Blogs

Un mes en Hong Kong (II)

Facebook Twitter Whatsapp Telegram

[metaslider id=4240]

Por Gabriel Díaz ///

Contacto jueves 24 de junio

Se alquilan jaulas para hombres solos. La vibrante y esplendorosa Hong Kong guarda secretos de esta naturaleza: apartamentos de 50 metros cuadrados divididos en jaulas ocupadas por varias personas. No están presos, están enjaulados. Se pueden ver hasta 15 por apartamento, cada uno en su jaula. Varias organizaciones locales sostienen que son alrededor de 100.000 los ciudadanos que “viven” en estas condiciones consentidas por el gobierno comunista y capitalista local. Alquilar una jaula puede costar unos 100 dólares estadounidenses, en caso de que esté colocada encima de otra. Si la jaula es la inferior, la que toca el suelo, el precio ronda los 150 dólares. Esta última ofrece evidentes ventajas de accesibilidad.

El bambú es una de las plantas más generosas de esta tierra. Cura, alimenta, perfuma. La nobleza del bambú ha inspirado a poetas y a pintores. Es flexible y resistente. En Hong Kong, los obreros trepan 30 pisos en sólidos andamios de bambú. Aguanta tempestades, naturales o humanas. Existen el bambú de la suerte, el bambú protector, el que espanta a los malos espíritus. El ancho de su caña puede llegar a los 25 centímetros. Crece rápidamente y puede vivir muchos años, más de cien. El museo de arte moderno de esta ciudad exhibe una colección de objetos de bambú tallados a mano, conservados como uno de esos grandes tesoros que no caducan sino que embellecen con el tiempo.

Para hacer dinero en Hong Kong no hace falta ser inteligente, con tener el pasaporte correcto y no ser estúpido es suficiente. Así de tajante fue la respuesta de un joven empresario nacido en Estados Unidos y radicado en este enclave chino, cuando lo consulté sobre el secreto de su éxito. Si tu documento es paquistaní y huyes de la intolerancia política y religiosa, por ejemplo, Hong Kong no te recibirá con los brazos abiertos. Te dará un permiso temporal, eso sí, pero no te permitirá trabajar. Si lo haces, estarás sujeto a una pena de 15 meses de prisión y correrás el riesgo de que te deporten. En esa situación se encuentran los 10.000 refugiados solicitantes de asilo que han escapado de países africanos o asiáticos, perseguidos por el fanatismo o los delirios de la guerra.

Una publicación, de las pocas que circulan en inglés, lamenta la ausencia de Luis Suárez en esta Copa América. Dice que lo justo habría sido darle la oportunidad de corregir su comportamiento dentro y no fuera del campo de juego, con la camiseta celeste puesta.

Allá con frío y acá con calor. Despedimos junio con una fuerte lluvia tropical y una brisa suave que relaja el ánimo cuando el mar se traga al sol. Los hongkonenses huyen del sol, como si lo detestaran, y se escudan del sofoco con minúsculos ventiladores Made in China. Con más o menos calor, los transeúntes son capaces de subirse al ómnibus, entrar a una tienda, sentarse en un banco, doblar la esquina, salir de un supermercado y cruzar la calle, sin quitar la vista de sus galácticos teléfonos inteligentes. Ya tiene nombre: síndrome del cuello roto.

El feng shui (viento y agua en mandarín) está presente en los pequeños detalles cotidianos y hasta en la construcción de los grandes rascacielos. Este conocimiento ancestral nos recuerda que el espacio es pura energía que fluye, viene y va, como el viento y el agua. Nos conviene, por tanto, no estorbarla y sí favorecer su corriente. Una de las imágenes muestra cómo las escaleras mecánicas de un gigante rascacielos fueron instaladas de una forma bastante peculiar. Nadie se equivocó. Fue un maestro del feng shui quien sugirió dónde y en qué dirección debían erigirse. Y así fue. Explican por acá que las agudas terminaciones del edificio del Banco de China, construido cuando Hong Kong era colonia británica, amenazaban la casa del gobernador. Hoy la ciudad es china y la residencia sigue allí, pero el jefe del ejecutivo decidió mudarse a instancias de los maestros del feng shui.

Comentarios

19 Replies to “Un mes en Hong Kong (II)”

  1. Avatar alejandra dice:

    Así es el Feng Shui, Agua y Viento, pero también Yin Yang/Luz y Sombra…y en esas jaulas se puede comprender la sombra que transita el alma de los políticos y las corporaciones.

  2. Avatar Nitako dice:

    Me parece increíblemente aberrante que en pleno siglo XXI, en la Región Administrativa Especial de Hong Kong de la República Popular China, con un PIB según el Fondo Monetario Internacional de 55.000 dólares per cápita y ocupando el lugar número 6 mundial, haya gente viviendo en jaulas, tal cual animales en la perrera, y encima pagando 150 dolares. (entiendo que son al mes)

    Pero nos hemos vuelto locos?

  3. Avatar Elena Firpi dice:

    Me gustan las columnas de Gabriel Díaz. Siempre aportan algo, un dato, una mirada sensible sobre algo que se nos pasó o nunca pudimos ver. Aprovecha muy bien su característica de trotamundos…

  4. Avatar Gloria dice:

    Me parece muy interesante esta crónica de Hong Kong, un territorio lleno de contrastes y salvajadas permitidas por el gobierno. Esa cara de la ciudad donde el que necesita sobrevivir lo hace hasta de una forma inhumana…

  5. Avatar Inés dice:

    Impresionante. Como siempre, las crónicas de Gabriel Díaz nos asoman a un mundo ancho, diverso e insólito. Su humor sutil, sin estridencias, ayuda a detectar con cierto aire de extrañamiento las realidades que va descubriendo a medida que este viaje avanza. Gracias, Gabriel, y gracias En Perspectiva por publicarlo!!!

  6. Avatar juan dice:

    Gracias Gabriel, me gustó mucho. Lo de las jaulas es terrible. Lo de los celulares también, en otro orden de cosas.

  7. Avatar Maria dice:

    Que tremendo!!!,parece que vivimos en otro mundo y con vergüenza reconocemos nuestra ignorancia desconociendo esas realidades verdaderamente inhumanas.En una cronica sencilla y clara,este periodista itinerante, como lo llama Cotelo, nos revela hechos que desde este lado del mundo,pensamos que no pueden existir.

  8. Avatar Zelmar dice:

    Tremenda puesta a punto de Gabriel, condensación de info que uno desconoce y aprende y resignifica cuando ya no se debería esperar de un lugar en el mundo donde se viva esta realidad.

  9. Avatar Beatriz Duran dice:

    Acabo de escuchar a Diaz desde Hong Kong y como siempre muy claro y agudo! Al articulo lo leí en etapas pues desde el vamos las fotos me impactaron mucho y tuve que "digerirlas" previamente, tristemente conmovedoras. Muy buen blog. Felicitaciones!

  10. Avatar Isabel dice:

    Interesantísima reseña, el aporte generando interés es muy valioso.
    Hincarle el diente a algunos de los temas planteados no es nada fácil.
    Aguardaré con ansias los comentarios desde tu próximo destino.
    Arriba!!!!

  11. Avatar JD dice:

    Tus notas, tus historias, por donde andas y lo que conoces, siempre me traen de nuevo a la realidad del mundo que hacemos. Tu enfoque humano y realista, despierta e incita a pensar en lo que hacemos, como lo hacemos, con los demás y con nosotros mismos, y motiva a empezar a hacer cambios desde dentro hacia afuera. Gracias Gabriel Díaz por descubrir, compartir y enseñarnos el mundo real!

  12. Avatar Valeria dice:

    Excelente perspectiva. Gracias Gabriel por tu punto de vista claro y siempre desde el corazón, con ese dejo de ironía, porque a pesar de todo hay que sonreír. Sos un viajero de los verdaderos y un periodista comprometido que no nos dejar estar ajenos a estas realidades aunque dejen de ser noticias de primera plana. Evidentemente Asia se empeña en dejar claro que el Yin Yang es verdadero. Abrazo!

  13. Avatar Mabel dice:

    Como siempre, las crónicas de este trotamundos son instructivas y estimulantes. Gracias por compartilas

  14. Avatar Arturo dice:

    Tal como nos tiene acostumbrados, Gabriel en pocas palabras da cuenta -no sin ciertas dosis de un refinado sentido de humor- de realidades lejanas y a veces desconocidas. Jaulas en Hong Kong? Fabricas de galletas en medio de una barriada india? Gracias por acercanos a otros mundos. Se agradece la mirada.

  15. Avatar Pedro dice:

    muy buena crónica, como las anteriores. Nos permiten ver más allá de las realidades circundantes y de nuestras frecuentes referencias culturales, como Europa y EEUU. Demostrándonos que el muindo es bastante más grande de lo que, implícitamente, solemos entender.

  16. Avatar luis dice:

    Sigo siempre con interes tus comentarios. siempre nos mostras la otra cara de la moneda, cosa que en general no se ven. me gusta tu periodismo de viajero y no los cometarios de los periodistas de turismo que siempre nos tienene acostumbados a ver lo lindo lo increible lo maravilloso.ver el otro lado del corazon de las cosas nos hace ver sus entrañas y sus miserias.Increible 70 años de comunismo 15 de capitalismo pero las cosas profundas no se tocan.no se pueden cambiar no se quieren cambiar? pero por suerte les queda el celular y no tienen por que estar mirando esas cosas.
    un abrazo

  17. Avatar maria dice:

    ¿Adónde iremos a parar con todos los adelantos tecnológicos? Por un lado teléfonos inteligentes, en Uruguay ya estamos viviendo ese síndrome de cuello roto y por otro lado vivir en estas condiciones ¿a costa de qué? Tan alto es el precio que deberemos llegar a pagar?… a pesar de que la tecnología avanza a pasos agigantados… Gracias Gabriel por contarnos todas estas cosas que suceden, por suerte, lejos de acá y ojalá no lleguemos a eso.
    Nos enriquecen tus vivencias.

  18. Avatar Alfredo Balmaceda dice:

    El desarrollo y el crecimiento económico no pueden olvidar lo más importante: la dignidad y los derechos básicos de las personas.

  19. Avatar nancy chiappara dice:

    Excelente artículo. Leí también el primero. Gracias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias Relacionadas