EnPerspectiva.uy

Entrevista central, martes 19 de setiembre: Fanny Castellanos Póveda y Gustavo González

Facebook Twitter Whatsapp Telegram

EC —Para ayudar en ese proceso de normalización, incluso para organizar la vida en esas zonas de normalización, fue que las FARC crearon Ecomun, la cooperativa. ¿De qué se trata exactamente?

FCP —Ecomun es una gran cooperativa que surge ahorita en el marco de la legalidad, cumpliendo todos los requisitos, para de cierta manera reincorporarnos todos los combatientes que hemos salido a una producción tanto económica como social que garantice la vida digna, que garantice continuar en colectivo, que garantice bienes y servicios para todos los combatientes y las comunidades que han estado cerca de nuestra organización y que han sido también víctimas del conflicto.

EC —Cuando Fanny habla de este tema se emociona, le brillan los ojos. ¿Por qué? En esta respuesta anterior había una cosa allí de conmoción… ¿Por qué?

FCP —Es el amor, el amor a la lucha de más de 26 años y el amor a la lucha de 53 años que tuvimos. Es cómo nosotros vamos a ayudar a que las condiciones de nuestro país cambien, es cómo no vemos perdidos los esfuerzos y las luchas que hemos hecho desde abajo.

EC —Pero ahora estamos hablando de otra cosa, estamos hablando de ustedes, del futuro de ustedes personalmente. Porque esta cooperativa apunta a ustedes.

FCP —Claro que sí, y apuntar quiere decir que nos va a reincorporar, que nos va a dar la posibilidad de estar en un núcleo familiar, ya que lo hemos podido recuperar, en el núcleo de los hermanos que siempre estuvimos en la confrontación. Y vamos a poder ejercer el desarrollo de nuestro país desde los territorios, desde los conocimientos que obtuvimos a lo largo de los 53 años, y vamos a demostrar que sí podemos, que sí teníamos razón y que si las oportunidades de brindar unas condiciones económicas y sociales para la gente sí se puede.

EC —Pero, estábamos hablando de la cooperativa…

FCP —De la cooperativa.

EC —La cooperativa es básicamente para el futuro de ustedes.

FCP —Para el futuro de nosotros, pero a largo plazo también tiene que reincorporar a las comunidades.

EC —Por ejemplo en el caso tuyo, ¿estás trabajando hoy? ¿De qué vives hoy?

FCP —En el marco de nuestra reincorporación nos asignaron un sueldo, un reconocimiento de 600.000 pesos mensuales, y una base única que fue desembolsada hace como un mes de 2 millones de pesos. Ese es todo el dinero y todo el capital que tenemos después de estos años.

EC —¿Qué tipo de trabajo podrías terminar teniendo a través de la cooperativa?

FCP —No, por ahora soy vicepresidenta común. A través de la cooperativa, todo el trabajo que podamos hacer que nos dé las garantías de un bienestar social, de poder producir y que esta producción sea colectiva.

EC —¿En qué rubros, por ejemplo?

FCP —Por ejemplo el trabajo agropecuario, el trabajo cultural, el trabajo medioambiental, el trabajo de la producción agrícola ahorita es fundamental, y todo lo que tenga que ver con el esfuerzo humano y los conocimientos que podamos adquirir y adjuntar en nuestra cooperativa.

EC —¿Cuándo se supone que van a estar disponibles esas opciones de trabajo? ¿Cuándo no se va a depender de estos subsidios del Estado?

FCP —Creo que muy pronto, dentro de todo este afán que tenemos, porque los compañeros en las zonas estamos esperando eso. Vamos a crear dos cooperativas en las 26 zonas, cada zona va a crear dos cooperativas, ya se hizo un sondeo de qué es lo que vamos a producir en las 26 zonas y cómo lo vamos a articular para hacer un buen comercio y una buena distribución de nuestros productos.

***

EC —Gustavo González hacía una acotación a propósito de cómo funciona Ecomun.

GUSTAVO GONZÁLEZ (GG) —Es una cooperativa de tercer grado, una confederación. Entonces cuando Fanny se refería a las dos cooperativas por zona, son cooperativas de base, que es la modalidad multiactiva, es producción, vivienda y todo el desarrollo social de una comunidad. Ubiquémonos en que ellos están en campamentos hoy en día, entonces ahí hay que llevar los servicios, la vivienda, etcétera, etcétera. Las FARC en los acuerdos negoció colectivamente, a diferencia de lo ocurrido en otros acuerdos de paz de los que tuve conocimiento por haber estado en América Central, en los que el excombatiente negociaba individualmente. Por ejemplo, ellos del subsidio que les va a dar el Estado conformaron la cooperativa, hicieron la bolsa financiera de la cooperativa. A diferencia de lo que fue, por ejemplo, el FMLN en El Salvador, donde cada combatiente tuvo un subsidio. Es otra perspectiva.

***

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *