Entrevistas

Ideas para Montevideo: rambla hacia el oeste

Facebook Twitter Whatsapp Telegram

El sociólogo Gustavo Leal contó los detalles de la propuesta presentada por la candidata del Frente Amplio a la Intendencia de Montevideo, Lucía Topolansky, de la cual es suplente, para ampliar la rambla hacia el oeste de Montevideo. Aseguró que en este momento están dadas las condiciones para que se concrete esta posibilidad, que se ha planteado varias veces en los últimos años.

EN PERSPECTIVA

Martes 05.05.2015

EMILIANO COTELO:

¿Qué otras propuestas originales o audaces han surgido en esta campaña electoral para el departamento de Montevideo? Por ejemplo: ampliar la rambla hacia el oeste.

La iniciativa ha sido promovida con mucha fuerza por una de las candidatas del Frente Amplio, Lucía Topolansky, que en su programa presenta varias ideas para la “transformación sustantiva de los espacios públicos y la convivencia”.

Hoy vamos a enfocarnos puntualmente en la que plantea extender uno de los principales paseos de Montevideo bordeando Capurro, la bahía y el Cerro.

¿“La rambla será el balcón de toda la ciudad”, como propone Topolansky? ¿Qué implica esto?

La entrevista es con uno de sus asesores, el sociólogo Gustavo Leal, que además figura como primer suplente.

Conviene que empecemos por explicar el alcance de esta obra, que llama la atención así presentada. Las referencias, los detalles, no han sido muchos, ¿de qué están hablando cuando anuncian que van a extender la rambla Sur hacia el Oeste, bordeando Capurro, la bahía y el Cerro?

GUSTAVO LEAL:

En primer lugar esta propuesta de la rambla está inscrita dentro de un proyecto de ciudad, y creo que hay que entenderla en esa lógica. El proyecto de ciudad busca en primer lugar compactar la ciudad de Montevideo, generar una ciudad que sea más transitable. Montevideo se ha extendido en los últimos años y, para que tengamos en cuenta, en los últimos 25 años hay barrios que han perdido 15% de sus habitantes. La mancha urbana de la ciudad se ha extendido y sin embargo nosotros tenemos menos población que hace 20 años.

EC – La ciudad está llena de huecos.

GL – Exactamente.

El proyecto de ciudad que estamos planteando tiene tres pilares, uno de ellos es la reconstrucción de la trama urbana de la ciudad y de los espacios de convivencia, donde está este programa de la rambla -que ahora podemos detallar-, una propuesta fuerte de mejora del Centro, y un programa que se llama “Volvé a tu barrio”, que quiere impactar en 20 barrios de Montevideo con políticas de inversión privada sobre todo, tomando como referencia la experiencia exitosa que fue el Mercado Agrícola en Goes, que revitalizó una zona.

Por otro lado, un esfuerzo importante por recuperar un paseo de la ciudad, extendiendo la rambla hacia el oeste de Montevideo como un parque lineal en el cual se pueda caminar y transitar. ¿Por qué esto?, porque Montevideo diseñó su rambla a principios del siglo pasado cuando el Uruguay prospero tenía un proyecto de país y un proyecto de ciudad. De alguna manera el primer y el segundo batllismo diseñaron una buena parte de la ciudad de Montevideo e imaginaron de manera grande la ciudad. Por eso el paseo de la rambla. Hay que entender que José Batlle y Ordóñez trajo a los principales arquitectos del mundo a diseñar el concurso de avenidas. Los principales edificios públicos tuvieron monumentalidad por eso.

Nosotros creemos que hoy hay un espacio de oportunidad enorme para dar un salto al desarrollo en el país y también en la ciudad y que Montevideo tiene que acompañarlo con una nueva matriz, un nuevo diseño. Así como en su momento se imaginó, hace 100 años -porque la rambla sur es de 1925-, un paseo como probablemente nadie lo imaginaba en ese momento, y claramente fue conflictivo y muy discutido, creemos que es el momento, porque están dadas las condiciones económicas, para dar un salto al desarrollo a la ciudad en ese sentido.

Ahí es donde por un lado la propuesta implica mejorar la zona de la rambla este, la que va desde la escollera hasta Carrasco, con algunas intervenciones puntuales, fuertes. Una en Buceo, con un mercado de frutos del mar apuntando también a mejorar en conjunto el Puerto del Buceo, que hay que dragarlo. Ahí tenemos un potencial náutico importante que en parte no estamos utilizando a tope por algunas de las dificultades. En segundo lugar una intervención fuerte en Punta Brava, donde está el faro de Punta Carretas, que es un espacio espectacular de la ciudad. Y por otro lado dotar de mejor equipamiento a esa parte de la rambla, que es la que tiene un mayor uso intensivo.

EC – O sea que también en la rambla del centro al este está previsto hacer cambios. Pero con respecto al oeste, vayamos a esa, que es la novedad, que sería la transformación fuerte, cuesta incluso imaginársela, por eso yo tenía algunas preguntas. Usted ya dijo al pasar que cuando hablan de rambla en la zona oeste hablan de rambla como paseo, porque rambla en principio tiene dos partes: sendas de pavimento para la circulación de vehículos y paseo peatonal con veredas amplias y zonas parquizadas. ¿Esa rambla del oeste tendría los dos componentes?

GL – Si, claramente. Básicamente ahí hay tres intervenciones potentes que hay que…

EC – Se lo pregunto porque podría pensarse en una rambla que fuera solo peatonal.

GL – No, porque nosotros… el desarrollo de la ciudad de Montevideo durante muchas décadas estuvo de espaldas al Puerto y el Cerro. Esa es la razón por la cual en esa zona de la bahía se han instalado algunas infraestructuras que de alguna manera fueron poniendo dificultades para que la trama urbana se consolidara de forma ordenada en esa zona. Por otro lado, la zona del Cerro es probablemente la que tiene la mejor vista, pero el desarrollo histórico de la ciudad de Montevideo llevó a que allí fueran ubicadas algunas infraestructuras, como los frigoríficos en su momento, que no favorecieron el desarrollo de una fuerte inversión inmobiliaria. Fue durante mucho tiempo Villa Cosmópolis, una zona residual de Montevideo, estoy hablando del inicio, en su fundación, porque Montevideo se desarrolló desde la Ciudad Vieja hacia el este, por eso tenemos Ejido, 18 de Julio, 8 de octubre y Camino Maldonado, y el paseo que iba hasta el Prado.

EC – Justamente por esos antecedentes es que cuesta todavía imaginarse bien lo que ustedes están proponiendo. Hoy la rambla llega hasta la zona de Capurro; después de ese lugar el tránsito se mete para adentro en el territorio, entre otras cosas porque hay que eludir la refinería de Ancap, se convierte en la Ruta 1 y los Accesos de Montevideo. Aparte de esa vía de tránsito intenso, sobre la costa hay un segmento de rambla para vehículos y con vereda en la zona del Cerro, se llama Rambla José Gurvich, frente a la playa del Cerro, digamos entre la calle Grecia y el parque. Pero eso es todo lo que hay de rambla hoy en el oeste. ¿Hasta dónde piensan llegar?, ¿cómo piensan armar esa rambla del oeste?

GL – Nosotros lo que hemos diseñado es una propuesta que tiene una base fuerte de punto de apoyo en trabajos que ya se han estado realizando en la Facultad de Arquitectura y también en la División de Planificación Estratégica de la Intendencia de Montevideo. La ciudad de Montevideo ha desarrollado una iniciativa que es Montevideo 2030, que es imaginar la ciudad hacia adelante, y es ahí donde están algunas de las bases para la construcción de este emprendimiento, que claramente cambiaría la ciudad.

Hay una primera parte de la intervención que tiene que ver con la franja costera que está en la zona de Capurro, ahí la idea es intervenir sobre 45 hectáreas que están en ese borde costero con una fuerte inversión público-privada que involucre una parte de paseo marítimo, otra de infraestructura de oficinas y de viviendas, que es lo que se repite también en la zona del Cerro, a partir de un uso muy focalizado de la Ley de Vivienda Social.

EC – Sí, es una posibilidad de la que se ha hablado en distintos momentos.

GL – Si, se ha hablado en distintos momentos, pero creo que acá está la diferencia de por qué se está planteando esto ahora y por qué el Frente Amplio lo está planteando, porque esta es una iniciativa que está sugerida en de los lineamientos programáticos departamentales del Frente Amplio, nosotros le dimos una forma e hicimos una propuesta muy contundente de cómo viabilizarla. ¿Por qué?, porque hoy hay capacidad, el país próspero que tenemos no es el mismo que hace 15 años y por tanto tiene oportunidad de canalizar inversiones. Hay un conjunto de fondos disponibles, hay inversión privada, como se ha demostrado claramente con la Ley de Vivienda Social, y por lo tanto es posible hacer eso.

EC – ¿Entonces habría una rambla desde el Puerto hasta Capurro?

GL – Desde el Puerto hasta Capurro. Hay una zona del acceso norte que también… yo dije, hay tres iniciativas de impacto en el diseño de la rambla hacia el oeste. La primera es en la zona del Puerto, una zona donde el objetivo es mejorar ese paseo de la rambla. Hay que darle una respuesta al tema del edificio de la ex estación de AFE porque ese es un juicio que se ha ganado y de alguna forma hay que incorporar al paseo de la ciudad esa zona, que es emblemática, y ese edificio va a ser una palanca de apoyo muy importante para atracción de propuestas de inversión estratégica en la ciudad.

Por otro lado, el objetivo con esas 45 hectáreas diseñadas en torno al Parque Capurro que éste pueda volver a tener la función que tuvo en su momento en la ciudad: fue uno de sus primeros balcones.

EC – Fue cortado por los accesos.

GL – Fue cortado por los accesos por un diseño totalmente equivocado…

EC – Y enfrente está prevista la construcción de un muelle, hay una ampliación del Puerto que iría en esa zona también.

GL – Esa ampliación del puerto y el traslado de parte de los servicios portuarios para esa zona están en consonancia con este nuevo diseño. Aquí lo que sucede es que si uno tiene un proyecto de ciudad lo que tiene que tener es el liderazgo necesario para articular un conjunto de iniciativas, que en este caso hay una parte que es de la Dirección de Hidrografía del Ministerio de Transporte y Obras Públicas, hay otra que es de la Asociación Nacional de Puertos, y otra que tiene que ver con canalizar la inversión privada y darle certezas para poder construir.

Rambla

EC – Hagamos un punteo rápido porque estamos en esta etapa en la que nos interesa simplemente fijar ideas sobre cómo sería esto, y después en todo caso en otro momento ir más a los detalles.

No hay forma de evitar la refinería de La Teja, ese sería un obstáculo en el desarrollo de una rambla.

GL – Ahí sí hay un obstáculo que es objetivo, que implica que esa parte del paseo costero no puede atravesar la refinería. Estamos trabajando, y se ha hecho una propuesta que está en curso, hacia algunas soluciones técnicas para el tema de los olores en torno a la refinería. Para un paseo de estas características es bastante claro que la refinería de La Teja genera problemas de contaminación en el entorno. Ahí hay parte del equipo y el propio ingeniero [Rafael] Guarga -que ha generado soluciones de estas características, muy buenas en torno al saneamiento en relación al control de los olores- estamos trabajando en una propuesta y me consta también que desde Presidencia de la República se ha solicitado un apoyo en ese sentido.

Por lo tanto, ahí habría una parte de senda peatonal que no se introduce dentro de la refinería, que evidentemente es parte de esos legados de la ciudad que si uno pensara la ciudad de vuelta, no debería estar ahí.

EC – ¿Y después de la refinería cómo sigue el plan?, porque hay una serie de obstáculos también si uno va rumbo al Cerro por la costa, hay infraestructuras, edificios…

GL – Después de la refinería se inicia toda una zona… En primer lugar hay una parte de esa bahía que hay que mejorar y hay que ganarle una parte al mar.

EC – Es necesario eso, ganarle espacio al mar.

GL – Hay una parte que sí. Por otro lado el proyecto del Cerro involucra a los alrededores del eje de la calle Egipto y el borde costero. Allí hay una franja de unas 18 o 20 cuadras de la zona del Cerro, nosotros hemos puesto algunas imágenes en la página de cómo es un boceto inicial de ese diseño, que implica también una inversión fuerte en alrededor de unas 700 viviendas. Esto es para de alguna manera mejorar esa zonificación en el Cerro y convertir a un paseo marítimo. Este paseo iría desde ese borde costero que se inicia cuando uno ingresa al Cerro, en la rotonda, la idea es que uno pueda ingresar no ya por dentro sino por el borde costero, y que pueda acceder hasta la cancha de Rampla directamente y en forma mucho más segura, con un paseo marítimo importante.

EC – ¿Esa rambla le daría la vuelta al Cerro?

GL – Le daría la vuelta, conectaría con lo que hoy se conoce como la rambla del Cerro, que es la que está…

EC – Sobre la playa. Y después de la playa, ¿la rambla continuaría? Porque en teoría hay costa para seguir: la playa del Nacional, Santa Catalina, la Colorada, Punta Yeguas, etcétera.

GL – En principio el proyecto es unir hasta la actual rambla del Cerro…

EC – Llegaría hasta la actual playa del Cerro.

GL – Ya es una propuesta muy ambiciosa, pero no creo que por ser ambiciosa y audaz sea descartable. Lamentablemente nos hemos acostumbrado a que en las campañas electorales en general se discutan pocas ideas y pocos proyectos de ciudad. Yo he planteado que nosotros tenemos un proyecto de ciudad, del cual es parte esta propuesta de la rambla, hacia una ciudad más compacta, más habitable, con inversiones estratégicas que funcionen como una estrategia de acupuntura urbana. Es decir: que tocando algunos puntos clave uno pueda generar una sinergia de inversión privada potente, porque esto es parte de una inversión pública y privada.

EC – Justamente: ¿de qué orden de inversión estamos hablando, entre pública y privada?

GL – Entre la parte privada y pública son alrededor de unos 300 millones de dólares.

EC – ¿Y en qué plazo se concretaría?

GL – Alguien podrá decir que parece mucho, pero el edificio de Antel en su momento, no se sabe bien cuándo terminó, pero pongamos que costó unos 100 o 120 millones de dólares.

EC – Justamente teniendo en cuenta el monto del que estamos hablando, que es alto y que hay que conjugar inversión pública y privada, ¿de qué plazo estamos hablando para que se concrete efectivamente esta rambla al oeste?

GL – Para nosotros es una propuesta que implica llegar con esta rambla en dos períodos de gobierno porque Montevideo cumple 300 años en 11 años, y nosotros queremos preparar a la ciudad para ese festejo, porque Montevideo ya es una ciudad grande y merece obras que tengan justamente una perspectiva estratégica y ambiciosa.

 

 

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias Relacionadas