover inversores en Uruguay, lo que se traduce en el crecimiento de algunos emprendimientos existentes o la existencia de nuevos emprendimientos. Nosotros estamos trabajando intensamente en esto para ver la conveniencia de las inversiones, que son siempre generadoras de oportunidades de trabajo, para ver cómo encaja eso en el fortalecimiento de la labor del puerto, pero también porque todo esto tiene que ir conviviendo.

EC —Por ejemplo, en cuanto a la circulación, es bastante clara la ventaja del viaducto en la medida en que va a ocuparse de sacar de toda esa zona el tráfico no vinculado directamente a la actividad portuaria. Pero el tráfico vinculado a la actividad portuaria, el de camiones, por ejemplo, ¿no va a continuar con esta moda de las colas?, ¿se va a distribuir de otra manera el ingreso de los camiones a puerto?

VR —Claro, se va a procurar ir generando zonas de transferencia, playas de control. Están previstas una en la zona del estadio del Club Cerro y otra en la zona de Ancap, sobre el arroyo Miguelete. Pero además se piensa que algunos patios logísticos que tienen algunas empresas privadas pueden habilitarse para realizar ahí los controles de documentación, de modo que al venir la carga al puerto solo hagan el pesaje imprescindible y se dirijan al destino. Y cuando haya un barco de arroz no vendrán todos los camiones juntos a cargarlo, sino que irán llegando de forma ordenada porque se los va a ir llamando en función de la necesidad.

EC —Ese es el sistema lógico hoy en cualquier lugar del mundo, teniendo en cuenta además todo lo que se ha avanzado por el lado de las tecnologías de la comunicación.

VR —Exactamente. Las tecnologías permiten ir avanzando en ese sentido. Por lo tanto el viaducto y los patios que se van a construir en el acceso que llamamos norte del puerto de Montevideo, ahí frente a la UTE, la colocación de las balanzas del puerto ahí, van complementados con un régimen que incluye patios de transferencia y control en distintos puntos de Montevideo antes de llegar al puerto. La idea es que no todos los camiones lleguen juntos para que no se generen los conflictos que hoy tenemos.

***

EC —Le preguntan desde la audiencia, entre otras cosas, a propósito del estado del viejo edificio de la Estación Central de Ferrocarril, atrapado en un litigio interminable entre el Estado y un particular. ¿Cuándo se va a desbloquear eso?

VR —Eso no está en el ámbito del MTOP. El MTOP expropió en su momento y después se volvió atrás con el proceso de expropiación. Es una vergüenza eso, creo que el gobierno, el Poder Ejecutivo, no sé a qué nivel, debe tomar una iniciativa para utilizar un bien que es de todos los uruguayos, que es valorado por todos los uruguayos, y que además tiene un valor real muy importante, y dedicarlo a ayudar al crecimiento de la ciudad y del país. El juicio ese que nos tiene trancados y trabados podrá seguir, y si algún día la justicia llega a alguna conclusión, el que corresponda se hará responsable de las reparaciones. Pero no podemos sacrificar, comprometer durante decenas de años un bien que tiene una ubicación estratégica.

EC —¿Se ha conversado de esa posibilidad? ¿Existe ese instrumento, la posibilidad de que el Estado tome una decisión y se haga cargo mientras tanto?

VR —Yo conocía el mecanismo de las expropiaciones, en el período anterior que me tocó estar concreté la expropiación de toda la playa de maniobras, que es la que supuestamente es propiedad de un particular, o no sé. En ese caso la justicia me dio la posesión del predio, pero después, en aras de resolver el edificio de la Estación Artigas, que es la parte más valiosa de todo eso, se entendió que debía volverse a la situación original para facilitar una definición judicial que no termina de llegar nunca. No sé, a alguien le debe interesar que esa situación quede empantanada así, pero al Uruguay no le interesa y a los uruguayos nos tendría que irritar, a mí me irrita.

EC —¿Entonces?

VR —Yo he reclamado que esto cambie.

EC —¿Va a hacerlo de nuevo?, ¿tiene margen para hacer un nuevo planteo?

VR —Sinceramente desde el punto de vista jurídico no sé qué margen tengo, pero existe la posibilidad, me parece que es de sentido común y que la ciudadanía toda respaldaría que hubiera una iniciativa del Poder Ejecutivo en esa dirección.

Gastón González

Notas Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*Es obligatorio poner nombre y apellido