Ernesto Talvi acuerda su salida programada de la Cancillería

El canciller Ernesto Talvi le planteó al presidente Luis Lacalle Pou su intención de dejar el cargo de ministro de Relaciones Exteriores, según declaró él mismo en Búsqueda.

El canciller dijo al semanario: “En un futuro no lejano aspiro a un cambio de rol en la coalición (de gobierno) para asumir el liderazgo de Ciudadanos, el sector mayoritario del Partido Colorado y socio indispensable para darle al país gobernabilidad y estabilidad”.

Luego de una serie de trascendidos que circularon anoche en redes sociales, Talvi emitió a última hora de ayer un mensaje en Twitter en el que desmintió “de manera terminante” que hubiera presentado renuncia.

Talvi señaló que su decisión se fundamenta en que, “con la situación sanitaria del país bajo control y la tarea humanitaria de Cancillería vinculada a la pandemia casi concluida, la crisis económica y sus repercusiones sociales pasan a ser los desafíos fundamentales que el país debe enfrentar”.

El canciller dijo que su idea no es por le momento asumir la banca en el Senado, tampoco aspira a sustituir en el cargo de secretario general del Partido Colorado a Julio María Sanguinetti. Sostuvo que prevé dirigir el sector Ciudadanos “sin investiduras”; también que quiere “jugar en toda la cancha” y liderando a su agrupación, “a los representantes en el Ejecutivo, a la bancada legislativa y a los equipos técnicos, y aportando a la calidad de las decisiones gubernamentales en un espectro más amplio de temas” que los que supone su posición actual.

La Tertulia de los Jueves con Martín Couto, Daniel Supervielle, Carlos Ramela y Esteban Valenti.

[la_mesa type=»1″]

***
Foto en Home: Ernesto Talvi en la Torre Ejecutiva. Crédito: Santiago Mazzarovich / adhocFOTOS

Candela Stewart

Notas Relacionadas

3 Comentarios

  • La nueva normalidad en usufructo de la libertad responsable, hace que para adelante todo lo posible y para atrás todo lo necesario, además de salidas programadas.
    ¡Oia! mire usted que pedazo de guión sin nueces y con alta resonancia.
    La siesta, mas larga o mas breve, termina cuando uno se despierta; y si, se despierta.

  • Esteban, de verdad piensa que lo decidió él, Talvi, su salida? Mmmmmmm Me parece que le está atribuyendo condiciones extraordinarias de un gran político ideal que está en la cabeza del tertuliano, pero no condice con la realidad.

  • La derecha, al mismo tiempo que está unida en el proyecto económico y en cerrarle el paso al FA, tiene sectores que objetivamente compiten por el gobierno. Eso es lo curioso, porque las diferencias entre ellos son mínimas, pero hacen mucho ruido por la lógica de la competencia electoral en una coalición. Eso además muestra que a nadie le importa mucho este gobierno, sino usarlo como un trampolín para el futuro.

    Talvi se encuentra en una situación un poco incómoda, porque como ministro no puede marcar perfil y diferenciarse del gobierno. Tampoco puede gravitar mucho en el PC, donde Sanguinetti perdió la interna pero se le desmanda y lo desautoriza cuando le da la gana. El mismo Talvi dijo públicamente que no le volvería a ofrecer a Sanguinetti la secretaría general del PC y que le dijo a Lacalle que los cargos del sanguinettismo los negocie directamente con Sanguinetti. Dicho de otro modo, Sanguinetti y el sanguinettismo no creen deberle obediencia, lealtad o siquiera consultas a Talvi, que electoralmente es el líder indiscutido del PC.

    Manini no quiso ministerios por eso mismo, porque desde afuera puede criticar cuando le venga bien, participar del gobierno con gente que lo respeta y le está subordinada y él marcar perfil desde el parlamento. Teniendo un electorado comparable al del PC, CA está mejor instalada en la coalición para proyectarse electoralmente y tratar de poner al próximo presidente. Igual, en la segunda vuelta la coalición de la derecha es automática.

    A la coalición el ser coalición la favorece en la elección, es muy automática por reflejo «antiizquierda» y porque le permite la candidatura múltiple. Pero para gobernar es un poco más difícil. Igual, en lo económico, a la hora de legislar y votar van a trabajar en bloque. La pseudo interpelación por UPM es una muestra: hacen pila de ruido, Lust critica, Manini lo apoya, se lamentan de que se siga con todo con mínimas variantes, peeero… votan respaldo a los ministros, de los cuales una es de CA.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *