Lacalle Pou le transmitió a Israel su «solidaridad» en medio de escalada de violencia con Palestina

Foto: Mohammed ABED / AFP

El embajador de Israel, Yoed Mogan, dijo ayer que su país “está agradecido” con el presidente Luis Lacalle Pou por la postura que asumió el gobierno de Uruguay en torno a la escalada de violencia que se ha dado en los últimos días entre la nación hebrea y Palestina, la peor en siete años.

En entrevista con radio Sarandí, Mogan valoró que Lacalle Pou se haya comunicado con él el martes para expresarle “la solidaridad del pueblo uruguayo con Israel” en este momento de tensión:

Agradecemos el hecho de que Uruguay condenó el terror por parte de los palestinos. Acá no hay una ecuación moral, no puede haber una comparación. Cuando una organización de terror ataca a los civiles de un país, el país, el Estado, se tiene que defender. Y eso lo estamos haciendo con todas las precauciones posibles.

Mogan también valoró el voto contrario de Uruguay a varias resoluciones de Naciones Unidas, que consideró “antisraelíes”. “Ha habido un cambio importante en los votos de Uruguay hacia Israel en el último año, y estamos agradecidos con el gobierno de Lacalle porque en ocho o nueve resoluciones cambiaron el voto, y para nosotros es un paso significativo. Esperamos que siga y estamos convencidos de que va a seguir», añadió.

El martes, a través de un comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores Uruguay, Uruguay expresó “su firme condena ante la realización de actos terroristas y el recrudecimiento de los ataques perpetrados desde Gaza contra el territorio israelí”.

La nota del gobierno uruguayo también señaló “su profunda preocupación por los hechos de violencia” que dejaron “un alto número de personas muertas y heridas”, y pidió que “israelíes y palestinos recobren decididamente el camino de las negociaciones”.

La Tertulia de los Jueves con Gloria Robaina, Martín Couto, Daniel Supervielle y Esteban Valenti.

[la_mesa type=»1″]

Candela Stewart

Notas Relacionadas

1 Comentario

  • «Imposible no desarrollar cierta triste ironía de como el ocupado se vuelve ocupante, el oprimido, opresor; la facilidad con que la víctima de ayer se vuelva el verdugo de hoy»
    Amos Oz (Contra el fanatismo)

    La funcionalidad recíproca entre Hamas y Netanyahu para mantener sus respectivos estatus de poder favorece al segundo por obvia asimetría de poder bélico.
    La paz en cambio, no solo es desfavorecida, sino que también es traicionada; así, cualquier intento de convivencia con algún, aunque sea mínimo, ribete de justicia, es una opción predescartada, un imposible, un desarrollo de trágica ironía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *