Javier Calvelo/adhocFotos

Germán Cardoso (diputado Vamos Uruguay): El presidente Vázquez se mostró “abierto” ante proyecto colorado para enfrentar la violencia en el fútbol

En entrevista con En Perspectiva el diputado Germán Cardoso presentó el proyecto de ley que propone el Partido Colorado para enfrentar los incidentes violentos en el fútbol y otros deportes.

EN PERSPECTIVA
Martes 16 de junio, hora 8.15.

EMILIANO COTELO:
Los incidentes del clásico del domingo, protagonizados por una parte de la barra de Peñarol en la tribuna Ámsterdam, seguramente les parezcan a muchos una especie de déjà vu. En general, luego de un episodio como este volvemos a escuchar una y otra vez los mismos argumentos. Tanto es así que hasta volvemos a hablar de los mismos proyectos de ley.

El domingo a la noche, el senador Pedro Bordaberry recordó en su cuenta de Twitter que “descansa” en el Palacio Legislativo un proyecto de su sector que crea un Registro de Hinchas del Deporte y que procura erradicar a los violentos de las tribunas. El texto fue presentado por el diputado colorado Fitzgerald Cantero en la legislatura anterior y, como no fue sancionado, Bordaberry lo promovió nuevamente en marzo pasado.

Ayer, en la reunión del presidente Tabaré Vázquez y los parlamentarios de la oposición, el diputado Germán Cardoso recordó aquella propuesta y otra de Vamos Uruguay (ley de prevención, control y erradicación de la violencia en el deporte) y propuso que sean la base para que el sistema político trabaje de manera urgente a efectos de enfrentar estos problemas.

¿Qué dicen estos proyectos? ¿En qué medida pueden contribuir a que episodios como el del domingo no se repitan?

Vamos a conversarlo con el diputado Germán Cardoso.

En sus primeros dos artículos, el proyecto de ley que crea el Registro de Hinchas del Deporte dice:

“Créase el registro de hinchas del deporte, que funcionará bajo la órbita del Ministerio del Interior.

El Registro de Hinchas del Deporte deberá contener toda la información concerniente a los antecedentes penales de los habitantes de la República, mayores y menores. Asimismo llevará un registro de extranjeros que hayan sido procesados por la justicia uruguaya, y fomentará, mediante los medios que se dispongan en la reglamentación de la presente ley, la mayor cooperación internacional a los efectos del intercambio de esta información”.

¿Cuál es la ventaja de la creación de ese registro?

GERMÁN CARDOSO:
Como tú bien decías, es un proyecto en el que estuvo trabajando el diputado Cantero en la legislatura anterior. Ahora lo ha vuelto a presentar el senador Bordaberry y contamos en la base, para comenzar la discusión, con este proyecto y otros más.

Lo que se pretende con este Registro de Hinchas del Deporte es centralizar y contener en él toda la información vinculada a las personas que asisten a los espectáculos deportivos que cuentan con los antecedentes que se señalaban, ya sean nacionales o extranjeros. ¿Cómo funciona? La identidad va a expedir un código electrónico; quienes no cuenten con antecedentes no van a tener ningún problema, pero si alguien está suspendido por contar con antecedentes va a saltar en el código de barras. Eso va a ser un requisito indispensable para la adquisición de entradas a espectáculos deportivos en todo el país.

Lo que pasó el otro día fue un hecho bochornoso, como tú señalabas, se vuelve a hablar de los mismos temas, volvemos a hablar de los proyectos de ley que están en espera, de cuáles serían las soluciones alternativas. Entonces en la reunión a la que fuimos convocados en Suárez ayer los partidos políticos de la oposición, fuera del libreto –era una reunión que había sido coordinada la semana anterior, en la que el presidente de la República nos presentó algunos proyectos de ley del Poder Ejecutivo que están llegando al Parlamento–, dijimos que queríamos hacer propicia la ocasión para hablar de los hechos bochornosos que se habían dado en el estadio el domingo. Asimismo, manifestamos nuestro expreso compromiso de trabajar en las próximas semanas y facilitar una documentación para poner encima de la mesa en busca del compromiso del sistema político en general. Ya que estábamos allí frente al presidente de la República, el vicepresidente, el ministro de Economía y los partidos políticos de la oposición representados, me pareció que era el ámbito ideal para introducir un debate de estas características que no puede seguir esperando.

Creo que el tema no se vincula solo y estrictamente al fútbol. Esto debe ser entendido como un fenómeno sociocultural del país, no solamente del fútbol, que se manifiesta, desde luego, en comportamientos violentos en un estadio de fútbol, o, lamentable y trágicamente, en algún partido de básquetbol que nos ha dejado algún muerto en los últimos meses. Debemos encuadrarlo allí, como una temática general de espectáculos deportivos en la que hay que trabajar en varias puntas.

EC – ¿Por eso es que el proyecto del registro prevé que se les pueda suspender el derecho a concurrir a espectáculos deportivos a personas procesadas por distintos tipos de delitos? Leo el artículo 4:

“La autoridad judicial que disponga el procesamiento de cualquier persona, mayor o menor, o la condena por violencia doméstica, y que considere adecuado a la gravedad de los hechos la suspensión de la vigencia del Código del Hincha del Deporte, deberá comunicarlo dentro de las 24 horas al Registro de Hinchas del Deporte para que se incluya su suspensión por el tiempo que la mencionada autoridad establezca. El Registro hará efectiva dicha suspensión dentro de las 24 horas siguientes, inhabilitando al titular a través del mecanismo que establezca al efecto.

En caso de que el procesamiento sea consecuencia de la participación en hechos relacionados con la violencia en un espectáculo público la suspensión será obligatoria. Las autoridades judiciales intervinientes podrán suspender por primera vez el goce del código entre dos y seis meses, de acuerdo con la gravedad de la conducta tipificada; la segunda suspensión será de entre seis meses y un año; la tercera por dos años como mínimo; la cuarta por tres años y la quinta suspensión será de por vida”.

Es interesante profundizar en este artículo.

GC – Sí, allí se establece claramente la gradualidad de la sanción, apuntando siempre a la recuperación y la rehabilitación de la persona. Lleva adelante el comportamiento fuera de la ley y la primera sanción es por un período de seis meses, reincide y va aumentando paulatinamente la penalización, hasta que, después de la quinta vez, no puede entrar más a un espectáculo deportivo. Porque una persona que comete el mismo delito cinco veces tiene una conducta irreversible, no se va a recuperar y va a continuar agrediendo en el resto de los espectáculos públicos y deportivos.

Es una herramienta que se le da al juez para que actúe, incluso mediante el cruzamiento de datos y el intercambio de información si la persona tiene comportamientos violentos y no los ha tenido en un espectáculo deportivo porque no se han dado las circunstancias. Si el juez identifica que una persona está teniendo comportamientos violentos en la vida cotidiana puede enviar automáticamente esos datos a la autoridad competente creada en este registro de hinchas para que no se le permita el ingreso a un espectáculo deportivo determinado que pueda ser de riesgo.

EC – ¿Cuál es la idea? ¿Evitarles a los dirigentes de los clubes que tengan que señalar ellos con el dedo a sus hinchas potencialmente violentos o sospechosos de integrar, por ejemplo, mafias o grupos de crimen organizado? ¿Se trabaja acá sobre la base de lo que las actuaciones judiciales en distintos delitos vayan verificando?

GC – Creo que, más allá de las responsabilidades que existen en diversos ámbitos, tenemos que trabajar de aquí para adelante. No agrega nada la discusión que hemos escuchado en las últimas horas, en que dirigentes de un cuadro deportivo creen que la responsabilidad es del Ministerio del Interior y el Ministerio del Interior dice que la responsabilidad es de esa institución de fútbol. Porque cuando uno pasa raya los que ganan son los violentos, siempre pasa lo mismo. El otro día hubo un espectáculo en el que hubo un ganador que terminó siendo proclamado por decisión de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) en la noche de ayer. Se puede decir que sus hinchas, sus simpatizantes no lo vivieron como lo podrían haber vivido. Y hay otra institución deportiva que tampoco se merece, por lo que luchó, terminar, por una manga de inadaptados energúmenos en la situación en que termina. Entonces creo que aquí hay que sentar a las partes.

Yo manifesté mi voluntad ayer, buscando el compromiso del sistema político, de comenzar a avanzar con estos dos proyectos de ley que tenemos como base –porque de ninguna manera entendiendo que sean la verdad absoluta–, de buscar la incorporación y el aporte de los demás partidos del sistema, buscar un acercamiento con los clubes de fútbol. Lo vamos a hacer a partir de hoy, en las próximas horas, y vamos a comunicarnos también con las autoridades del Ministerio del Interior. Porque es verdad lo que tú señalabas, es muy difícil que la tarea de investigación e identificación de un violento la tenga que hacer un club deportivo.

Acá hay que sentarse y entender las funciones y los roles que tiene cada una de las partes, el Estado como autoridad competente a través de la policía, y desde luego se necesita la colaboración expresa de los clubes deportivos, porque acá somos absolutamente todos víctimas de la situación. Primero la sociedad, el ciudadano común y corriente, el que quiere ir con su familia al estadio, el que quiere ir a ver un espectáculo deportivo, el que quiere vibrar, hinchar por sus colores y por su bandera de manera sana. Después los clubes, que reciben las sanciones económicas de la AUF con pérdida de puntos, con partidos perdidos. Todo esto se enmarca en una situación en la que me parece que el mejor camino no es mirar hacia atrás para ver quién lo inició y tratar de identificar que las responsabilidades, que van de un lado para el otro. Eso no conduce a nada. Lo importante es que tenemos un problema muy grave que hay que encarar. De nada valen las acusaciones cruzadas de los dirigentes y los jerarcas de la policía. Todos debemos ser parte de esa solución. Hoy no aporta nada ahondar las diferencias, lo que hay que hacer es construir una solución.

EC – Usted habla de construir de ahora en adelante. Se refiere al mecanismo que está previsto en este proyecto de ley por el que el Registro de Hinchas del Deporte veta el ingreso a las canchas de una persona en función de que haya sido procesada o condenada por la justicia y el juez entienda que también debe tomar esa medida con esa persona. Pero eso implica que opera de aquí para adelante, o sea que el sistema tendría agujeros. Una persona que fuera un delincuente y un violento pero que todavía no hubiera sido procesada por la justicia podría seguir integrando una barra brava y podría seguir ingresando a un estadio.

GC – Eso es lo que pasa hoy. Queremos trabajar en el tema para solucionarlo y para prever todo este tipo de situaciones irregulares que se puedan estar dando, que de hecho pueden ser el motivo de fondo de la generación de violencia, como en el caso que se dio en el estadio el domingo pasado. Trabajar implica hacer un análisis muy serio, muy profundo de la situación, involucrar a todas las partes y llegar a soluciones. Creo que lo más importante es obtener el compromiso de todos. Y cuando hablo de todos, estoy hablando del Poder Ejecutivo, del Poder Legislativo, fiscales, jueces, la policía, los dirigentes de los clubes, los socios, los parciales, los jugadores, la Mutual, todos los organismos que nuclean a los árbitros, los medios de comunicación, los periodistas, la AUF, la Federación Uruguaya de Básquetbol, los que tienen derecho para comercializar este tipo de espectáculos deportivos. En fin, todos. Hay que tener una mirada profunda, diagnosticar que estamos frente a un problema de enfermedad y violencia en la sociedad. Repito, no hay que poner la mirada solamente en el fútbol o el básquetbol, estas son manifestaciones que tienen otros orígenes y que terminan cuando las vemos todos frente a las cámaras de televisión o cuando vamos al estadio en una tribuna de fútbol.

EC – Entonces, a partir de lo que se charló ayer imprevistamente en la reunión de legisladores de la oposición con el presidente Vázquez, ¿qué puede ocurrir de ahora en adelante? ¿Qué tipo de diálogo, qué tipo de ámbito de discusión en busca de soluciones se está pensando?

GC – El presidente se mostró muy abierto y receptivo. De hecho él es un hombre de fútbol, fue presidente del club Progreso y estuvo vinculado a este deporte durante muchos años. Entiende de la situación, no hay que explicarle nada de esto, y se mostró abierto y receptivo a recibir todo el material que queramos aportarle. Tenemos no solamente los proyectos de ley, también hemos estudiado cómo otros países del mundo lo han solucionado. Por allí está el tema de Inglaterra, que puse encima de la mesa, el tema de España. Terminar con la violencia en el fútbol o en los espectáculos deportivos se puede, hay ejemplos y modelos que lo han logrado. Hay que recordar que los hooligans de Inglaterra en el año 85, en un estadio de Bélgica, dejaron 39 muertos y en el año 89 en un estadio de Inglaterra dejaron 96 muertos. Por suerte no pasó nada el domingo en cuanto a pérdidas de vidas humanas. Pero no debemos llegar a eso para ponernos a pensar en la elaboración de una solución definitiva, porque ya ha habido de hecho muertos en nuestro fútbol, lamentablemente, y en nuestro básquetbol.

Fue por allí lo que nosotros introdujimos, intentando concientizar de la gravedad del tema, y el presidente se mostró abierto. Por lo cual vamos a avanzar en las próximas horas, vamos a conversar con las partes involucradas, vamos a acercarnos a los clubes, vamos poner estos dos proyectos de ley –uno elaborado por el diputado Cantero y otro elaborado por el diputado Amy en la legislatura anterior, que ahora ha vuelto a presentar el senador Bordaberry–, vamos a traer más material, a poner más documentación encima de la mesa, los antecedentes de Inglaterra, de España, de Alemania, a partir de los cuales se puede abordar a conclusiones muy interesantes.

EC – De todos modos, por ahora no hay nada concreto de cómo será el mecanismo. Además del trabajo parlamentario, ¿va a haber intercambio con el Poder Ejecutivo? ¿En qué quedaron ayer con Vázquez?

GC – El presidente manifestó su voluntad de convocarnos en los próximos días, en las próximas semanas para trabajar en el tema de la violencia a partir del planteo que le hicimos.

***

Transcripción: María Lila Ltaif

Wilmar Amaral

Notas Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*Es obligatorio poner nombre y apellido