Entrevista, miércoles 20 de marzo: Bernadette Minvielle

EC —Por ejemplo: “La justicia uruguaya en muchas oportunidades se apartó de los más elementales principios del derecho, no dando garantías a los acusados. En definitiva, aplicó una suerte de derecho para el enemigo”. Otra: “El militar que es citado como indagado por la justicia muchas veces es considerado culpable aun antes de ser juzgado. No tiene las garantías del debido proceso y es condenado en base a conjeturas o convicciones inadmisibles, sin pruebas fehacientes y en muchos casos fraguadas o inventadas”. ¿Qué dice la SCJ?

BM —Lo hablamos en el pleno y llegamos a la conclusión de que el presidente de la República, en uso de sus potestades constitucionales, por violación de la separación de poderes y de lo que significa un Estado republicano, cesó al general en un marco de cierta controversia entre ambos. Nosotros tomamos las palabras del general como una crítica de las tantas que recibimos.

EC —Por lo visto, el Poder Ejecutivo les adjudica una gravedad especial, no son críticas cualesquiera.

BM —Sí, no son críticas cualesquiera, porque vienen de una persona que no puede dirigirse así respecto de los otros poderes públicos.

EC —¿Y para ustedes son una crítica más? Manini dice que refleja el sentir del Ejército.

BM —Eso es palabra de Manini, yo no conozco a la gente del Ejército. Puede ser, si él lo dice, que manifieste el sentir del Ejército, pero todos hablamos según cómo nos haya ido en la feria, y estas personas fueron condenadas. Lamento decir que discrepo en cuanto a que no hubo un juicio justo, que no tuvieron garantías; es más, tuvieron todas las garantías habidas y por haber, tuvieron su abogado, interpusieron excepciones de inconstitucionalidad, excepciones de prescripción, hicieron uso de cuanta dilatoria había, en el ejercicio legítimo del derecho de defensa. Algún juez debió haber parado el carro, pero no se hizo, no se les paró el carro, al contrario, se los dejó correr muchas veces, y con eso se iban los años. Las palabras de Manini Ríos hacen pensar en una especie de conspiración dentro del Poder Judicial.

EC —Llega a decir que la justicia actuó por venganza…

BM —Hablar de la justicia es hablar de todo un poder que va desde la SCJ hasta un juez de paz de ciudad, es muchísimo. Los jueces tenemos algo que tal vez el señor Manini Ríos no comprenda –porque él está sometido a jerarquía, a un principio de verticalidad–: los jueces estamos sometidos al principio de independencia, y si de algo nos vanagloriamos, es de ese principio de independencia. Muchas veces la Corte ha dejado sin efecto sentencias de los tribunales, los tribunales han dejado sin efecto sentencias de primera instancia. No existió una concertación “vamos a ponernos en contra de”, porque no existía razón para hacer una cosa semejante, ponernos en contra del Ejército.

EC —Manini no dice que eso sea general, pero dice que “la justicia uruguaya, en muchas oportunidades, se apartó de los más elementales principios del derecho, no dando garantías a los acusados; en definitiva, aplicó una suerte de derecho para el enemigo”.

BM —Habría que ver caso por caso, estudiar caso por caso. Los casos fueron muy difíciles, insumieron mucho tiempo…

EC —A usted le tocó participar en alguno de ellos en su condición de integrante de un tribunal de apelaciones.

BM —Sí. Habría que ver cada caso. Fue muy dificultosa la apreciación probatoria, no fue a la ligera, siempre se llegó a la plena prueba. Por supuesto, no es lo mismo un hecho que se cometió hace dos días en la plaza que un hecho que se cometió hace 40 años. Estaba ese gran problema. Pero yo tomo los dichos del señor Manini Ríos como de alguien que siente que representa a su ejército; tiene derecho a expresarse, tiene derecho a disentir. No comparto. Solamente puedo decir eso, no comparto.

Gastón González

Notas Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*Es obligatorio poner nombre y apellido