¿Qué sucederá con el espacio wilsonista dentro del Partido Nacional?

Foto: Jorge Larrañaga durante el acto de lanzamiento de su campaña como precandidato en la explanada de la intendencia de Montevideo. Crédito: Javier Calvelo / adhocFOTOS

En los últimos 20 años, Jorge Larrañaga se erigió como el principal referente del ala wilsonista del Partido Nacional pese a que su sector Alianza Nacional, fue sufriendo el desgajamiento de varios dirigentes.

Así se refería al wilsonismo Larrañaga, hablando en un desayuno de ADM en 2019:

Pertenezco y promuevo un proyecto wilsonista basado en una visión humanista, libertaria e inclusiva. Una visión desarrollista, descentralizadora y generadora de igualdad de oportunidades. El wilsonismo es un proyecto de desarrollo nacional integral que no ha gobernado nuestro país y que creo que es el mejor proyecto. Supone el remedio para algunas enfermedades que el país registra desde hace mucho tiempo y que puede suturar heridas profundas que tenemos en nuestro tejido social. 

Con el fallecimiento de Larrañaga, ¿qué pasa ahora con el espacio wilsonista del Partido Nacional?

La Mesa de Análisis Político con Fernanda Boidi, Federico Irazabal, Daniel Chasquetti y Antonio Cardarello.

[la_mesa type=»3″]

Candela Stewart

Notas Relacionadas

1 Comentario

  • Lo curioso es que hay wilsonistas pero no hay wilsonismo. A menos que ser wilsonista sea un sentimiento, una seña de identidad. El PN hace tiempo que en los hechos no tiene el menor debate interno en términos de filosofía política. Hay unanimidad herrerista y eso es la prueba cabal de que el wilsonismo no existe.

    Para que en un partido haya diferentes sectores deben existir matices filosóficos. Estos se tienen que notar en los grandes temas que determinan una política de gobierno, principalmente en economía. ¿Cuańto hace que no hay discusión interna en el PN con contenido ideológico? Yo recuerdo la última en la elección del 89, cuando ganó Lacalle Herrera pero el Movimiento Nacional de Rocha era el 10% del electorado nacional y 1/3 del electorado del PN. Luego desgraciadamente el gobierno se comió al MNR, que quedó como una fuerza testimonial que votaba bajo protesta todo lo que le pedía el gobierno.

    No en vano el FA no paró de crecer: gente del MNR y PLP y batllistas, todos huérfanos de sectores que levantaran en su partido las banderas del Estado de Bienestar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*Es obligatorio poner nombre y apellido