Dos intendentes modifican sus sueldos ante dificultades económicas

Esta semana, dos intendentes blancos del interior del país anunciaron que renunciarían total o parcialmente a sus sueldos, ante las dificultades económicas que atraviesan las arcas de sus administraciones.

Primero lo hizo la intendenta de Lavalleja, Adriana Peña, quien decidió postergar el cobro de su salario (fijado en $ 186.000) durante los primeros meses de gobierno, como medida «ejemplarizante» para afrontar el déficit económico de la comuna, según publicó el diario La Unión de Minas.

Esta semana se supo que su par en Treinta y Tres, Dardo Sánchez, también del Partido Nacional, decidió tomar una medida similar y redujo su salario en $70.000, un 35% de los 208.000 que le correspondería cobrar. La decisión, también alcanza a los salarios del secretario y el prosecretario general, así como el de los directores de la intendencia, que están ligados porcentualmente al sueldo del intendente.

Este fue uno de los temas tratados en La Mesa por Mauricio Rosencof, Juan Grompone, Alejandro Abal y Gonzalo Pérez del Castillo.

Wilmar Amaral

Notas Relacionadas

1 Comentario

  • Y respecto del señor Antía, ¿qué novedades tenemos?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*Es obligatorio poner nombre y apellido