LHG:La tutoría militar de Ruanda y la doctrina Meloni.

=========================================================================

=========================================================================

====================================================================================
LA TUTORIA MILITAR DE RUANDA.
====================================================================================
Las fuerzas armadas del pequeño Estado de Ruanda se han desplegado en tres Estados africanos alejados de la región ruandesa de los Grandes Lagos para luchar contra insurgencias violentas. Las Fuerzas Ruandesas de Defensa (RDF, por sus siglas en inglés) combaten actualmente a grupos islamistas en la República Centroafricana (RCA), Mozambique y Benín. Para dar una idea de la magnitud de la contribución de Ruanda, podríamos poner como ejemplo a Liechtenstein, un país con una dimensión territorial limitada y sin acceso al mar, si hipotéticamente decidiera enviar a sus militares a proteger regímenes en Suecia, Montenegro o Irlanda.

====================================================================================
LA DOCTRINA DE DEFENSA DE GIORGIA MELONI.
====================================================================================
Sobre articulo de ALESSANDRO MARRONE (15/dic/22)

El gobierno se presenta como occidental, atlántico y europeo. La novedad la marca el renovado protagonismo dado al interés nacional.
Desde una perspectiva a largo plazo, la política italiana en materia de seguridad y defensa internacional parecen bastante estables si se consideran sus fundamentos en las dimensiones transatlántica, europea y del “gran Mediterráneo”. El gobierno dirigido por Giorgia Meloni va a añadir un matiz conservador a esta postura tradicional. Este matiz puede entenderse mejor observando más de cerca el perfil del gobierno y su manifiesto político, la trayectoria de los partidos gobernantes en la guerra de Ucrania y las primeras declaraciones de los principales miembros del gobierno.

Una coalición relativamente sólida y un liderazgo experimentado
El 25 de septiembre, la coalición de derechas ganó las elecciones parlamentarias y obtuvo una cómoda mayoría absoluta tanto en la Cámara de Diputados como en el Senado. La formación gobierna ya 14 de las 20 regiones italianas y ha estado repetidamente en el poder a nivel nacional y local. El partido de la primera ministra, Hermanos de Italia, es el mayoritario en el Parlamento, con el 26% de los votos.

Giorgia Meloni tiene 45 años, pero ya es una veterana de la política italiana con casi treinta años de experiencia, se construyó por sí misma y desde cero como joven activista, los dos viceprimeros ministros, así como ministros clave como los del Tesoro, Exteriores y Defensa, son también políticos experimentados. Todos estos elementos sugieren que es probable un gobierno estable para los próximos años.

La orientación geopolítica occidental de la coalición conservadora
La política de defensa se enmarca en una orientación geopolítica global del ejecutivo italiano a lo largo de las tres dimensiones tradicionales de la política exterior italiana: la europea, la transatlántica y el “gran Mediterráneo”.

En lo que respecta a Europa, el actual ejecutivo tiene un enfoque diferente al de Mario Draghi, pero no es totalmente antieuropeo. Más bien representa una forma de crítica nacionalista y constructiva de la Unión, aunque con algunos matices dentro de la coalición gobernante. De hecho, Forza Italia es miembro de pleno derecho del Partido Popular Europeo (PPE) desde la década de 2000 y tiene opiniones más moderadas y favorables a la UE, mientras que la Liga se sitúa en la extrema derecha del espectro político europeo en lo que respecta a la Unión.

La propia Meloni preside la el grupo de Conservadores y Reformistas Europeos en el Parlamento Europeo, que se sitúa a la derecha del PPE pero no mantiene una postura soberanista dura. Desde esta perspectiva, un punto clave es el principio de subsidiariedad, que sitúa las competencias políticas en el nivel de gobernanza más eficaz y cercano a los ciudadanos: el nivel de la UE debe, por tanto, centrarse en los grandes retos que no pueden abordar los Estados miembros. Un tema delicado en este sentido es la inmigración ilegal, que ya fue escenario de tensiones entre el gobierno de Meloni y los dirigentes franceses.

Claro apoyo a Ucrania
Un examen más detallado de la trayectoria de los partidos conservadores en 2022 muestra que las palabras y los hechos están bastante alineados en lo que se refiere a la guerra entre Rusia y Ucrania. En la anterior legislatura, todos ellos apoyaron las decisiones de Italia de donar equipamiento militar letal a Kiev tomadas entre marzo y septiembre. El pasado julio, también apoyaron la ley anual para autorizar y financiar operaciones militares italianas en el extranjero, incluida la presencia reforzada de activos terrestres, marítimos y aéreos de la OTAN desde el Báltico hasta el Mar Negro. Entre otras cosas, Italia va a dirigir el batallón multinacional de la OTAN en Bulgaria y comanda las misiones aliadas en Kosovo e Irak. Por último, en agosto, todos los partidos moderados y nacionalistas votaron a favor de la ampliación de la OTAN a Suecia y Finlandia.

Sin duda, los costes y las consecuencias de la guerra entre Rusia y Ucrania son elevados para la economía y la sociedad italianas, en términos de repunte de la inflación, disminución del comercio y riesgos para el abastecimiento energético. Aun así, es probable que la coalición gobernante mantenga el rumbo del apoyo occidental a Ucrania y las sanciones contra Rusia tanto a corto como a medio plazo.

Una perspectiva estable para las operaciones militares en el extranjero
Cuando se trata del núcleo de la política de defensa, los elementos de continuidad son muy fuertes, también en lo que se refiere a figuras políticas clave como Crosetto. Fue viceministro de Defensa hace una década, y luego fue presidente de la asociación italiana de empresas aeroespaciales y de defensa, un ejemplo bastante raro de puertas giratorias entre los sectores público y privado italianos. Como tal, Crosetto está familiarizado con muchos de los temas e interlocutores relevantes en Italia y fuera de ella. Además, es personalmente cercano a Meloni, ya que ambos cofundaron Hermanos de Italia en 2012, lo que probablemente favorecerá la cercanía de la primera ministra a las cuestiones de defensa. Por último, los dos subsecretarios de Defensa tampoco son unos recién llegados, ya que ambos formaron parte de la Comisión de Defensa de la Cámara de Diputados en los últimos cuatro años.

Más capacidades de alta gama y prioridad a la política industrial de defensa
En lo que respecta a la planificación, el desarrollo de capacidades, las adquisiciones y la política industrial de defensa, las fuerzas armadas italianas cambiaron de rumbo como consecuencia del estallido de la guerra contra Ucrania, y este cambio va a continuar bajo el liderazgo político de Meloni y Crosetto. Toda la comunidad política se está centrando ahora en escenarios de conflictos cercanos y de alta intensidad, lo que implica un cambio de inversión en capacidades de combate terrestre, naval y aéreo, así como avances en ciberguerra y defensa en el espacio. El gobierno de Meloni, incluido Crosetto, conoce bien el lenguaje de la realpolitik y el poder duro. Por tanto, es probable que se materialice una convergencia positiva entre los puntos de vista militar y político sobre la trayectoria de la postura militar de Italia.

En conclusión, el gobierno de Meloni cuenta con una coalición bastante sólida para los próximos años, presenta una fuerte orientación occidental y apoya plenamente a Ucrania frente a Rusia. Italia seguirá siendo un sólido aliado de la OTAN y promoverá activamente sus intereses nacionales dentro de la UE. El compromiso italiano con las operaciones militares en el extranjero se mantendrá estable. Es probable un modesto aumento del presupuesto de defensa, pero su alcance es incierto, y se prevé un cambio hacia capacidades de gama alta y al pragmatismo en la política industrial de defensa. En general, los intereses nacionales añadirán un tinte conservador a una postura más bien tradicional.

=========================================================================

La Hora Global: 60 minutos para comprender el nuevo desorden mundial

=========================================================================

==========================================================================

La Hora Global:

Este nuevo programa de Radiomundo busca analizar los hechos internacionales, no solo las noticias. Es un momento de profundos cambios de índole social, político y económico en todo el planeta, que incluyen desde la presidencia de Donald Trump en EEUU, el Brexit y la crisis de los refugiados en Europa y el viraje ideológico en América Latina, hasta una China protagonista como potencia mundial. Nada surge de la nada: la objetividad y un enfoque descriptivo serán en este programa buenas herramientas para llegar a conclusiones, entendiendo causas y consecuencias.

Conduce: Gustavo Calvo. Con Leo Harari
Emisión: Martes y jueves de 15 a 16 hs.

Escuchar también…

La Hora Global: Archivo de programas anteriores

***
Foto en Home: Ejercito Ruanda

 

La Hora Global

Tercera Temporada. Un análisis de los hechos internacionales, en un momento de profundos cambios de índole social, política y económica en todo el planeta. Conduce: Gustavo Calvo. Con Leo Harari y Susana Mangana. Martes y jueves, 15 hs., con repetición a las 22.

Notas Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*Es obligatorio poner nombre y apellido