Referéndum LUC: ¿Qué dejó el debate entre Andrade y Manini Ríos?

Foto: Javier Calvelo/ adhocFOTOS

Buena parte de la atención política estuvo puesta ayer en el debate entre el senador frenteamplista Oscar Andrade y su par de Cabildo Abierto, Guido Manini Ríos, sobre artículos de la Ley de Urgente Consideración que serán sometidos a referéndum el próximo 27 de marzo.

El intercambio, que duró más de una hora, se desarrolló en el Centro Comercial e Industrial de Florida. 

Previamente cada uno de los senadores eligió dos temas a abordar: Guido Manini Ríos propuso seguridad pública y educación; Óscar Andrade, el régimen de alquileres sin garantía y la regulación del derecho de huelga.

Pareciera que para el gobierno el problema es el trabajador cuando se organiza, y ahí altera uno de los pilares básicos de la defensa del derecho laboral: negociación colectiva, sindicatos y derecho de huelga. Y lo hace, para que en opinión del Instituto de Derecho del Trabajo de la Universidad de la República, en versión taquigráfica cuando va al Parlamento, sostiene lo que en buen romance es otorgar patente de corso para la utilización de rompehuelgas (Andrade).

¿Quién le resarce el salario, el jornal, al que no puede ir a trabajar obligadamente contra su voluntad? ¿Por qué tiene que sufrir violencia física y psicológica el trabajador que quiere ir a trabajar? ¿Por qué un empresario tiene que sufrir la rotura de su materia prima y su maquinaria? Lo vimos en Friopan. Crremos que lo que le molesta al senador Andrade es la libertad de adherir a medidas que se toman por una ínfima minoría. Si quieren entrar a trabajar tienen que convencerlos a todos. Esa es la forma democrática. No a prepo. (Manini Ríos)

 

La Tertulia de los Miércoles con Mariella de Marco, Agustín Iturralde, Oscar Sarlo y Patricia González.

 

Continúa en…

Lacalle Pou en la Expo Dubai: “Estamos convencidos de que el sector privado es el que hace al país pujante”

Una semana de despedidas en el Frente Amplio… Y otros telegramas

Candela Stewart

Notas Relacionadas

1 Comentario

  • ¿Qué dejó el debate? Que el análisis que se hace sea púramente semiótico muestra que no dejó nada de provecho para decidir el voto. No creo haber escuchado ni un argumento que ya no conociera. ¿Alguien va a decidir su voto por el lugar hacia donde mira un polemista en un debate? Hay que estar desesperado por encontrar razones para hacer eso. Como debate ideológico estuvo pobrísimo. El debate de Andrade con Talvi estuvo mucho más interesante porque hablaron de temas menos trillados y más de ideología y política general. Debatir sobre los 135 artículos de la LUC ya cuesta bastante porque los argumentos fuertes de cada lado son pocos y ya se dijeron hasta el cansancio.

    El problema de estos debates televisados en vivo es ese. No es fácil evitar que se vuelvan un show centrado en los debatientes. Termina importando más la capacidad de improvisar y reaccionar a una crítica, tratando siempre de dejar mal parado al otro. Podríamos perfectamente sustituírlos por payadas políticas, lo que como espectáculo sería mucho más divertido y como espacio de reflexión aportarían más o menos lo mismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*Es obligatorio poner nombre y apellido