Columnas

La Música del Día: 80 años de Rubén Rada

Facebook Twitter Whatsapp Telegram

Ruben Rada, uno de los exponentes del candombe beat, reconocido referente de la música uruguaya y gran showman, celebra sus 80 años. El artista nació un 16 de julio de 1943, mismo día que 7 años después naciera la hazaña deportiva que fue el “Maracanazo”.

Dotado de un sentido de la musicalidad y un rango vocal poco común, un exquisito compositor, capaz de crear complejas armonizaciones y exquisitas melodías sin haber realizado jamás ningún tipo de estudio; y un portador del buen humor y la sensación de bienestar que la música puede provocar.

Rada dio vida a una amplia variedad de canciones de diferentes géneros y camuflar las complejidades armónicas o melódicas.

Rubén Rada transitó su infancia en una familia de bajos recursos, con el fútbol y la música como principales aliados para sortear la escacez. Ya desde pequeño, salió con las comparsas del barrio o se mezclaba en las tradicionales llamadas.

La tradición se combinó a finales de los ’50 con los ritmos de moda que venían del norte cuando, bajo el seudónimo de Ritchie Silver, se calzó la ropa de crooner y se unió a los Hot Blowers, una numerosa agrupación en la que estaban los hermanos Hugo y Osvaldo Fattoruso y el humorista Cacho de la Cruz, entre otros, que recorría salones de baile al son del dixieland, las baladas doo wop y los éxitos del flamante rock and roll.

En los ’60, junto a Eduardo Mateo, uno de los mayores mitos de la música popular uruguaya, puso en marcha la era del candombe beat, un género musical que mezclaba el rock con rítmicas típicas del Río de la Plata. Primero fue en el legendario grupo El Kinto y luego en Tótem, dos de los principales referentes del género. En aquellos años surge "Las manzanas", acaso su mayor éxito en esa etapa.

Volvió a cruzarse con los hermanos Fattoruso en EEUU en los primeros años de los ’70 en el proyecto Opa; pero luego siguió viaje a Europa, por donde estuvo deambulando durante gran parte del decenio. Por las calles de Austria, Noruega, Finlandia, Alemania y Suecia, entre otros países, Rada cantaba por unas monedas cualquier música que le pidieran, desde tangos de Gardel hasta éxitos de la moda disco.

Con los albores de los años ’80, se instaló en la Argentina, en donde logró establecerse.
La crisis económica de fines de los ’80 impulsaron a Rada a probar suerte en México y Estados Unidos, en donde teloneó a importantes figuras y registró algunos discos con grandes producciones, como el caso de "Montevideo", en donde tocaron músicos internacionales como Anton Fig, Hiram Bullock y Tom "Bones" Malone, entre otros.

La suerte comercial de Rada dio un vuelco cuando en 1998, ya de regreso en Uruguay, grabó "Black", que ubicó a "Loco de amor" como un gran hit, le abrió las puertas a importantes sellos y lo condujo hacia Cachorro López, quien se iba a convertir en el productor de los sucesos radiales que hasta entonces no había tenido.

El gran éxito comercial llegó a su vida a inicios de 2000, cuando ya llevaba más de 40 años en los escenarios, con temas como "Cha Cha Muchacha", "Muriendo de plena" y "Alegre caballero", entre tantos.

La figura popular de Rada también se expandió a la televisión y el cine en la segunda mitad de los ’90.

En los últimos años, el querido artista goza de un unánime prestigio bien ganado a fuerza de trabajo y talento; disfruta de contar con sus virtuosos hijos en su banda.

El 20, 21 y 22 de agosto celebrará sus 80 años con una serie de conciertos en el Auditorio Nacional del Sodre, en donde se espera la presencia de las muchas figuras que cantaron con él a lo largo de su trayectoria.

Un abordaje que repasará canciones del grupo “El Kinto”, pasando por la etapa de Tótem. También estarán presentes las canciones grabadas por Opa en EEUU en los años 70. Y por último recorrerá la etapa de Rada solista, a partir de los 80, su paso por Argentina, y las canciones más populares que lo identifican a ambos lados del Río de la Plata.

“¿Después de haber grabado tantos discos, me puse a pensar en los orígenes de la música del Uruguay y me dije por qué no hago un concierto que una a estos grupos tan maravillosos donde tuve el honor de participar? KINTO, TOTEM y OPA para mí los creadores del inicio de la música joven en Uruguay. Entonces, me puse a buscar canciones de cada grupo y mientras escribía me iba emocionando cada vez más.” (Rubén Rada)

 

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *