Javier Calvelo / adhocFOTOS

Stipanicic: Ancap “puede enfrentar obligaciones de los próximos meses” a pesar de no aumentar precios de los combustibles pero “si la situación sigue incambiada tendremos que pedir dinero prestado”

Foto: Javier Calvelo / adhocFOTOS

Azucena Arbeleche, ministra de Economía, y Omar Paganini, ministro de Industria, convocaron una conferencia de prensa ayer en la que anunciaron que no habrá cambios por ahora en la tarifa de los combustibles, pese a que el petróleo se encareció 30% entre diciembre y marzo.

“Entendemos que el país atraviesa momentos extraordinarios que requieren de respuestas por parte del gobierno también extraordinarias. Es un apoyo al sector productivo”, dijo Arbeleche.

La ministra advirtió que la decisión “tiene un costo” que estimó para abril en US$30.000.000, lo que se verá reflejado en “un deterioro del resultado fiscal”. 

Y añadió que es posible hacerlo “por el manejo responsable de las finanzas públicas”. “Son los ahorros obtenidos el año pasado los que permiten sostener este tipo de medidas”, señaló.

Arbeleche aseguró que cuando se decida ajustar los precios, no se tomará en cuenta lo resignado entre enero y abril.

El último ajuste de tarifas de combustibles se había efectuado en enero pasado.

Omar Paganini dijo que el gobierno “está pronto para poner a funcionar” a partir del próximo ajuste de tarifas, “el mecanismo” de variación de precio previsto en la ley de urgente consideración.

La nueva pauta tiene como referencia el denominado Precio de Paridad de importación (PPI), un cálculo teórico que efectuará la Unidad Reguladora de Servicios de Energía y Agua, sobre cuánto costaría a un importador abastecer al mercado en las mismas condiciones que Ancap.

Además se tomará en cuenta un “factor equis” que representa sobrecostos de Ancap, con la idea de iniciar un proceso que culmine en tres años con los precios al público alineados a la paridad de importación.

Los sobrecostos, según detalló Paganini, incluyen las pérdidas que arrastra desde hace varios años el negocio del pórtland de Ancap; los biocombustibles que produce la subsidiaria Alcoholes del Uruguay (ALUR) y que según dijo son “más costosos de lo que correspondería”; el subsidio al supergás, ya que la empresa estatal “lo vende por debajo de su costo”, y los “costos estructurales” de Ancap, que se trabaja en reducirlos, explicó el jerarca.

Paganini dijo que “en los tres años se van a ir cambiando reglas de juego” con el propósito de “generar incentivos para bajar los costos nacionales asociados al combustible”.

Sobre esta decisión del gobierno conversamos esta mañana En Perspectiva con el ingeniero Alejandro Stipanicic, presidente de Ancap.

¿Lo sabías?

Los contenidos periodísticos de En Perspectiva y Radiomundo están disponibles en nuestra web las 24 horas, todos los días del año. Y su uso es gratuito, para todos, sin barreras…

Eso es posible porque existe un grupo de oyentes que asumen, voluntariamente, un abono mensual. Son los «Socios 3.0 de En Perspectiva».

Te invitamos a sumarte tú también.Más información en este mensaje de Emiliano Cotelo: enperspectiva.net/socios

Destaques de la entrevista:

  • «La gestación de esta decisión tiene en cuenta todo el panorama, no solo el de ANCAP, sino que considera la situación crítica de la economía y cuál es el esfuerzo que tiene que poner cada actor en la medida de lo posible».
  • «Si una se centraliza únicamente en los números de Ancap, ayer los combustibles podían haber aumentado en el entorno de un 17% o 18%. Sin tener en cuenta ninguna otra dimensión, podían haberse dado ajustes en todos los combustibles».
  • «Nos pusimos de acuerdo por un bien común, todas las empresas del país están haciendo un enorme esfuerzo para superar esta pandemia, hay sectores de la actividad muy golpeados y no hay forma de ayudarlos».
  • «Ancap tiene una espalda muy ancha y tiene una espada del gobierno atrás, estamos lejos de estar en situación dramática pero es una situación seria».
  • «Si no hacemos absolutamente nada y siguen subiendo los costos, la espalda de cualquier empresa cae. Hay empresas petroleras en el mundo que han quebrado».
  • «Ancap cerró el año 2020 con una pérdida de solo 12 millones de dólares. ‘Solo’ porque nosotros preveíamos a mitad de año una pérdida del entorno de los 70 a 90 millones de dólares».
  • «La caja hoy está bien para los próximos dos o tres meses. Estamos en una situación de crisis fenomenal, hay mucha gente en Ancap que no duerme por esta situación, pero no es una angustia diferente a la que tiene cualquier empresario en el país».
  • «En los próximos meses la caja de Ancap puede enfrentar las obligaciones, pero si la situación sigue incambiada vamos a tener que pedir prestada plata. Ahí es donde empiezan las ayudas del Ministerio de Economía».

Agustín Dorce

Notas Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *