José Mujica: Para financiar la reforma de la Seguridad Social el Estado podría obtener recursos adicionales ingresando en minoría en empresas privadas productivas, al estilo de China

Foto: Santiago Mazzarovich / adhocFOTOS

Pese a que José Mujica renunció al Senado en octubre de 2020, y aunque su sector, el MPP, va avanzando en la renovación generacional, el ex presidente sigue siendo un protagonista importante de la agenda política aquí en Uruguay y en la región.

En su chacra en Rincón del Cerro el movimiento no cesa, con políticos, académicos, y personalidades de todo tipo que llegan a Montevideo y piden entrevistas con él.

Afuera del país, se lo vio muy involucrado en la campaña electoral en Colombia, donde apoyó la candidatura de Gustavo Petro, que ganó en la segunda vuelta y será el primer presidente de izquierda en ese país.

Y aquí, en nuestro país, se tomó una pausa después del referéndum pero este mes volvió a participar en un acto político, durante la gira del Frente Amplio por San José, y luego ha tenido varias apariciones en medios de comunicación.

Hoy conversamos En Perspectiva con el ex presidente José Mujica.


Destaques de la entrevista:

  • «En mi grupo político alguna vez me llaman por teléfono, me comunican algo y alguna consulta me hacen pero estoy alejado desde el punto de vista práctico porque me parece que es lo que corresponde».
  • «Permanentemente viene gente del exterior y amigos, soy una especie de tótem turístico».
  • «Lamentablemente no existe un intercambio en el que pueda quedar un aliento constructivo. Hay diferencias muy grandes, se puede hablar pero no dialogar. Cuando dialogo vengo a convencer y me expongo a que me convenzan, total o parcialmente. Todo diálogo implica un margen de riesgo. Eso no existe. Creo que si el Frente decidió eso, se hará cargo de esa decisión».
  • «Pienso que el gobierno sigue haciendo campaña electoral, es una de las características más notables que tiene este gobierno. Permanentemente, insistentemente y naturalmente es el que da el juego. En la medida que da el juego cosecha respuestas».
  • «Tengo un cierto temor interno, hay una especie de argentinización de las relaciones políticas. Que sería un rotundo fracaso por lo que es la historia política general del Uruguay, pero puede ser que sea subjetivo mío».
  • «Mis años en el Senado, entre otras cosas, me permitieron intercambiar y prácticamente cosechar algunos amigos que estaban ubicados políticamente en el campo de la oposición. Esa es una cosa trascendente del Uruguay. Tener discrepancias y diferencias políticas pero tener un íntimo y hasta subjetivo respeto de un adversario. Veo que esas cosas han desaparecido de la escena política. Creo que era una de las fortalezas del Uruguay y que bien vale la pena recordarlo».
  • «Qué queda de la democracia representativa si no existe el intercambio, y la lucha es tratar de transformar al enemigo en adversario. Lo sustantivo no es solo lo que se hace, sino mantener la convivencia a la que nos obliga el régimen institucional que adoptamos».
  • «Se puede tener diferencias y se puede discutir acaloradamente pero en el fondo también tiene que haber un nosotros, porque somos un bolloncito en el mapa de América Latina».
  • «Creo que la criatura humana es hondamente afectiva y necesita cultivar afectos. Son un componente esencial de nuestra vida para tener una sensación de felicidad, pero significan tener tiempo en las distintas etapas de la vida. Cuando uno es joven, el amor nos tironea por todas partes pero el amor necesita también dedicarle tiempo humano. Cuando tenemos hijos, cuando construimos hogar, necesitan alimento, el cuidado material y todo lo que se quiera. Pero precisan nuestro afecto porque así estamos programados por la naturaleza. Necesitan que gastemos tiempo con ellos. cuando somos viejos necesitamos tiempo para hablar de los recuerdos con los amigos. Tiempo para perderlo, tiempo que no genera economía, tiempo que no genera riqueza, pero tiempo humano que se gasta en el cultivo de los afectos».
  • «Yo sé que soy un llanero solitario, pero vivo lo que pienso y tengo que predicarlo, porque si no hay cambios no cambia la cabeza. Mi generación cometió el error de creer que cambiando las relaciones de producción y distribución íbamos a tener un hombre distinto. Y no le dimos papel a la cultura. Ningún cambio material significa mucho si no hay un cambio cultural. Hemos progresado técnicamente un disparate, tecnológicamente y científicamente, pero en materia de valores estamos francamente estancados hace rato».
  • «Para mí pobre es el que necesita mucho, porque no alcanza nada, pobre es el que no tiene comunidad, el que no tiene compañero».
  • Inversión público-privada, ejemplo TCP-Katoen Natie: «Es un caso muy particular porque establece un monopolio de la tranquera del Uruguay. Los monopolios privados no son recomendables aunque la economía moderna está llena de tendencias hacia la concentración oligopólica. La libertad de comercio es una utopía, cada día está más y más, más y más jaqueada por las distintas formas de concentración».
  • «Este país necesita desarrollarse y nunca se va desarrollar si no se industrializa el interior. Ojo, cuando digo industrializar no me refiero a llenar de chimeneas, me refiero al concepto económico de generar más valor en menos tiempo».
  • Con Petro “existe una especie de simpatía ideológica”.
  • «Me parece notable (Petro) porque es revulsivo y apuesta al futuro. La política sin esperanza y sin cambio es una fosilización. Mi preocupación de ese eventual nuevo eje es que tenga una perspectiva distinta y propia, por lo menos que evite los errores del pasado y tenga el coraje de cometer errores nuevos».
  • «Apostar a la renovación energética es una necesidad de la humanidad, ni siquiera es de izquierda o derecha».
  • «Hay una cosa paralela, los latinoamericanos no existimos en el mundo, casi no pesamos en la esfera internacional, y no vamos a pesar si no tenemos cierta capacidad de concordar y hacerlo con lo que hay. Si vamos a pensar que todas las repúblicas de nuestra América estén de acuerdo política y filosóficamente estamos soñando. Tenemos que entender que tenemos que lograr algunos puntos de contacto y acuerdo, cualesquiera sean las diferencias que tenemos porque tenemos un interés en común».
  • «El mundo se está organizando a los tumbos en gigantescas unidades. Frente a esas unidades, en el futuro vamos a estar desperdigados».
  • «Espero que hagan menos conferencias, menos títulos, menos pasajes de avión, menos fotos y puedan establecer acuerdos políticos que vayan más allá de un intercambio, te vendo y tú me vendes».
  • Sobre los planes de gobierno de Petro: «Una cosa son las intenciones y otra la realidad sociológica, hay una parte feudal en Colombia, el proceso de paz no era solo un acuerdo de paz. Era una verdadera reforma agraria para movilizar reservas que están».
  • Petro «va a tener una lucha infernal, por eso mi recomendación: ayúdenlo. Tendría que ser un mago. El resto de la fuerza política y el compromiso de darse cuenta que tienen una oportunidad maravillosa. Pero no es sencillo de montar».
  • Sobre polémica alrededor de Manini colono: «Para mí hubo un estancamiento burocrático en esa gestión. Pasaron años y se debió haber hablado mucho antes, pero creo que al principio era imposible y fue quedando, quedando y quedando. La realidad es que el tipo nunca se dio por enterado de que era colono, ni nada por el estilo ni funcionó como tal. Hay una realidad jurídica y una realidad real, así de sencillo».
  • «Manini tiene una persecuta encima, en todos lados ve conspiración y maldad. Se la agarró con la Justicia también. No puede dejar de ser general. Siempre está con eso. Cada tipo tiene su ralladura, creo que Manini también tiene la suya». «La experiencia me dice que la victimización en este país resulta negocio».

En Perspectiva

Periodismo con vocación de servicio público. Conducen Emiliano Cotelo y Romina Andrioli. Con Gabriela Pintos, Rosario Castellanos y Gastón González Napoli. Producción: Rodrigo Abelenda y Agustina Rovetta. De lunes a viernes de 7 a 12 en Radiomundo 1170.

Notas Relacionadas

3 Comentarios

  • Dice Mujica y dice bien sobre la ARGENTINIZACIÓN de la política, está sucediendo y sospecho, por decir poco, que es un fenómeno más extendido en el orbe, la MARKETINIZACIÓN de la política, donde el votante, tornado cliente, es inducido a elegir y comprar un paquete cerrado y etiquetado con consignas, sin prospecto para discernir a pleno; un producto en la cabecera de la góndola, un elixir reparador con la promesa de eliminar todos los males.
    Para que hayan males es muy conveniente que hayan malvados, por supuesto que los villanos entonces no somos NOSOTROS, son los OTROS, si no la mecánica no funciona, la mecánica tiene nombre, del lado occidental del río, la nombran GRIETA.

    El Veterano contestó todo, de acuerdo o no y con posible polémica nada se calló ni eludió, el mérito principal no es eso, es que fundamentó sus respuestas desde una infreciente altura intelectual impregnada por la experiencia política y un largo periplo vital intenso y protagonizado.
    Rescató y suscribo, el uso del tiempo, somos usufructo de tiempo en el tiempo, no capital ni recurso humano.

    Por último, tampoco se eximió de lanzar propuestas para el presente y sobre todo para el futuro; es sabido que para todos y en cualquier lugar y peldaño social o político, las teorías tienen un alto escalón que subir, el de la praxis, porque la realidad si algo tiene como distintivo, es la sorpresa, no pocas veces contradictoria.
    A cada pueblo, región o individuo, su camino y sus intentos, sus errores también; lo que creo no se debe, es claudicar.

    Fomentar espíritu crítico es un sello de En Perspectiva, la entrevista de hoy honró con creces ésa cualidad periodística.
    No hay muchos, al contrario, políticos con visión holística y geopolítica que trascienda la camiseta y la siguiente elección.

  • Buenas noches.Emiliano lo paseaste por el mundo y alrededores, mantuvo una coherencia increíbles
    Con los años q tiene, poder seguir una entrevista de tanto rato, quizas ,si Emiliano profundizará se presentaban contradicciones,pero no fue así.
    Me acuerdo cuando lo entrevisto como diputadoporque nunca faltaba a la cámara. Fue la primera vez q escuche a Mujica . Gracias

  • Payando en la pulpería estaba el peón de campo, decía el pulpero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*Es obligatorio poner nombre y apellido