Nicolás Rodríguez / adhoc fotos

«Hartos»

Comentarios de la audiencia de En Perspectiva sobre la violencia desatada por hinchas de Peñarol durante la final por el Campeonato Uruguayo este domingo 14 de junio.

 

Los que vamos al estadio seguido vemos cotidianamente como enorme cantidad de jóvenes saltan los portones y muros del estadio pasando de una sección a otra a menos de medio metro de 3 o 4 agentes de la Republicana. Incluso llegan a ayudarlos para que no se lastimen por la altura. También asistimos a que en tribunas como la Platea America, gente de determinado nivel social insulta impunemente y de forma gratuita,  incluso con hijos propios presentes a medio metro de un policía. Entonces, me pregunto para que tanta tecnología

De qué vale ese recurso si no hay compromiso de las fuerzas. Si hay mafias que tienen asustados a las autoridades. Asumamos que ya resignamos el poder del estado a las mafias y nosotros los comunes mortales, como siempre, pagando materialmente y sicológicamente.

La violencia esta enquistada en todas las capas sociales. Sabemos que nos encontramos con ella en cada esquina. Y eso no se resuelve con cámaras, se resuelve con reforma educativa para las generaciones por venir y con cultura y leyes para las generaciones vigentes. Alfredo

… 905
Tenemos formidables atletas que ganaron medallas de oro, pero lo bueno no vende. Qué pena por mi país.
Laura

Acabo de escuchar a Goñi decir que fue «un grupo minúsculo» de hinchas los que causaron problemas ayer.
La verdad es que ese comentario –que he escuchado mucho en estas horas– me parece que diagnostica mal el problema. No eran unos pocos «inadaptados». Los que tiraban butacas ayer contra la policía era mucha gente. De hecho, buena parte de la gente que estaba en la Amsterdam. Y los que rompieron vidrieras y saquearon un supermercado no eran «unos pocos». Era mucha la gente que estaba ahí.
No va a cambiar nada hasta que no nos demos cuenta que una enorme porción de las hinchadas de los equipos apoya a estos imbéciles de las barra barvas. Por ejemplo, cantando sus canciones homofóbicas, misóginas, llenas de odio al contrario, con insultos, etc. Hace falta que la mitad del estadio deje de festejar que pasen una gallina inflable gigante o que muestren una bandera del contrario robada, para que esto tenga salida.
Son muchos más que «un grupo minúsculo» los culpables.
Javier

…443
Ojo: los loquitos ya no son grupitos. Cada vez son más.
Jorge, Malvín

…915
Nacional debería proceder con dignidad reconociendo que el partido no terminó.
Zulma

…571
Ya inaugurado el estadio de Peñarol, que no se lo destrocen los mismos que ahora. Cuando comenzaron los disturbios apagué el televisor, y soy hincha de Peñarol. Peñarol debería dar un paso al costado y reconocer la victoria de Nacional, aunque no sea por conciencia que lo haga por conveniencia.
…583

Peñarol perdió dos campeonatos y Cerro descendió por quita de puntos por incidentes pero no aprendieron. No descubren la pólvora.
Juan de la Unión

Se dice que no se pueden regalar entradas. Si es así, hay que sancionar a ese dirigente de Peñarol.
Alejandro Robido

…504
La cara visible del clásico anterior en tema de seguridad fue el Ministerio del Interior. En esta final fue la cara del encargado de la seguridad de la AUF. Los que organizan los espectáculos son responsables de lo que pasa dentro, no la Policía, creo.
Gracias. Ana

…123
El basket eliminó a los violentos. El fútbol no, porque mueve 10 veces más gente en los estadios y mucho más por TV. Hay muchos intereses entrelazados.

…049
Como con los hijos, hay que decir no. No entren más gente de las barras bravas si se portan como inadaptados. El FA tiene problemas con los límites.
Bea

La gente está cansada, y definitivamente los quiere ver presos.
Patricio Vázquez

…060
¿Cómo es posible que con tremendos desmanes solo haya algunos detenidos por ingesta de alcohol? Los menores impunes por menores, las barras…

Superamos el pulmón de la Olímpica pero los imbéciles igual ganan.
Gabriel Martínez

…218
Estoy en Paso de los Toros. ¿Se imaginan cómo me siento sabiendo que mis hijos están en el estadio y van a disfrutar del deporte?
Ana

…816
En lugar de clásico, anunciemos batalla campal. Los únicos responsables son el gobierno y los clubes. De hecho no se puede preparar un partido con un ejército como para una guerra civil. Los gastos de destrozos, del movimiento de las tropas, que las paguen los responsables, porque ¿cuánto nos cuesta esta reparación de todo?

…628
Todos los destrozos los tiene que pagar Peñarol, tienen que hacerse responsable el club. Los destrozos de Nacional los tiene que pagar Nacional. Hasta que no comiencen con las multas esto no va a parar.
Daniel, Pocitos

Fue Inteligente no haber dado la copa a Nacional. Hubiera generado mas violencia.
Alejandro Robido

Hasta ahora solo escuché hablar de la violencia, hecho condenable si los hay sea de cualquier signo y naturaleza posible. Hasta ahora escuché, una y otra vez, que Nacional no pudo ser coronado campeón pero que sí lo será oficialmente en el día de hoy o en las próximas horas…
Lo que no escuché, quizás por alguna conveniencia «personal», es que el hecho real de todo esto es que el partido fue suspendido faltando unos siete (7) minutos. Por lo que mal puede haber un ganador si no se completa el tiempo reglamentario pertinente.
El partido fue suspendido porque al entender del árbitro no había las condiciones o garantías necesarias para un normal desarrollo y culminación del mismo.
Porque si hablamos de violencia podríamos decir que algunos hinchas de Peñarol, quizás muy dados a la violencia, dieron rienda suelta a su enfado y malhumor tras la sanción del penal que luego Recoba erra y Migliore ataja. Pero si hablamos de violencia alguien podría decirnos qué fue lo motivó los actos vandálicos en el centro y/o otros puntos de nuestra capital por parte de hinchas de Nacional.
Sin duda, si nos atenemos a lo demostrado por algunos hinchas de una u otra institución, ninguna hinchada merece el título de «campeón».
Pero en los hechos, y ateniéndonos a los reglamentos y un poco de sentido común, tiene que haber un campeón y ese debe surgir de la justa deportiva y no de la excusa que algunos esbozan para procurar sacar provecho sin medir fuerzas en la justa deportiva…
Lo cierto que la diferencia de un gol de más y de un hombre de menos no es determinante para poder decir que en el tiempo que resta de partido es «imposible» revertir dicho resultado deportivo. Por el contrario todos, tirios y troyanos, sabemos muy bien que Peñarol ya ha revertido situaciones negativas a lo largo de su decana historia.
Por tanto, ateniéndonos a los reglamentos, las resoluciones en casos anteriores y un poco de sentido común, lo que corresponde es jugar el pico de esos siete (7) minutos para dilucidar si hay un campeón o si por el contario habrá nuevas «finales». y para tranquilidad de todos esos minutos que faltan se jugarán a puertas cerrada, sin público, y que todos lo miremos por TV.
Así cumplimos con el fin último del deporte que es el competir, y de paso una sanción a las hinchadas de ambas instituciones por el mal comportamiento de quienes no merecen ser campeones.
Ángel.

…874
Se admite que la delincuencia ha venido aumentando desde la crisis del 2002. Repetir que el país es más seguro que otros es consuelo de tontos, siempre ha habido y habrá peores.
Luis de la Costa

…670
¿Se sabe cuántos delincuentes se suman por año? ¿Baja el índice de reincidencia?

Creo que es la primera vez en decenas de años que oigo hablar precisamente de los motivos por los cuales estamos en este estado de absoluta impunidad.
Ing. Agr. Ricardo Varela Estellano. Suárez, Canelones

…013
Para evitar las pedreas a la salida del estadio ¿a nadie se le ocurre levantar los cascotes que hay en los alrededores? Vamos a empezar por lo elemental.
Nicolás

…640
¿Para qué ponen butacas en el estadio? Antes no había. Que no pongan más.

…986
Se siguen pasando la pelota. Cambien el Código Penal y déjenlos 5 o 10 años presos. Por favor: ¿cuándo podremos ir con nuestros hijos a los partidos?

…050
¿De qué valen todas las medidas si los largan enseguida?
Nelson, Colonia Valdense

…175
Creo que el punto a atacar es el de las penas a los delincuentes capturados. Muchas veces culpamos al Ministerio del Interior por lo que sucede, pero si la policía actúa rápido y bien, a los delincuentes se los atrapa pero no se les aplica castigos ejemplarizantes.

…899
Considerando que, comparándonos con el mundo, el Uruguay es una ciudad y nos conocemos todos, ¿no tendríamos que tener casi nula delincuencia?
Pablo del Cerrito

…794
Reincidir, el psicópata reincide seguro. Esto es ciencia. ¿Solución? Aumentar los mínimos para que no salgan más. Sacar de circulación al psicópata.

…690
Si un borracho puede seguir manejando y vuelve a matar, ¿qué se puede esperar de lo que ocurre con los barrabravas reincidentes?

…841
Para el próximo clásico, que entre cada socio de Peñarol con uno de Nacional.
Zoilo canario

…470
El clásico anterior era por las papas fritas, por eso hubo fotos entre los jugadores, besos y qué sé yo. En este, donde se definían cosas, todo fue más áspero desde el comienzo.

En Río de Janeiro, los clubes convocan a festejar en su sede, ofrecen chop gratis para que nadie festeje en la calle. No ocurren incidentes como los del Centenario.
Ricardo Soca

¿Peñarol el más omiso? De 10 incidentes de violencia en el futbol 8 fueron protagonizados por la barra de Nacional, POR FAVOR.

…175
¿Por qué el Ministerio no puede comprar el equipo si la AUF no puede o no quiere?

…670
¿Y afuera del estadio? ¿No es responsabilidad de la policía? ¿Por qué no usan esas cámaras fuera del estadio?

Sabiendo que cada solución a un problema en Uruguay se transforma en una discusión bizantina… ¿qué se va a hacer hasta que se implemente lo de las cámaras o del registro de hinchas? Estos hechos ya traspasaron el ámbito privado. La policía DEBE entrar a las tribunas y llevar preso a los que en ese momento pueda identificar. Cuando a uno se le está incendiando la casa y le avisan que viene una inundación no se pone a hacer barreras contra el agua. Tengo un hijo de 7 años que le encanta el fútbol y todavía no lo he podido llevar a un clásico porque sabemos que vamos… pero no sabemos cómo o si volvemos.
Marcelo de Pocitos.

…504
¿Cómo organizaron la seguridad los miembros de la AUF para esta final? Hubo un clásico anterior a este y no hubo en las tribunas disturbios. Se explicó clarito que se permitía y qué no al entrar al estadio. Si esa vez funcionó ¿por qué para este no? ¿Quiénes son responsables?
Ana

…993
Sres., no discutamos más. Le preguntamos a la policía y a los legisladores ingleses cómo resolvieron los desmanes de los hooligans, y hagamos lo mismo.

…583
Es inconstitucional que la policía prohíba hacer lo que la ley no impide. Reglamentariamente, Peñarol no puede no presentarse. Puede no hacer descargos ni apelar.
Juan de la Unión

…572
Qué suerte tener autoridades con buen respaldo político. De otra forma los harían saltar.
Raúl de la Palmita

Suspendan los partidos y verán que baja el consumo de droga también.
Alberto Garda

Jorge García Ramón

Notas Relacionadas

4 Comentarios

  • Realmente triste lo ocurrido ayer. La mayoría de los comentarios entiendo son razonables, pero creo que algunos caen en la misma lógica absurda que se manifiesta en las barbaridades que vemos en las canchas.
    Cuando yo era niño y adolescente muchas veces fui a los clásicos con amigos hinchas del otro equipo y eso se veía como natural. Fui regularmente a los clásicos hasta que mataron a un hincha de Nacional cerca de la Colombes. A partir de ese momento no fui más a ver el equipo del que era (y ya no soy) hincha. Porque no estoy dispuesto a legitimar con mi presencia asesinatos, cantos que reivindican homicidios o absolutamente ofensivos. Como me gusta mucho el fútbol seguí yendo, pero a las canchas chicas. O, más precisamente dicho, a algunas canchas. Pero la estupidez parece ser contagiosa y tal vez sea cada vez más común encontrar en cualquier cancha barritas bravas con cantos denigrantes o insultos que dan verguenza ajena. Si uno tiene hijos chicos y le importa su educación prácticamente ir al fútbol dejó de ser una opción, salvo en los partidos de la selección. ¿Alquien de la organización del fútbol se da cuenta del mercado que se pierden y del hastío que genera esta situación en muchos futboleros?

  • Desde el 2005 comencé a estudiar, profundizar y elegí un camino basado en la Paz. Este camino lo hice consciente de que la sociedad manifestaba de diferentes formas cada vez más violencia. En el trato diario, en la escuela, en la cancha como hablamos hoy.
    Consciente de esto, reitero, comencé a estudiar y trabajar con los métodos alternativos de resolución de conflictos (adjunto mi CV para no extenderme).
    Hoy lo que escucho reiteradamente de todos los actores sociales, cada uno desde su lugar, es que es un problema que NO SÓLO se da en el fútbol que debemos trabajar en ello.
    Para no extenderme les digo que hace ya diez años que golpeo puertas, con sus idas y vueltas para llevar este programa de Educación para la Paz y Mediación Educativa a las Escuelas. El año próximo pasado tuvimos la suerte de poder hacerlo desde agosto a noviembre. Este año con este nuevo gobierno lo estamos haciendo en forma honoraria en una escuela. Nos han llamado de escuelas del interior, del Instituto de Formación Docente, ya que hay gran interés en el tema.
    El punto es que las autoridades no lo consideran como fundamental. Este quinquenio la meta es la lecto-escritura y la matemática. Yo pienso: ¿cómo puedo aprender matemática y lengua, si no aprendo a manejar mis emociones, cómo resolver un problema, cómo comunicarme, etc, etc.?
    Una vez más insisto como lo hemos hecho con el equipo del cual formo parte, tenemos que trabajar con los niños desde la escuela para que no se transformen en adolescentes y luego en adultos violentos. No lo decimos nosotros, está comprobado pues en otros países hace años que se trabaja en ello, y la neurociencia también lo ha comprobado científicamente.
    No es fácil escribir en pocas líneas mi indignación por los hechos y por seguir mirando en la misma dirección sin trabajar desde los niños YA.
    Desde ya muchas gracias.

    MONICA CASAVIEJA LOPEZ
    ESCRIBANA PUBLICA
    Mag. en Mediación y Negociación

  • ¿Otra vez en el Uruguay se habla de arreglar el fútbol?
    ¿Otra vez salen expertos a opinar?
    ¿Otra vez periodistas deportivos y periodistas en general hablan de lo mismo?
    ¿Otra vez los violentos son tapa de revista?
    ¿Otra vez los políticos hablan de las soluciones?
    ¿Otra vez se habla de un mecanismo para la compra de entradas, de cámaras para la identificación de los asistentes?
    ¿Otra vez se habla de los países que “lo arreglaron”
    Otra vez los mismos argumentos, sin ninguna solución practica.
    En un país de verdad, se toman medidas y se llevan a la practica; el Uruguay es un gran país de opinólogos.
    Mataron al fútbol y todos se acusan entre si… y los periodistas lo reportan….

  • Uruguay, un país que se aleja del deporte y encima castiga a los inocentes

    Es sabido que el ser humano es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra.
    Eso dicen. Pero se han registrado situaciones en que el mismo tropezón puede ser muchas más veces.

    Este es el caso de Uruguay, un país donde su gente está habituada a un tropezón casi constante y reiterativo en iguales circunstancias y por los mismos motivos.

    Los hechos recientes en el fútbol y su dilucidación lo demuestran… Una vez más, y ya van muchas veces, el mismo coro -y por los mismos motivos- eleva su voz para condenar la violencia, algo que sin duda todos condenamos pero en todas las circunstancias y ámbitos donde ésta tenga lugar.

    Es así que dirigentes y políticos, más allá de algunas discrepancias (pequeñas, más de pose que de tonos) sumaron sus voces -una vez más- para condenar este flagelo que azota a toda la humanidad desde sus orígenes. Porque sabido es que la violencia está en nosotros, y lo que debemos encontrar son soluciones reales que apunten al problema. Pero también deberemos usar la denuncia como una forma de dejar al descubierto a aquellos que “viven” del doble discurso, que impiden con esa tramposa e infame actitud llegar a una solución.

    Y otra vez la solución expía culpas, favorece el doble discurso y castiga a los inocentes. Sí, expía las culpas y los dobles discursos de aquellas personas que con actitudes, palabras y dinero fomentan y solventan a los violentos. Los mismos que ahora “sacrifican” a su institución, la abandonan y le hacen pagar sus culpas, en aras de adoptar la vieja y conocida “pose” de abanderados de la no violencia. Para que nadie los señale y así pasar un poco desapercibidos en medio del desaguisado.

    La decisión de otorgarle el campeonato a Nacional no es justa, ya que no surge como resultado de una competencia deportiva en toda regla al no permitirse jugar los minutos que aun faltaban para la culminación del partido. Pero lo peor de todo esto es que no solo no soluciona el problema de la violencia en el deporte, sino que además una vez más se castiga al ciudadano honesto y comprometido.

    Porque aquel hincha que sigue a su equipo durante el año -sea niño, joven o adulto, sea del género que sea- con la ilusión de verlo en lo más alto de la competencia deportiva, ese hincha de edad variada fue traicionado y castigado sin tener posibilidades de una defensa adecuada y lo que es peor sin el debido proceso.

    Se blandió el tema de la violencia, donde por otro lado no fue de las peores situaciones vistas o vividas en la historia reciente del fútbol uruguayo, para procurar acallar de antemano cualquier voz que reclamara simple y reglamentariamente que a una suspensión del partido debe seguir indefectiblemente la realización del pico faltante para completar el partido.

    Es comprensible que al grupo de personas que responden al rival de Peñarol le sirviera cualquier argumento que, enarbolando el tema de la violencia, favoreciera sus aspiraciones de obtener el campeonato. A como dé lugar. Y esto es humano, por aquello de la rivalidad y de querer ganar a como sea. Pero lo cierto, y más allá de cualquier consideración de simpatías porque en esto de la violencia y las sanciones a cualquier institución le puede ocurrir mañana o pasado, lo cierto es que esta “solución” sacada de la chistera solo sanciona y castiga a los inocentes, a los hinchas que siguen o simpatizan con una institución durante todo un año y por muchos años.

    Estos fueron los derrotados por aquellos que muy ligeros de “pies” (y de ideas) enseguida arribaron a tamaña solución. No importan los hinchas, los miles y miles de hinchas buenos e inocentes que no ejercen ningún tipo de violencia… no importan sus anhelos ni ilusiones alimentadas durante los meses de campeonato, de idas y venidas, de esfuerzos y sacrificios para llegar al estadio o para poder ver el partido por TV o escucharlo en la radio… No acá solo importó un aspecto, un problema que está en toda la sociedad uruguaya, que abarca a unos pocos. Pero lo peor es la posible solución que se procura, porque al sancionar a una institución y castigar a su inmensa mayoría de simpatizantes y socios que nada tienen que ver con los poquitos violentos, ¿qué se busca? ¿Que los buenos e inocentes sean los verdugos de los violentos cada vez que aparecen en algún espectáculo deportivo? ¿Que los buenos e inocentes hinchas sean los repriman y combatan a los violentos? ¿Es eso lo que se procura ante semejante castigo a los buenos e inocentes? ¿Eso no es una apología o al menos incitación a la violencia? ¿Esa es la solución?

    Por lo visto, por este camino, los resultados no serán los que surjan de una justa deportiva, sino de un antojadizo “tire y afloje” de la politiquería entre dirigentes de todo color y pelo.

    Saludos, Angel

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*Es obligatorio poner nombre y apellido