BBVA lanza la primera hipoteca ‘verde’ en Uruguay

 

 

BBVA lanza un producto destinado a la compra de vivienda con máxima eficiencia energética (LEED, EDGE), que bonifica a aquellos clientes concientizados con la protección del medioambiente. Este lanzamiento, que muestra el compromiso de BBVA con la sostenibilidad, se une a otros productos sostenibles que ofrece ya la entidad en Uruguay.

Alberto Charro, presidente ejecutivo de BBVA en Uruguay agradeció muy especialmente la presencia del Ministro de Ambiente Adrián Peña y del Ing. Diego O’neill, presidente de la Cámara de la Construcción.
Charro remarcó “el compromiso de BBVA en acompañar a los clientes en la transición hacia un futuro sostenible” (hablando de sostenibilidad no solo ambiental sino también económica para con sus clientes), siendo esta una de las seis prioridades estratégicas de Grupo BBVA.
El ejecutivo señaló que “además de ofrecer condiciones económicas que benefician a todos aquellos comprometidos con la sostenibilidad y que deseen adquirir una vivienda con máxima eficiencia energética, el banco toma esta iniciativa para movilizar al mercado y que la oferta de productos sostenibles sea cada día más amplia, y así poder contribuir al cumplimiento del compromiso que Uruguay ha asumido en el Acuerdo de Paris”.
El préstamo hipotecario para la compra de viviendas eficientes lanzado en el día de hoy ofrece una tasa de interés diferencial respecto a los préstamos hipotecarios tradicionales, lo que implica una reducción de 25 puntos básicos en la tasa (4,25%), un 50% de reducción en comisión por administración (1%), paquete de cuenta sin costo para el cliente, entre otros beneficios. El plazo de financiación será de hasta 20 años y para préstamos en unidades indexadas (UI).

 

Diego O’neill, Alberto Charro y Adrián Peña

En una primera instancia, calificarán aquellos préstamos sobre vivienda con certificación LEED (mínimo Silver) o certificación EDGE, pero “estamos trabajando para poder incorporar nuevas certificaciones en el corto plazo y contamos con el esfuerzo de este gobierno para poder ofrecer nuevas alternativas al mercado”, señaló Charro.
Con este nuevo crédito hipotecario, BBVA amplía su oferta de alternativas sostenibles en dos de sus principales productos financieros en Uruguay. Entre los últimos lanzamientos destacan la línea de préstamo Auto Eléctrico y la próxima emisión de la primera tarjeta de plástico reciclado en Uruguay. Es un préstamo que busca incorporar a todos los involucrados sociales.
El Ministro Peña destacó las acciones que realiza BBVA en Uruguay en materia de sostenibilidad y, sobre el préstamo ‘verde’ explicó que “la optimización del uso de la energía en las viviendas, por ejemplo, además de ser un ahorro, aporta a la sostenibilidad ambiental”.
Por su parte, el Ing. O’neill expresó que “estamos necesitando un cambio de paradigma” y que “es una muy buena noticia la iniciativa de BBVA, ya que estimula que se construya con certificación en sostenibilidad”.

 

En febrero de 2021 BBVA en Uruguay realizó la emisión de un bono sostenible a diez años por un monto de hasta 15 millones de dólares, el primero de este tipo en el mercado financiero uruguayo.
Esta financiación, enmarcada en la estrategia de sostenibilidad de BBVA en Uruguay se destina a la financiación de proyectos de eficiencia energética, transporte limpio, agricultura sostenible, construcción sostenible y fomento del segmento de micro, pequeñas y medianas empresas (MiPyme).
El banco contó con el asesoramiento de BID Invest que apoyó en el diseño del marco metodológico para el uso de los fondos, además de orientar en los criterios de selección, monitoreo y evaluación de proyectos.

 

La sostenibilidad se ha convertido en una de las claves para la recuperación económica tras la crisis sanitaria provocada por la COVID-19. En 2018, la entidad anunció su compromiso para movilizar 100.000 millones de euros en financiación sostenible entre 2018 y 2025. En julio de 2021 la entidad duplicó este compromiso, alcanzando así los 200.000. A cierre de septiembre de 2021, BBVA había movilizado más de 75.000 millones de euros (el 38% del objetivo hasta 2025) y se impuso nuevos objetivos de descarbonización de su cartera para 2030.
La entidad es consciente del papel que juega el sector financiero en el avance hacia la neutralidad climática y los ecosistemas saludables. En esta línea, el banco se ha adherido a la alianza europea verde donde las administraciones, las empresas, los agentes sociales y las ONG apuestan por una salida sostenible a la crisis por la COVID-19.

 

***

Bruno Carballo

Notas Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*Es obligatorio poner nombre y apellido