Fuga de delincuente de la cárcel de Santiago Vázquez: Gobierno da versiones distintas

Foto: Javier Calvelo / adhocFOTOS

El ministro del Interior, Luis Alberto Heber, sostuvo ayer que todavía está en curso la investigación sobre la fuga del delincuente Hugo Pereira de la cárcel de Santiago Vázquez.  Heber hizo esta aclaración luego de que en los últimos días, en salidas públicas, dio por buenas dos versiones distintas sobre cómo había ocurrido el escape.

Pereira desapareció de la cárcel el 14 de agosto. El miércoles 25 Heber señaló que el preso se escapó caminando por la puerta principal de la cárcel, vestido de Policía. Heber agregó que el hecho era “preocupante” e incluso anunció que iba a haber sumarios adentro de la cárcel (esta versión fue avalada por la pareja de Pereira, en el programa Santo y Seña el domingo).

El jueves 26 el narcotraficante fue recapturado en un bar en 18 de Julio y Gaboto. Tras tomarle declaración, el Ministerio del Interior cambió la versión original. “Luego de tomarle declaración a la persona privada de libertad recapturada anoche, éste dijo que su fuga se dio por el alambrado perimetral detrás de los módulos 6 y 8. Agregó que salió con ropa civil y una mochila para cambiarse, encontrándose la ropa usada y el alambre roto”, escribió la cartera en Twitter el 27 de agosto. Horas después Heber agregó en la misma red social: “Todo lo señalado por el recluso ha sido comprobado, por lo que descartamos que se haya fugado por la puerta y tampoco uniformado”.

Sin embargo, el lunes, el Ministerio de Defensa, que está a cargo de la custodia perimetral de las cárceles, puso en duda esa explicación. No hay “ningún elemento concluyente” de que la versión del delincuente, a la que se acoge Interior, sea la real, dijo el ministro Javier García.

Ayer Heber matizó sus dichos y sostuvo que habló en base a “suposiciones” y a requerimiento de los periodistas.

Ante la pregunta de un reportero, Heber comentó que la fuga “no es insólita”.

No, insólito fue que se escapara de Cárcel Central el narcotraficante [Rocco] Morabito y que desapareciera durante muchos años. Este es un señor que consumía droga y traficaba droga dentro del penal, no es un narco.

El Frente Amplio, por su lado, anunció que convocará al ministro al Parlamento para que explique las razones de la fuga.

La Tertulia de los Miércoles con Miguel Brechner, Leonardo Costa, Patricia González, Agustín Iturralde.

Continúa en…

¿En qué está la recuperación económica?

82 años del comienzo de la Segunda Guerra Mundial… Y otros telegramas

En Perspectiva

Periodismo con vocación de servicio público. Conducen Emiliano Cotelo y Romina Andrioli. Con Gabriela Pintos, Rosario Castellanos y Gastón González Napoli. Producción: Rodrigo Abelenda y Agustina Rovetta. De lunes a viernes de 7 a 12 en Radiomundo 1170.

Notas Relacionadas

2 Comentarios

  • Vaya uno a saber porqué imperio del apuro se incurrió en verborrea contradictoria y hasta inverosímil, salir a dar una explicación presuntamente definitiva y otra distinta y otra más.
    La pregunta: ¿por qué? no es menor entonces, pues quedó abierta la ventana para que entren variad tonalidades de suspicacias.
    No me parecía imprudente ni omiso que el Ministro simplemente contestara: «se está investigando y apenas haya novedades sólidas se comunicarán».

    El otro tema de crónica roja -a la cual no tengo predisposición- que me llamó la atención, fue el asesinato del «Buñuelo»; mas allá de lo torpe que dicho sujeto decidiera afincarse en el mismo lugar donde ultimaron a cuatro de sus cinco hermanos, el hecho traspasa la lógica de ajuste de cuentas o venganza, para instalarse en el plan de exterminio.

  • Si no fuera cierto, sería una buena audición del «comisario de Cerro Mocho». Hace unos días Heber hablaba del narcotraficante, pero ahora parece que no tiene título. Se comporta como tal porque trafica drogas, tiene antecedentes por tráfico de estupefacientes, pero bueno. Ejerce sin título porque la profesión no está colegiada. Cuando lo creían narco, se fugó por la puerta disfrazado de guardia. Ahora que es un malandrín, se le escapó al ejército. Javier García se apresuró a sacar la pata del lazo.

    Heber dobla la apuesta, porque el tema es ver a quién criticar: Insólito es que se fugara un preso que mueve 60.000 millones de dólares por año de una cárcel en plena ciudad. A Heber en cambio se le fugó un malandrín de poca monta de una cárcel que parece un campo de concentración, con varios cercos custodiados por el ejército con guardias con orden de tirar.

    En fin, nosotros los simples ciudadanos no sabemos cómo se fugó. El día que haya una versión oficial, está en nosotros creerla o no. Todas estas idas y venidas obviamente le quitan credibilidad a lo que sea que ofrezcan como versión definitiva cuando dejen de contradecirse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*Es obligatorio poner nombre y apellido