En Perspectiva

La Mesa, edición especial: El movimiento #MeToo (i)

Facebook Twitter Whatsapp Telegram

#MeToo, "yo también". Así se llama el movimiento que se transformó en tendencia este año en redes sociales para denunciar casos de acoso sexual.

La etiqueta fue una iniciativa de la actriz estadounidense Alyssa Milano. Hace dos meses, utilizando su cuenta de Twitter, Alyssa sugirió a las víctimas de agresión sexual que dieran a conocer sus historias para crear conciencia sobre ese fenómeno. Lo hizo después de que reportajes de The New York Times y The New Yorker revelaran los abusos contra estrellas de cine cometidos por el productor Harvey Weinstein, cofundador de Miramax y The Weinstein Company.

Desde entonces, más de 80 mujeres se animaron a contar sus experiencias, que en algunos casos calificaron como violaciones. En esa lista figuran, entre otras, las actrices Mira Sorvino, Rosana Arquette, Gwyneth Paltrow, Angelina Jolie, Léa Seydoux y Salma Hayek. Y entre los denunciados aparecieron otros nombres de hombres.

El fenómeno fue reconocido por la revista Time, que nombró ‘persona del año’ a todas las mujeres que se animaron a realizar estas denuncias y de esa manera rompieron el silencio que durante décadas protegió a estos excesos.

¿Hay un antes y un después de esta campaña? ¿Cómo se extendió a otros ámbitos laborales y a otros países? Sobre estas preguntas conversamos en esta edición especial de La Mesa, con la participación de María Lorente, Ana Laura Pérez, Carina Chocano, Rafael Mandressi y Mauricio Rabuffetti.

[la_mesa type="1″]

Comentarios

3 Replies to “La Mesa, edición especial: El movimiento #MeToo (i)”

  1. Avatar Susana Gargano dice:

    Excelente! La mejor mesa. El mejor nivel. A pensar en 2018, cambios necesarios: integrantes que piensen, disciernan y presenten seriamente los temas planteados. Integrantes que no dibujen mientras se debate, no esten pendientes de su celular, no discutan y sepan intercambiar aun en el desacuerdo. "Crecer" en la Mesa y hacernos "crecer" a los que seguimos a En Perspectiva.

  2. Avatar Graciela Bacino dice:

    No hay nivel socio-cultural-económico a la hora de determinar un acoso sexual, o acoso psicológico. Cualquiera sea el acto invasivo e irrespetuoso moralmente es deplorable.
    Está bien que el tema esté en la agenda periodística. Lleva décadas bien guardadito.
    Hay muchas maneras y formas de acoso. La calumnia que destruye o intenta hacerlo, también bien puede calificarse en tal sentido. Y de ella, ¿Cómo nos defendemos las mujeres?. Un acoso destructivo, injusto, egoísta, pauperrimo, es el rumor. Vaya si perjudica! Y, ¿Cómo defenderse ante ese acoso sin rostro?¿Cómo nos defendemos de quiénes se encargan de alimentar las inventadas "telenovelas " de mujeres públicas?
    Hay muchos trapitos para sacar al sol. Y nombres que llamarían al máximo asombro!
    "El que esté libre de pecado, que tire la primera piedra."
    Éste es sin duda un tema que da para rato. Siempre y cuando se aborde con responsabilidad y criterio psico-social.
    Tal vez su tratamiento pueda generar toma de conciencia tanto en hombres como en mujeres.
    Hay mucho para analizar; vivimos en una cultura machista. Una cultura en que la propia mujer es también responsable, desde el momento que educa y forma a su hijo varón.
    Ojalá esté mojon traiga aire fresco y se instale el respeto de género. Que la mujer valga por su capacidad e inteligencia y no por sus piernas o encanto; al tiempo que la propia mujer haga valer su condición.

  3. Avatar Graciela María León Ardans dice:

    Gracias por abrir la cancha a un tema como éste, de toda la vida silenciado y ocultado. Por algo se empieza …..y aplaudo también la actitud de las actrices que tuvieron la valentía de jugarse y ponerlo en la agenda! Arriba!!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *