Agro

La ciudad, sus árboles y la poda

Facebook Twitter Whatsapp Telegram

Agro En Perspectiva. Miércoles 13 de mayo

Emiliano Cotelo: Cuando comienzan a sentirse los primeros fríos y estamos más cerca del invierno, nos aproximamos a la época de las podas de  árboles. ¿Por qué es importante la poda? ¿Por qué son estas las fechas apropiada para hacer las podas? ¿Cómo deben realizarse? Vamos a conversarlo con Rosanna Dellazoppa.

Rosanna Dellazoppa: Yo tiendo a creer  que, salvo honrosas excepciones, la poda del ornato público en nuestro país (plazas, calles y algunos parques) no se hace de manera adecuada. Por varias razones. Entre las principales, podemos citar la escasez de operarios calificados para esta labor, la urgencia del usuario y/o contribuyente y el hecho de que es una tarea cara y no fácil de realizar.

Porque estoy preocupada desde hace tiempo por el tema de la poda, preparamos con el Ingeniero Agrónomo Andrés Berrutti, un viverista reconocido por su dedicación a la flora nativa y a la defensa de la biodiversidad de nuestro país, unos apuntes con los aspectos esenciales a la hora de podar.

Romina Andrioli: Quizás entonces valga la pena empezar conociendo qué es exactamente la poda y en qué consiste…

RD: Perfecto, porque una vez que entendemos de qué se trata podemos hacerlo bien. No nos olvidemos que estamos tratando con un árbol, con un ser vivo.

Por definición, la poda es un tratamiento que consiste en sacarle a los árboles,  arbustos o plantas ciertas ramificaciones para mejorar su vigor, desarrollo y/o floración o fructificación. Por esto la poda debe realizarse en el período de receso vegetativo, o sea cuando el árbol está en dormancia y todos sus órganos están quietos, como si estuviera dormido.

RA: ¿Podemos poner algún ejemplo?

RD: Por ejemplo las especies de hoja caduca lógicamente hay que podarlas cuando no tienen hojas, o sea, en invierno. Ejemplos de esto son el fresno, el plátano y el paraíso. Todos árboles bien conocidos seguramente para los oyentes.

Las de follaje permanente, tienen una poda que consiste en un aclareo
selectivo, lo que implica que se selecciona una a una cada rama,  y además admiten un período más amplio de poda. De todas formas también conviene hacer este trabajo antes de la brotación, o sea, en invierno. Ejemplos conocidos pueden ser los cipreses, eucaliptos, y la mayoría de los árboles nativos.

Por último, hay especies que florecen en invierno, que deben ser podadas a fin de verano u otoño temprano. Un ejemplo de esto son las acacias.

Pero como regla general, lo ideal en Uruguay, es realizar la poda urbana en
los meses de junio y julio.

RA: ¿Cuáles son las características de una poda bien hecha?

RD: Una buena poda debe ser hecha tratando cada ejemplar y cada especie de manera diferente y priorizando a estos seres vivos sobre los cables del tendido eléctrico u otros. Debe tener en cuenta: época, especie (por ejemplo, de hoja caduca o perenne), hábito del ejemplar, lugar  y edad  del mismo. No es igual el mismo árbol en una calle estrecha, en una avenida o en un parque.
Debe conocerse la fisiología de la especie. En general los procesos fisiológicos (brotación, floración, fructificación) responden a factores ambientales como la luz, la temperatura y otros, los que hay que conocer para que la intervención sea en el momento adecuado, en las ramas adecuadas y a la altura que corresponda. Normalmente se cortan ramas muy gruesas o incluso el tronco, lo que altera totalmente la fisiología del vegetal.

RA: ¿Algún comentario final?

RD: Los árboles son seres vivos que nos dan sombra, embellecen las ciudades y toman el anhídrido carbónico del aire contribuyendo con esto a mitigar las consecuencias del efecto invernadero, responsable del cambio climático. Cuidemos y valoremos su existencia entre nosotros.

 

 

 

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *