Archivos de la dictadura: Gobierno defiende su proyecto para hacer públicos los documentos; Crysol se opone

Foto: Javier Calvelo / adhocFOTOS

Los ministros de Defensa y de Educación y Cultura, Javier García y Pablo da Silveira, comparecieron la semana pasada ante la Comisión de Derechos Humanos integrada con Educación del Senado para informar sobre el proyecto de ley que habilita, con ciertas condiciones, el acceso público a los archivos de la dictadura.

Además de defender ese texto, García entregó copia de archivos que se encuentran en el Ministerio de Defensa por orden de la Institución Nacional de Derechos Humanos, pero que no estaban a disposición del Parlamento.

El proyecto plantea crear una nueva sección dentro del Archivo General de la Nación para manejar los documentos vinculados con el pasado reciente.

Así habló el ministro García en rueda de prensa:

«Para nosotros era como valor democrático sustantivo que se pudiera conocer toda la verdad que está en los archivos. Que durante muchísimos años esos archivos estuvieron en poder de unos muy pocos, que hubo una especie de apropiación de algunas pocas personas, que no hubo voluntad política para que se conociera toda la verdad».

Crysol, organización integrada por expresos políticos, anunció que informará a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA sobre el manejo que el gobierno está haciendo del tema, específicamente no haber tenido en cuenta la visión de las víctimas del terrorismo de Estado.

Waldir Tabárez, integrante de Crysol, hablaba así con Subrayado al respecto:

-¿Cómo toma que el ministro hable de que los archivos queman y que por eso hay gente que no quiere que se sepa?
-A nosotros no nos quema nada. Hay que decirlo con toda claridad. Primero que existen leyes que tienen que ver con estas cosas, se votaron en el 2008. Pero además, el tema a saber es de qué archivos hablamos cuando hablamos de archivos. Pero además, un archivo es complejo de manejar, hay que entender que no se trata solo de decir ‘son públicos’. Es mucho más útil que los tenga un juez o un fiscal que esté investigando estos casos, a que los tenga yo.

Sobre estas objeciones, el ministro García respondió que se estaba tratando de poner “una mordaza” para que no se conozcan los archivos.

La Mesa de los Lunes con Mariana Álvarez, Miguel Brechner, Martín Bueno y Agustín Iturralde.

Viene de: ARU criticó “atraso cambiario” y lo vinculó con déficit fiscal, que volvió a subir

***
Documento relacionado: Proyecto de Ley sobre reunión, organización y conservación de documentos relativos al pasado reciente y a las violaciones de los derechos humanos – MDN

En Perspectiva

Periodismo con vocación de servicio público. Conducen Emiliano Cotelo y Romina Andrioli. Con Gabriela Pintos, Rosario Castellanos y Gastón González Napoli. Producción: Rodrigo Abelenda y Florencia Nobelasco. De lunes a viernes de 7 a 12 en Radiomundo 1170.

Notas Relacionadas

5 Comentarios

  • Muy escueto lo mio.

    El epicentro del tema es que los archivos de la dictadura pueden ser CONFUNDIDOS con la «verdad»
    Esos archivos constan de actas elaboradas con declaraciones obtenidas bajo apremios (tortura, violaciones…ABERRACIONES)

    El ministro García se llena la boca pronunciando palabras altisonantes: mordaza, terrorismo…y encabeza el ministerio MENOS transparente del Gobierno (le recomiendo que averigüe de las transas de los almacenes del ejército, le compete)

    Transparencia para todos dice el señor, yo quiero saber que dicen los chats de Astesiano con el Presidente, qué pasó con los otros tres teléfonos del susodicho, porqué se declararon reservados por 15 años los de ese señor con el renunciado Capreti, qué pasó que no se pueden encontrar los documentos (informes que sí existen) y el poder judicial le obligó al ministerio de defensa a entregar en la acción jurídica de Ceretta…Transparencia por supuesto que sí, algunas otras cosas que no voy a enumerar por economizar espacio en ésta página también quiero saber y no sólo yo.

    • Pues lo felicito, porque si sabe eso de los archivos, será porque logró acceder a ellos, pese a que estaban guardados bajo reserva.
      ¿Y cómo llegamos a la verdad, entonces? ¿Acaso pensamos que los pocos militares que van quedando que participaron en aquellos hechos, van a venir compungidos a contar todas sus acciones? ¿ Y nos vamos a dejar llevar así no más por esos relatos? Por favor; tenemos que recopilar toda la información que vaya apareciendo, y que un equipo se encargue de estudiarla y hacer las comprobaciones accesorias para confirmar o descartarlas. Un poco como la investigación que se está haciendo ahora, a un médico que participó en las torturas que terminaron con la vida de Vladimir Roslik (que, dicho sea de paso, para mí fue un balde de bleque que le tiraron al Gral Medina, que era el jefe de esa región militar en 1984 y ya se sabia que sería el comandante máximo para la salida próxima de la dictadura).

  • Penosa comparación la suya Jorge, un balde de bleque con un hombre (médico de apellido ¡ruso!) asesinado por torturas.
    Medina fue protagonista, cómplice de los hechos, hechos de los que sabía pelos y señas y se encargó de ocultar, un ser nefasto y temido por Sanguinetti quien decidió darle el feudo militar porque era funcional a su estrategia.

    Si usted cree que tales archivos son difundidos en pos de la verdad, lamento su candor, se quieren exponer con el fin de propaganda, para ser preciso, la teoría de los dos demonios (la disputa de la ascendencia sobre el ejército subyace, es entre García que intenta y Manini que ostenta)

  • No entendió el ´símil que yo hice. No comparé al Dr. Vladimir Roslik con un balde de bleque (¡por favor!). Lo que quiero decir es que, a esa altura de la dictadura, cuando ya se entreveía la salida próxima, cuando ya los militares habían abandonado sus ideas de «democracia tutelada» y otras cosas, no se justificaba un crimen así; ni siquiera con la lógica perversa de años anteriores. Sí, se sabía que el Gral. Medina iba a ser el Comandante en Jefe del Ejército siguiente, que conduciría el proceso de transición hacia el régimen democrático. Y entonces, algunas fuerzas ocultas dentro del propio ejército idearon ese crimen para manchar su figura (de ahí lo de «balde de bleque»). Ojo: no tengo absolutamente ninguna prueba de lo que digo; es pura conjetura, pero ésa es la idea que siempre tuve; desde aquella época.
    Y en cuanto a la «teoría de los dos demonios», algo de cierto hubo en ella, porque hubo dos bandos enfrentados. Pero eso no alcanza ni de cerca para explicar todo el proceso de caída de nuestro régimen republicano democrático; hubo causas de carácter interno y otras de carácter internacional. Yo por eso hablo de la teoría de los «mil» demonios.
    Saludos.

    • justo porque sí entendí el símil, es que me tomé el tiempo de señalárselo Jorge

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*Es obligatorio poner nombre y apellido