Home

Corte Electoral: el Parlamento debe aprobar más recursos para auditar a los partidos

Facebook Twitter Whatsapp Telegram

La ley que regula el funcionamiento de los partidos políticos no le asigna a la Corte electoral la tarea de controlar las rendiciones de cuentas de las distintas colectividades. Sin embargo, para evitar la aparición de irregularidades que desemboquen en hechos de corrupción el Departamento Contable de la corporación empezará a verificar lo declarado por los partidos. En diálogo con En Perspectiva, el presidente de la Corte, José Arocena, sostuvo que a pesar de que se hará un esfuerzo para realizar el control, los recursos siguen siendo insuficientes.

[soundcloud url="https://api.soundcloud.com/tracks/201703155″ params="color=ff5500&auto_play=false&hide_related=false&show_comments=true&show_user=true&show_reposts=false" width="100%" height="166″ iframe="true" /]

Lunes 20.04.2015, hora 7.39

EMILIANO COTELO:
Por primera vez desde la aprobación de la ley que regula el funcionamiento de los partidos políticos, la Corte Electoral [CE] va a auditar los ingresos y los gastos de los candidatos y los grupos en las campañas electorales.
La norma aprobada en 2009 establece que los partidos deben entregar una rendición de cuentas a la CE que luego es publicada en el Diario Oficial. Sin embargo, distintas organizaciones no gubernamentales han denunciado que no se controla la veracidad de lo declarado o si las distintas colectividades están cumpliendo las distintas disposiciones de la ley.
Aparentemente en respuesta a este tipo de denuncias, la CE resolvió que su Departamento Contable empezará a analizar las rendiciones presentadas por los partidos.
Sobre esta novedad, que ayer anunció en el diario El País el ministro Wilfredo Penco, vamos a conversar con el presidente de la CE, José Arocena.
ROMINA ANDRIOLI:
Para entender un poco los cambios que están anunciados, ¿por qué hasta ahora no se había podido controlar las declaraciones de ingresos y gastos de los partidos políticos?
JOSÉ AROCENA:
Quisiera primero precisar lo que el doctor Penco dijo ayer: él en realidad dijo que la CE va a hacer el esfuerzo de controlar las declaraciones de los partidos políticos en el tema de las rendiciones de cuentas, pero en realidad no hay un cambio dramático. En primer lugar la CE siempre hizo lo que la ley le pide, la ley no plantea que la CE haga un control de lo planteado por los partidos, simplemente afirma que la CE debe ser el órgano al cual los partidos tienen que elevar las rendiciones de cuentas. Con respecto al control no hay ninguna disposición en la ley correspondiente, la 18.485, que establece fundamentalmente la financiación de origen público y la de origen privado.
RA – Usted dice que la CE no tiene que comprobar la veracidad de la información.
JA – Claro, en la ley no se nos encarga eso. ¿Qué pasa? En primer lugar, lo han dicho varios ministros varias veces y lo ha afirmado también uno de los contadores de la CE, nosotros no tenemos ni infraestructura ni presupuesto para una verdadera auditoría. Lo que el doctor Penco dijo ayer, y además se cuidó de decirlo en forma precisa, es que vamos a hacer el esfuerzo de, con nuestros medios actuales, tratar de hacer un control sobre lo elaborado por los partidos. No quiere decir esto que nosotros estemos haciendo una auditoría, yo creo que auditoría es un término excesivo, que supone una infraestructura y un presupuesto que nosotros no tenemos. Tenemos tres contadores que están abocados a una tarea que tiene que ver fundamentalmente con la administración contable de la CE y no dan abasto para eso. Lo que vamos a hacer ahora es pedirle al Departamento Contable que además de hacer lo que hace normalmente tome las declaraciones de los partidos en las rendiciones de cuentas y haga lo posible para hacer una verificación de lo declarado por los partidos.
EC – Lo que usted dice en síntesis es: vamos a hacer lo que podamos, lo que nuestros recursos humanos nos permitan hacer.
JA – Exactamente, porque en la entrevista de ayer del doctor Penco, yo estuve hablando con él más tarde, él se cuidó muy bien de hacer afirmaciones. Incluso en un momento dado le plantean el tema de Brasil y la corrupción y le preguntan si se va a hacer lo mismo, y él dice que esto no tiene nada que ver con la corrupción de Brasil.
EC – La consulta era si se estaba tomando esta decisión a partir de la inquietud que se ha generado a nivel regional con casos de corrupción vinculados al financiamiento de las campañas.
JA – Si, y el doctor Penco dice claramente que no tiene nada que ver con eso. En realidad, si yo tuviera que decirlo en pocas palabras diría que esto es un esfuerzo de la CE, más allá de sus obligaciones estrictamente legales, para prever alguna posibilidad de que se generen situaciones parecidas a las de otros países. Pero es para preverlo, porque en el momento actual en Uruguay no existen, ni de cerca, las situaciones de corrupción que existen en otros países en estos temas.
EC – ¿Pero sí se está teniendo en cuenta la inquietud que han manifestado varias organizaciones no gubernamentales que han señalado por ejemplo que algunas contribuciones que han recibido algunos partidos o sectores en realidad están prohibidas o no debieron haber existido, por ejemplo?
JA – Concretamente la organización civil Uruguay Transparente.
EC – Exacto.
JA – Yo mismo estuve en contacto con Uruguay Transparente y nos planteó una denuncia. La CE actúa de oficio o en caso de una demanda fundada, son las dos formas de actuar. En esta problemática la CE nunca había actuado de oficio, siempre actuó ante una demanda fundada, como esta de Uruguay Transparente, que fue respondida por nuestro Departamento Contable con precisión y rigor, tal como lo pedían. Mo hubo una ausencia de respuesta por parte de la CE porque a demanda hemos respondido siempre. Lo que pasa es que acá el doctor Penco habla de una posibilidad de empezar a examinar la situación no a partir de una demanda sino de oficio, aunque no es tampoco de oficio porque lo que está haciendo la CE es un esfuerzo por encima de lo que son sus obligaciones.
EC – Ese es el otro detalle que me llama la atención, doctor Arocena: si va a encarar esta tarea por encima de sus obligaciones, primero, ¿puede hacerlo?, segundo, ¿qué valor tiene lo que luego informe?
JA – Lo que vamos a hacer es una tentativa para prever situaciones que puede haber, pero el valor que puede tener esto es el valor que le da el Departamento Contable de la CE. Ustedes saben perfectamente bien que una auditoría no es un examen hecho por el organismo mismo, debería ser hecha por auditores externos. En fin, acá creo que lo que el doctor Penco quiso decir ayer es: ante las perspectivas o posibilidades que pueden haber de estar en una situación que pueda aproximarse a la de otros países vamos a prever la situación haciendo los esfuerzos correspondientes por parte de la CE.
EC – Pero en realidad, concluyo yo, la pelota está en la cancha de los propios partidos, ¿no? Se lo digo teniendo en cuenta que hoy en el propio diario El País veo que “sin vacilar” todos los partidos vieron con buenos ojos los anuncios que hizo ayer el ministro Wilfredo Penco, pero por lo que usted mismo está señalando ahora falta que los propios partidos establezcan por la vía de la ley un sistema de control estricto que cuente con los medios correspondientes. Recuerdo que algunos politólogos, por ejemplo pienso en Daniel Chasquetti, han hablado de la necesidad de crear una especie de tribunal de cuentas dedicado específicamente a esto, para que la posibilidad de la auditoría sea efectiva.
JA – Si, en primer lugar que los dirigentes de los partidos políticos hayan respondido como lo han hecho, satisfechos por las declaraciones, me parece bien, todos quisiéramos que hubiera un sistema lo más preciso posible para este tema que es tan delicado. Pero también es cierto que hay una necesidad de que el Parlamento legisle en esta materia y que se le dé, a la CE o eventualmente al tribunal de cuentas, ¿por qué no?, una capacidad mayor para tener la infraestructura y el presupuesto adecuados, lo que se necesita para una verdadera auditoría.
Creo que acá hay un problema: por un lado la CE está mostrando que tiene buena voluntad para hacer esto, pero por otro lado sigue habiendo una omisión o una falta de presupuesto e infraestructura adecuada. Por eso lo que dice Chasquetti, conozco sus trabajos, es cierto: acá hay una omisión que debería ser cubierta no por un esfuerzo de la CE por encima de sus posibilidades sino por los propios partidos políticos, que deben darnos los instrumentos a nosotros a otro organismo que sea empleado para esto.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias Relacionadas