La Mesa

Mujer que arengó a niños a cantar proclamas feministas en Paysandú pidió disculpas

Facebook Twitter Whatsapp Telegram

Lourdes Díaz, integrante del Colectivo Feminista de Paysandú, pidió disculpas ayer por haber arengado a un grupo de niños para que cantaran proclamas feministas durante la marcha organizada el pasado viernes en la capital sanducera en repudio al asesinato de Giuliana Lara y su hijo Mateo, de ocho años.

En el video, que circuló en redes sociales, se puede ver a Lourdes Díaz ubicada frente a un grupo de niños instándolos a cantar: “y tiemblen, y tiemblen, y tiemblen los machistas, América Latina va a ser toda feminista”. Los menores llevaban pancartas con frases como "Siempre con nosotros" y "Justicia por Giuliana y Mateo".

Los organizadores de la marcha rechazaron la intervención de Díaz y aclararon que no tuvieron nada que ver con el episodio.

Por su lado, el presidente del Instituto del Niño y Adolescente del Uruguay, Pablo Abdala, informó el domingo a través de su cuenta de Twitter que "la manifestación será analizada" en virtud de los cánticos. Además, en redes sociales varios usuarios lanzaron insultos contra Díaz.

También hubo respuestas por parte de actores políticos, por ejemplo, el senador de Cabildo Abierto, Guido Manini Ríos dijo que le parecía “lamentable” que se utilice a niños para “impulsar una ideología de género que solo provoca división y odio”

Ayer, luego de toda esta polvareda, Díaz pidió disculpas por lo sucedido, pero recalcó que ella no vulneró “ningún derecho”. Afirmó que los niños estaban acompañados de sus padres, quienes en ese momento ejercían la patria potestad.

El Colectivo Feminista de Paysandú, en tanto, presentará una denuncia por difamación ante Delitos Informáticos, por las agresiones que recibió Díaz en redes sociales.

La Tertulia de los Miércoles con Patricia González, Agustín Iturralde, Juan Pedro Mir y Desireé Pagliarini.

Viene de:
Heber removió a director nacional y subdirector de la Policía Nacional
¿Le conviene a Uruguay co-organizar el mundial de 2030? ¿Está nuestro país en condiciones?

Comentarios

4 Replies to “Mujer que arengó a niños a cantar proclamas feministas en Paysandú pidió disculpas”

  1. Avatar Juan Torres dice:

    Las noticias, noticias son y requieren escalafón.

    Pasamos de un bruto que ASESINÓ a su hermana y sobrino y los PICÓ como a un salamín, a una señora efusiva que hizo CANTAR a los niños algo que no entendían, como tampoco entendían que estaban duelando, y además la doña pidió PÚBLICAS DISCULPAS por su exabrupto.

    No conozco a la fiscal, vi la conferencia de prensa, lucía locuaz, acaso muy locuaz y con gesto contento por haber anudado las pruebas; lo del gesto fue inoportuno.
    Tampoco conozco al jefe de policía que le acompañó, en algún momento la interrumpió con otra gestualidad, sobria y recatada, atinada al tenor de los hechos.

    Madre e hijo, las víctimas, tenían familia, amistades, círculo de conocidos, vecinos ¿nunca nadie sospechó nada? porque denuncia no había ninguna, ni una; es penosa mi otra pregunta ¿optaron por el no te metás?
    La marcha con los niños y todo pidiendo justicia, es una válvula de escape de la rabia, también de la conciencia; no seré yo juez social de nadie.

    Este tema de la tertulia, que no es el hecho, sino ANÉCDOTA consecuencia del hecho, vale poco.
    Mir sentencia que los niños fueron EMBOSCADOS, cuando se entere cómo y cuántos niños fueron emboscados para ser abusados, justo por aquellos que inundados de culpa por la dogmática perversión del celibato, usaron su poder en silencio para hacer lo que a los niños hicieron; justo los mismos que en su institución relegan a la trastienda a las mujeres, los mismos que no por casualidad inventaron la ideología de género y se escandalizaron por la notoria y leve metida de pata de una FEMINISTA; cuando Mir se entere quizás, le cambie el significado de la palabra emboscar.

  2. Avatar Jorge Laviano dice:

    Comparto el punto de vista del Sr. Mir. Esto era una marcha de duelo por una muerte, consecuencia de un acto singular de violencia, y esa señora se metió a manifestar por algo mucho más grande, sin relación temporal ni local con el hecho original. Y, para peor, se puso a arengar a los niños para que corearan con ella su consigna. ¿Les parece que no es agresivo gritar "tiemblen los machistas"? ¿Y que no es algo violento, no sólo para los chiquilines, sino incluso para sus padres, decirle en ese acto y en la cara que no están de acuerdo con su consigna? No es que esa señora deba pedir disculpas si alguien se ha ofendido; es que debe guardar ubicación y compostura para hacer sus manifestaciones.
    Y que me perdone Patricia González, pero la actitud de muchos grupos feministas es ideológica en cuanto parten de presupuestos para hacer sus consideraciones, como el pretendido hecho de que ‘varones y mujeres somos todos iguales, y las diferencias son sólo construcciones sociales". No, señora; varones y mujeres tenemos diferencias anatómicas, fisiológicas, y hasta temperamentales, producto de la distinta función que cumplimos en la reproducción. Y debe ser respetando esas diferencias que se construya la relación entre los distintos sexos (o "géneros’, como se los llama ahora).

  3. Avatar Leonardo Nidingas dice:

    Voy por el camino del medio entre Torres y Laviano:

    Sobre el tema de lo que hizo Díaz: A mi en reglas generales me parece una mancha más al tigre, pero no le asigno la gravedad que se dice. Comparto el principio general que enuncia Mir, pero creo que no inventó nada esta persona. No es diferente a cuando llevan a los niños a un estadio para hacerlos hinchas de un cuadro de fútbol o cuando se les adoctrina a cantar a voz en cuello "la patria o la tumba" (concepto espantoso si los hay, metido en nuestro himno). Se les hace jurar morir por la bandera, otra cosa que se me hace horrible. El Estado hace lo que hizo esta señora. El fútbol, otro tema del que hablaron hoy, también se cree con derecho a adoctrinar niños a través de sus padres. Las religiones proselitistas, como bien dijo González, no se quedan atrás. ¿El derecho a "elegir la educación de los hijos", no tiene también esa componente de adoctrinamiento religioso en muchos casos? Aprovecho para mencionar que la "patria potestas" es la autoridad legal del padre sobre los hijos (en latín). la patria potestad sí es un concepto de orígen patriarcal porque Roma sí era patriarcal. Escudarse en la patria potestad si se está en contra del patriarcado, al menos etimológicamente es un oxímoron.

    Sobre la razón de la manifestación: La violencia física y sobre todo el homicidio son una cuestión esencialmente masculina. Murieron asesinadas 24 mujeres el año pasado, dice Mir, pero sobre casi 400 asesinados. El resto son todos HOMBRES asesinados por HOMBRES. Las mujeres condenadas por matar hombres son seguramente un dato absolutamente anecdótico, pero tampoco también las mujeres condenadas por matar mujeres. El asesinato y en general la violencia física no forman parte del rol de género femenino en esta sociedad, que no patriarcal, pero sí sexista. De cualquier forma, un asesinato es un asesinato, no una estadística. Cada asesinato cuenta y duele. Pero basta de poner a los hombres como verdugos de las mujeres y hablar de un enorme problema estructural cuando ese es un comportamiento totalmente marginal. Parte de las victorias injustificadas que tiene el feminismo hegemónico es la de construir ese relato donde la patología se transforma en regla y se designa a la mitad de la sociedad como confabulada para oprimir a la otra mitad. Y no soy de derecha, como no lo es Hoenir Sarthou, condenado al ostracismo desde que no comulgó con este imperativo ideológico.

    Sobre el discurso de odio del feminismo hegemónico: Esta militancia fanática y de discurso de odio ha ido in crescendo con el tiempo. Empecé yendo con mi señora a las marchas del 8M hace años, en un momento en el que hubo una racha impactante de asesinatos de mujeres, con una saña terrible además. La marcha no era como las organizaciones la formatearon desde hace unos 4 o 5 años. Era una marcha de gente que creía que marchaba por la igualdad entre hombres y mujeres, por la no violencia. Nosotros creemos firmemente en eso, como lo creían en la revolución rusa.: mujeres en la política, en las fábricas, en las granjas colectivas, en la guerra si no hay más remedio, en todos lados a la par, hombro con hombro y sin cuotas ni odio al hombre. Lamentablemente la cosa fue mutando, primero con cosas que no atentaban contra esa idea, pero que sí eran una ostentación de violencia innecesaria para una causa que venía prendiendo bien en la sociedad, con mucho consenso en el poder político. Empezó aquella historia de que le tiraban pintura a la iglesia del cordón, por ejemplo (institución por la que no tenemos ninguna simpatía ni creemos en su dogma). Pero la organización se desmarcaba, no criticaba mucho, pero tampoco era parte de las consignas. La respuesta era el ya clásico "hablan de esto cuando el foco debería estar en aquéllo", culpabilizando al molesto que les hacía notar el tema. Luego empezamos a ver carteles que decían "muerte al macho" y eso ya como que no estaba muy bueno. Claro, aparece el recurso de la polisemia (o del eufemismo, que es una variante). Preguntamos a alguien que llevaba uno y nos explicaron que era la muerte a la cultura machista y que "el macho" es el hombre golpeador, el machista, el enemigo opresor. Es decir, a priori no era a mi a quien iban a matar quienes yo pensaba que estaban marchando contra la muerte (muerte de mujeres, pero que es mala en tanto asesinato y no por quien muere). Tampoco era una muerte real, no era la pena de muerte para cierto tipo de conductas, era una muerte simbólica. Y bueno, a esta altura era como "vas a correr gallina" en una tribuna: un movimiento contra la violencia que adoptaba consignas dignas del más rancio machismo de hinchada de fútbol. Pero bueno, cuando la causa es noble, hay que estar y eso pensaba mientras marchaba junto a un cartel que precisaba un manual parta leerlo y no considerarlo una apología del odio inaceptable.

    Cuando esta señora dice que "tiemblen los machistas", cabe la pregunta de si los machistas somos por ejemplo quienes cuestionamos algún argumento del feminismo hegemónico o si se refiere a esos hombres que mataron mujeres el año pasado. Roxana Kreimer, cuyo ensayo "el machismo no existe más" recomiendo, se identifica como feminista. Le han dicho de todo, entre otras cosas machista. ¿podría ser parte de los machistas que deben temblar? Ya lo de que "tiemblen" no parece ir mucho de la mano con el discurso contra la violencia, pero bueno, supongo que es que tiemblen sus convicciones, sus valores, las viejas estructuras, las raíces de los árboles…. yo que sé, con ganas se le encuentra la vuelta, pero es un grito de guerra que no quiere convencer sino aterrorizar, doblegar la disidencia.

  4. Avatar Leonardo Nidingas dice:

    Perdón, el ensayo de Kreimer es "el patriarcado no existe más", no el machismo, que eso pervive, desde luego. Por cuestionar eso y otras cosas como el "techo de cristal" la excomulgaron del feminismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *