Ricardo Pascale

De Schumpeter a los Venture Builders

Por Ricardo Pascale ///

“El mejor camino para que una nación se proyecte mejor en el futuro es que definitivamente asuma que solo innovando podrá alcanzar a los países más prósperos”. Parece una frase concebida en tiempos recientes, pero no es así. Esta frase tiene más de 110 años y pertenece Joseph Schumpeter, entonces un joven austríaco de 28 años. Luego descollaría. En mi humilde opinión, sus contribuciones juveniles sobre la importancia de la innovación y el emprendedor en el crecimiento económico, sentadas en su Teoría del Desarrollo Económico de 1911, serían de un tono de revolución copernicana.

Según Schumpeter, las innovaciones -hoy día la explotación exitosa de una nueva idea- son esenciales para explicar el crecimiento económico, y el “emprendedor” es el innovador central. Una de las contribuciones más duraderas de Schumpeter fue su insistencia en que el espíritu empresarial es a la vez un factor de producción único y un insumo social que hace evolucionar la historia económica. En otras palabras, la innovación es la «destrucción creativa» que desarrolla la economía mientras que el emprendedor realiza la función de creador del cambio. “Realizar innovaciones es la única función que es fundamental en la historia” del emprendedor schumpeteriano. 

Después de su muerte,fue (más o menos) olvidado durante unas tres décadas. Los avances posteriores en la teoría del crecimiento económico se siguieron sucediendo, con modelos de crecimiento exógeno hasta las contribuciones endógenas más recientes. Hoy en día cuando las economías quieren crecer, lo hacen en base al conocimiento, a la ciencia, la tecnología y la innovación. Cada vez más los recursos intangibles generados definen quién crece y quién no.

En hombros de estas teorías, el ecosistema emprendedor está hoy día fuertemente compuesto por los start ups. De allí que en el ecosistema tecnológico surgen distintas iniciativas que ayudan a su desarrollo. Y esos start ups, que son mentoreados, incubados, acelerados y hasta escalados por el Venture Builders, son empresas que tienen a la innovación como un fin sustancial que trabaja para resolver un problema cuya solución no es obvia y el éxito no está garantizado.

La contemporaneidad de los desarrollos lleva a que a muchos términos no se les asignó aún una traducción oficial.

Estos venture builders, (también conocidos como start-up studios o startup factories) son organizaciones que construyen empresas como son los startups utilizando sus propias ideas y recursos. Los venture builders son un modelo de negocios adaptado a valorizar el conocimiento y la innovación. Estos tienen algunas diferencias con las incubadoras, que tienen como principal objetivo dar soporte y recursos necesarios a aquellos emprendedores que quieran hacer crecer su idea o producto en su fase inicial.

Las aceleradoras, por su parte, apoyan a las startups a crecer más deprisa, por la información y el mentoring que agregan.  

La aceleradora usualmente obtiene una pequeña parte del capital de una startup a cambio de servicios durante un tiempo determinado; mientras que la venture builder es el principal socio.

Esta arquitectura empresarial, tecnológica y financiera, va evolucionando día a día.

De las ideas pioneras de un maestro como Schumpeter se recorre un arco donde ellas se concretan en la realidad en los venture builders o en start ups independientes. 

Uruguay termina de inaugurar su primer Venture Builder en el seno del Institut Pasteur de Montevideo, llamado Lab+, y concretando así una idea ya madurada por su director el Dr. Carlos Batthyany y su equipo. Es una noticia alentadora. El Lab+ tiene como misión las ciencias de la vida orientada a una sola salud, esto es: la salud humana, la salud animal y la salud ambiental. El financiamiento de U$S 35 millones será de origen privado y se financiaran distintos proyectos de innovación disruptiva.

Es una demostración, además, de que Uruguay puede desarrollar con su excelente ciencia, builders que contribuyan a mejorar los niveles de vida de los uruguayos y puede ser inspiradora de otras propuestas. Así es como “se podrá alcanzar a los países más prósperos”, al decir de Schumpeter.

***

Ricardo Pascale para el espacio Tiene la Palabra de En Perspectiva

 

Podés seguirnos en las redes sociales de Radiomundo, en Facebook, en Twitter y en Instagram.

Ricardo Pascale

Notas Relacionadas

1 Comentario

  • Profesor muchas gracias por su nota muy importante la explicación y aclaración para los que aún no comprendemos del todo los términos que menciona. A propósito de la inauguración del Lab+, del Institut Pasteur que se realizó días pasados, las felicitaciones para usted en su calidad de Presidente del IP. Saludos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*Es obligatorio poner nombre y apellido