Senado discute proyecto de Cabildo Abierto para dar prisión domiciliaria a presos mayores de 65 años

Foto: Javier Calvelo – adhocFOTOS

La Comisión de Constitución y Legislación de la Cámara de Senadores comenzó a discutir un proyecto de ley presentado por Cabildo Abierto para que los privados de libertad mayores de 65 años cumplan su condena en prisión domiciliaria, con tobillera electrónica y con controles frecuentes del Ministerio del Interior.

En la exposición de motivos, los senadores Guillermo Domenech y Raúl Lozano afirman que el proyecto busca “la protección de la salud, integridad física y psicológica de personas de edad avanzada, catalogadas como de mayor riesgo por los organismos nacionales e internacionales”. Los dos senadores entienden que la prisión domiciliaria para los mayores de 65 años está dentro del “principio de humanidad”. Según afirman, “encuentra su justificación en el principio de humanidad o trato humanitario en la ejecución penal ante la situación de superpoblación del sistema carcelario, agravada por la emergencia sanitaria causada por la pandemia”.

Sin embargo, la iniciativa no está libre de polémica ya que beneficiaría a los reclusos imputados por delitos cometidos en la dictadura militar.

 

La Tertulia de los Jueves con Martín Couto, Cecilia Eguiluz, Daniel Supervielle y Esteban Valenti.

 

Continúa en…

«La LUC No es Uruguay»: El eslogan de la campaña para derogar 135 artículos de la LUC

Un homenaje a la democracia uruguaya en Rivera… Y otros telegramas

 

En Perspectiva

Periodismo con vocación de servicio público. Conducen Emiliano Cotelo y Romina Andrioli. Con Gabriela Pintos, Rosario Castellanos y Gastón González Napoli. Producción: Rodrigo Abelenda y Agustina Rovetta. De lunes a viernes de 7 a 12 en Radiomundo 1170.

Notas Relacionadas

1 Comentario

  • Este asunto es un hueso duro de roer, como dijo alguno, y para algo más que el Partido Colorado…
    Yo me voy a permitir formular algunas precisiones que no estuvieron en la consideración de los contertulios. En primer lugar, lo que plantea es que la prisión para esas personas sea realizada en su domicilio, con control por tobillera. Se da entonces por entendido que los procesos y las sentencias fueron bien dictadas, cosa que ha estado en discusión.
    En segundo término, lo único que varía para esas personas es que no van a estar más en una cárcel, pero van a seguir siendo sentenciados en cumplimiento de una condena, y por lo tanto, no tendrán otros derechos que tienen las personas libres: no podrán votar, ni tener actividad política, ni social, ni otra, salvo lo que puedan hacer en su propio domicilio. No podrán, por ejemplo, ir a un club a practicar deportes, ni a una reunión social, ni a visitar a sus nietos (tendrán que venir éstos a su domicilio), ni otras que uno pueda imaginar. Para que esto fuera posible, habría que establecer una amnistía, o un indulto, tras lo cual volverían a ser personas libres en ejercicio de todos sus derechos, pero esto no es lo que se ha planteado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*Es obligatorio poner nombre y apellido

[ep-ad code="mode_300x250_nota_mo_2"]