Javier Calvelo / adhocFOTOS

¿Eliminar una prohibición «absolutamente injustificada» o «una pérdida de garantías demasiado grande»? Se abre debate por ley que habilite allanamientos nocturnos

Tres entrevistas respecto de esta propuesta: con los senadores Carmen Asiaín (PN) y Eduardo Bonomi (FA), y con el abogado constitucionalista Martín Risso

La semana próxima la bancada del Partido Nacional comenzará a estudiar la posibilidad de una ley constitucional que reforme la carta magna para habilitar los allanamientos nocturnos.

Que se autorice los allanamientos nocturnos, sobre todo para combatir el narcotráfico, es una posibilidad que ya ha sido analizada en otras oportunidades, y que incluso se sometió a consulta popular en la reforma Vivir Sin Miedo, que no prosperó el año pasado.

Ahora, el camino que impulsan los blancos requiere los votos de 2/3 de los parlamentarios y luego una consulta a la ciudadanía en plebiscito.

¿Por qué esta iniciativa se coloca sobre la mesa? ¿Cuál sería su alcance jurídico? ¿Qué posibilidades tiene de salir adelante?

Lo conversamos con tres enfoques: con la senadora nacionalista Carmen Asiaín, presidenta de la Comisión de Constitución y Códigos donde se trataría esta propuesta; con el senador frenteamplista Eduardo Bonomi, ex ministro del Interior; y con el abogado constitucionalista Martín Risso.

Destaques de la entrevista:

  • Asiaín: «Yo no estaba a favor de la reforma impulsada por Larrañaga pero no tengo reparos en decir que cambié de opinión respecto a determinado tema».
  • Asiaín: «Me empieza a pesar el argumento que es: ¿puede ser que el Estado tenga espacios a los que no llegue con el accionar de la Policía y de la Justicia, que son para el servicio del bien común?».
  • Asiaín: «Porque de lo contrario estamos diciendo que hay lugares que, no importa lo que esté ocurriendo ahí adentro, el Estado está vedado de entrar».
  • Asiaín: «No me conforma el argumento de Bonomi de que no habría que tocar la Constitución sino que habría que ir por una ley interpretativa».
  • Asiaín: «Para las leyes interpretativas que tergiversan el sentido de la Constitución, yo prefiero para eso ir a la matriz y hacerlo donde debe ser, no estar cambiándole el sentido».
  • Asiaín: «No digo que se habilite la irrupción intempestiva en la mitad de la noche, sino que este precedida de un aviso, una llamada, una identificación de las personas que van a ingresar».
  • Asiaín: «Me parece que siendo de noche, debe cuidar un poco más ese hecho de que las personas están durmiendo, desprotegidas por no estar en situación de alerta y además, agregar la claridad, el elemento luz, que es el que puede traer confusiones en las personas».
  • Bonomi: «En el momento que se plantea así, la coalición de gobierno sabe que el Frente Amplio no lo va a votar. El Frente Amplio no va a votar un cambio en la Constitución».
  • Bonomi: «Si de noche se está cometiendo un delito y hay pruebas fehacientes de ello, aún con la normativa actual se puede hacer, se tiene que constituir el juez en el lugar».
  • Bonomi: «Lo que plantea la coalición de gobierno es una ley constitucional que haya que plebiscitar después. La idea que se maneja es de plebiscitarla junto con las elecciones municipales, algo que no es posible».
  • Bonomi: «En el Frente Amplio se ha discutido la posibilidad de una ley interpretativa. Qué es un hogar, qué no es un hogar, en qué condiciones se podría hacer, pero por ley, no por cambio en la Constitución».
  • Bonomi: «Una reforma así es una pérdida de garantías demasiado grande para los ciudadanos comunes».
  • Bonomi: «El texto de la Constitución empieza con la consideración de sagrado inviolable, hoy no se permite entrar porque es de noche, no porque sea un hogar, eso es lo que tiene que considerar una ley interpretativa. Lo que se está protegiendo es un hogar, no un comercio».
  • Risso: «Hace por lo menos 15 años que vengo diciendo que el artículo 11 de la Constitución está mal y hay que modificarlo».
  • Risso: «La prohibición del ingreso en la noche es absolutamente injustificada y es perjudicial para otros derechos humanos».
  • Risso: «Es absolutamente absurdo, si esto no existe en ningún país del mundo salvo Portugal y Uruguay es por algo, la convención americana tampoco requiere esto, el derecho internacional de los derechos humanos tampoco lo requiere, está mal, definitivamente está mal la solución».
  • Risso: «El camino de la interpretación del domicilio a nivel mundial es exactamente el contrario al que propone el ministro Bonomi, es ampliarlo no limitarlo».
  • Risso: «Hay que eliminar la distinción entre el día y la noche, y que simplemente se diga que el allanamiento sólo es posible en los casos que establece la ley por orden del juez competente».

Foto: Javier Calvelo / adhocFOTOS

Gastón González

Notas Relacionadas

1 Comentario

  • Es cierto que la consideración de la noche como el período dedicado sólo al descanso ha variado desde los tiempos iniciales de nuestra república, sobre todo con la difusión de la luz eléctrica y la aparición de actividades nocturnas. Ello amerita el cambio de esa disposición constitucional. Los allanamientos nocturnos deben poder practicarse no sólo por el problema de venta de drogas, sino también por otros casos, como p. ej., la violencia doméstica. Sin embargo, a un cambio así debe llegarse a través de un convencimiento generalizado de su necesidad, lo cual es imposible de lograr en el breve plazo que va de ahora a las próximas elecciones departamentales. Hay que llegar a un acuerdo político, y no sólo eso; un convencimiento, de las fuerzas de gobierno pero también de la oposición, y luego sí, someterlo a plebiscito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *