La Mesa Agropecuaria
¿Puede ser el agro quien lidere la reactivación de la economía?

La Mesa Agropecuaria, martes 31 de mayo.

Parte 1
El viernes y el sábado tuvo lugar en Florida una nueva edición, la 99, del Congreso de la Federación Rural del Uruguay. Entre otros discursos, el ex presidente de la gremial, Carlos María Uriarte (productor en la zona norte del país), realizó una presentación sobre el Presente y Futuro de la agropecuaria nacional. En determinado momento de la alocución aseguró que “el sector está llamado una vez más a sacar el país adelante”.

Parte 2
Hace pocos días, el 23 de mayo, la Cámara de Diputados dio media sanción a un proyecto de ley que establece un mínimo de dos años de prisión para quien cometa abigeato. De esta forma, ese delito deja de ser excarcelable. Además castiga la comercialización de un animal robado o faenado clandestinamente. En el Congreso de la Federación Rural este fin de semana el ministro de Ganadería Agricultura y Pesca, Tabaré Aguerre, destacó esta iniciativa porque, dijo, combate un delito que ataca las “ganas” de producir.

Parte 3
Telegramas.

Participaron Daniel Laborde, Andrés Berterreche, Guillermo Villa y Pablo Carrasco.

Coordinación: Rosanna Dellazoppa.

EMILIANO COTELO (EC) —Presentamos a los integrantes de La Mesa Agropecuaria.

ROSANNA DELLAZOPPA (RD) —Daniel Laborde, médico veterinario y productor de Flores; Andrés Berterreche, ingeniero agrónomo, integrante de la Comisión de Ganadería Agricultura y Pesca, exministro de Ganadería y expresidente del Instituto Nacional de Colonización; Guillermo Villa, ingeniero agrónomo, productor rural en Flores y Soriano; Pablo Carrasco, ingeniero agrónomo, socio fundador y director de Conexión Ganadera.

EC —El viernes y el sábado tuvo lugar en Florida una nueva edición, la 99.ª, del Congreso de la Federación Rural del Uruguay. Entre otros discursos, estuvo el del expresidente Carlos María Uriarte, productor en la zona de Cerro Largo, sobre “Presente y futuro de la agropecuaria nacional”. En determinado momento de la alocución, dijo: “el sector está llamado una vez más a sacar el país adelante”. ¿Qué opina la mesa sobre este mensaje?

PABLO CARRASCO (PC) —El presidente que se fue tiene un estilo que no es el que me gusta, es un poco llorón, yo tengo pánico a la imagen del campo llorón. Y en ese sentido concuerdo prácticamente con todo lo que dijo, pero voy a tratar de comentarlo en mi tono, en el tono de la esperanza y no en el tono del llanto.

Que el campo es el que va a sacar de la situación al ciudadano más citadino que hoy siente que le tocó el turno de aportar para la salida, de aportar dinero, es bastante evidente. De esto se sale con un crecimiento del agro, como ya se salió del 2001, 2002 y, salvo que alguno me arrime algún otro rubro con el que podamos dar vuelta la pisada, creo incluso que en ese sentido lo peor ya pasó, que van a volver no los precios de antes, pero van a recuperarse los precios y que está todo para que eso ocurra.

EC —Cuando decís que está todo, te referís por ejemplo a la reorganización que el agro ha tenido, a la inversión en maquinaria, a la profesionalización de sus recursos humanos. Eso es lo interno.

PC —Al mercado, eso ya está hecho y demoraría mucho en ir para atrás.

EC —Pero es un activo que hay que tener en cuenta.

PC —Por supuesto, estar prontos. Lo que se necesita ahora, lo que está faltando, la sal, es el precio, y creo que eso vuelve en un año, máximo un año y medio.

Para que el campo aporte a la sociedad tiene que crecer. El campo aporta mucho más creciendo que pagando impuestos. Y en ese sentido, para dar un ejemplo, el viento de cola que tuvimos, los precios de los commodities que ahora creo que nadie discute que fueron los que nos hicieron vivir tan buenos años, no alcanza. Es condición necesaria pero no suficiente, porque si no tenés empresas de productores que respondan a ese viento de cola no entra dinero. Hay un flagrante contraste entre Argentina y Uruguay. Tengo algunos datos que me pasó Gabriel Carballal: en 2001 se plantaron 5.000 hectáreas de soja, en 2002, 25.000 y en 2003, 75. soja Después siguió el crecimiento sin parar hasta hoy, cuando se plantaron 1.250.000 hectáreas de soja.

Si ese viento de cola, esos precios, no hubiera tenido el millón de hectáreas, nada habría pasado, absolutamente nada. Entonces es en ese sentido que creo que hay que tener claro que necesitamos empresas que quieran crecer, y creo que se han cometido graves errores que hacen que las empresas agropecuarias de hoy se parezcan mucho a las empresas argentinas del comienzo de la era Kirchner y no estarían respondiendo –a mi modo de ver– por los problemas y el daño que se les está haciendo con ciertas políticas.

Pablo Izmirlian

Editor de EnPerspectiva.net y responsable del proyecto EN PERSPECTIVA radio. Comenzó su carrera como periodista en el año 2000 en el diario El Observador. Trabajó también en Búsqueda, La Diaria, Bla, El Espectador y The Washington Post.

Notas Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*Es obligatorio poner nombre y apellido