EnPerspectiva.uy

Entrevista central, viernes 20 de mayo: Edgardo Novick

Facebook Twitter Whatsapp Telegram

EC —Como ya mencionamos, usted ha estado participando en el diálogo sobre “Convivencia y seguridad ciudadana” desde que empezó, el 12 de abril. En distintas declaraciones a medios de comunicación ha dicho: “Estamos presenciando un momento muy importante, inmediatamente nos pusimos de acuerdo”. Llegó a dar números, hoy también los manejaba, mencionó un 90 % [de acuerdos]. Pero esa no es la evaluación que hacen todos los asistentes, ¿no? En la oposición se nota resistencia y hasta insatisfacción.

Por ejemplo, el senador J,avier García, del Partido Nacional, reclama insistentemente que el diálogo aborde, sin más demora, los proyectos presentados por su partido, muchos de los cuales son polémicos y generan resistencias en el oficialismo. El senador García dice: “Hay que entrar de una vez en el área chica”. ¿Cómo observa usted ese tipo de planteos?

EN —Le voy a contar una anécdota: el senador García justo no pudo asistir a la última reunión y el presidente Vázquez [lo] estaba esperando con información de cuántos goles se hacen en el área chica [Se ríe], que eran muy pocos. Decía que a veces los goles se hacen desde el área grande o afuera del área. Pero justo García no había concurrido. Es una anécdota risueña.

EC —Así que queda para la próxima reunión ese dato. Lo cierto es que el Partido Nacional y el Colorado están enfatizando que no se puede demorar más, que hay que mostrar, con hechos, que estas reuniones son útiles y productivas.

EN —Mire, acá la población está viviendo una cosa que ya no aguanta más. Hay cientos de miles de delitos: se calcula que hay entre 500.000 y 600.000 delitos en el año. La gente denuncia cada vez menos, porque no quiere perder tiempo y no logra nada. De todos esos delitos que hay, se procesa a muy pocos [autores]. Los últimos datos son que en 2014 se procesó solo a 13.000 personas, muy pocas de ellas con prisión: 7.000 con prisión, 6.000 sin prisión. Y los 7.000 con prisión salen rápido, mire los datos de 2014: se empieza el año con 10.000 presos, se procesó con prisión a 7.000 y termina el año con 10.000, quiere decir que hoy los presos entran y salen. Es fácil robar, vuelven a robar, son reincidentes… El 64 % de los presos no tiene condena, entra a la cárcel, hace una escuela de robo, sale, la mayoría vuelve a robar, reincide, el segundo robo es más profesional y más violento, porque tuvieron el curso intensivo en la cárcel… Las leyes no están ayudando. El Código del Proceso Penal, la verdad, ayuda a los delincuentes y no protege a las víctimas.

Entonces, ¿qué puede hacer la oposición hoy, en minoría? Nada. La Presidencia nos da la oportunidad de ayudar en algo: en lo que ellos quieren. Nosotros tenemos que ayudar en lo que ellos quieren. Ellos dicen que todo este cambio del Código del Proceso Penal va a ayudar, y creemos que sí, que va a ayudar mucho. Tratamos de hacer lo más que podemos. Todos estos artículos que se logró que vayan [al Parlamento], van a ayudar mucho. La pelota ahora está en la cancha del Poder Ejecutivo, por eso…

EC —Vamos a repasar los acuerdos que se alcanzaron hasta ahora entre el presidente y los partidos. Esta semana se enviaron al Parlamento tres proyectos de ley que van a ser analizados. Uno es el que establece que la entrada en vigencia del nuevo Código del Proceso Penal será en 2017. Ese es un cambio importante, porque se estaba pensando en postergarlo…

EN —Logramos que se anticipara dos años.

EC —El segundo incluye normas que abrevian el proceso penal en determinados delitos.

EN —En los delitos menores, cuando el acusado dice que es culpable y los procesos son largos, se abrevian para que la víctima -que fue víctima, que ya sufrió- pueda tener la compensación rápidamente. Eso hoy no se está haciendo.

EC —¿Cuál es la ventaja, entonces, de una medida como esta?

EN —La abreviación de ese proceso, donde el culpable puede tener la condena enseguida y, muchas veces, compensar a la víctima rápidamente.

EC —El tercero regula la organización y funcionamiento de la Fiscalía General de la Nación y el estatuto que rige la actuación de los fiscales. Ese es un proyecto que dónde surgió, ¿en la oposición, en el oficialismo?

EN —Creo que surgió en común, de todos, porque es lógico. La Suprema Corte de Justicia [en referencia a los jueces] no puede actuar en los procedimientos porque se involucra con la víctima, con los culpables, y a la hora de juzgar ya tiene algo… En cambio, si el procedimiento lo hace el fiscal, a la hora de juzgar los jueces van a estar mucho más libres. Eso es lo que consideran todos los que saben en esta materia, la mayoría está de acuerdo con eso.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *