Entrevistas

Uso de hoteles por el Mides: Si una familia denunciaba “que estaba en una situación que no era la adecuada, inmediatamente buscábamos una alternativa”, dice directora de Protección Social tras incendio

Facebook Twitter Whatsapp Telegram

Foto: En Perspectiva / Imagen de archivo

La Dirección Nacional de Bomberos tiene dos hipótesis sobre cuál fue el foco del incendio ocurrido el lunes pasado en el quinto piso del hotel Aramaya, ubicado en la avenida 18 de Julio y Paraguay, donde se alojaban familias amparadas por el Ministerio de Desarrollo Social.

A raíz del siniestro, murió una mujer de 31 años, mientras que los tres hijos de ella, de 5, 11 y 12 años, sufrieron quemaduras y permanecen internados.

El fuego empezó en el apartamento de la mujer fallecida.

Aunque el peritaje para determinar las causas continúa, se sostiene que se trató de un hecho accidental.

Se está a la espera la declaración de dos personas que trabajaban en el lugar e intentaron sofocar el incendio con extintores, y ahora se recuperan en el Centro Nacional de Quemados (Cenaque).

¿Cuál es la situación de los heridos? En un comunicado de ASSE se señaló que el niño de cinco años presenta quemaduras en el 20% de la superficie corporal con compromiso de vía aérea. Actualmente se mantiene con ventilación asistida, está sedado y médicamente estabilizado.

Por otra parte, el niño de 11 años presenta quemaduras en el 7% del cuerpo, cuenta con  ventilación asistida, está sedado y médicamente estable.

ASSE también informó que las pequeñas de 17 y 19 meses, y los niños de cuatro, siete y nueve años que ingresaron por intoxicación con monóxido de carbono se encuentran asintomáticos y descansando con normalidad por lo que se les dió el alta médica.

Hubo más secuelas, a la información brindada  por ASSE, el Ministerio del Interior informó que también está internado en el Cenaque un hombre de 35 años con diagnóstico de intoxicación por el humo del incendio que no presenta quemaduras en el cuerpo. Asimismo ingresaron al hospital Pereira Rossell, una mujer de 35 años junto a su hija de un año, otra de 26 con una niña de un año y dos hijos de cuatro y ocho años además de otro niño de la misma edad.

El Ministro de Desarrollo Social, Martín Lema,  habló ayer en rueda de prensa y dijo que 22 personas fueron realojadas al Centro de contingencia en la rural del Prado, y el resto en otros hoteles. En paralelo se está coordinando el destino de los niños y adultos que tienen el alta médica.

“No solamente estamos trabajando en la parte de la atención sanitaria, que en eso destacamos el enorme trabajo del personal de la salud. Sino que también estamos trabajando en la contención por el shock que muchas personas tienen”.

Agregó que en las próximas horas realizarán talleres para que aquellos que estuvieron en medio de los hechos puedan consultar, desahogarse y consultar a profesionales.

En este contexto también habló la Unión de Trabajadores del Ministerio de Desarrollo Social (Utmides) denunció que había tres técnicos de la cartera atendiendo a unas 92 personas en el hotel que se prendió fuego.

Desde el sindicato se reclamó que el hotel “tenía bastantes problemas”. Su secretaria general, Ana Casteluccio, contó a El Observador que la higiene del edificio era “bastante precaria”, el ascensor no funcionaba y las condiciones en general de la estructura eran “de hacinamiento”.

Casteluccio señaló que el sindicato “hace tiempo [viene] pidiendo un relevamiento edilicio” de todos los edificios que el ministerio tiene bajo su cargo. Sin embargo, no han tenido respuesta desde la cartera; “no es que no se responda, sino que directamente no se hace mención”, comentó la secretaria general.

Conversamos En Perspectiva con Fernanda Auersperg, Directora Nacional de Protección Social del Mides.


Destaques de la entrevista: 

  • "Hemos ido bajando la capacidad de los hoteles, el Aramaya era uno de los que más nos preocupaba porque concentraba mucha población. Al asumir había ahí 210 personas de nuestros programas. Entendíamos que no contaban con espacios abiertos para que los niños pudieran disfrutar, recrearse, compartir, estudiar y veníamos en un descenso sostenido de población en ese hotel".
  • "No es el modelo que queremos, esto fue una respuesta de emergencia. Duplicamos la cantidad de duplas porque eran insuficientes ya desde el año pasado. No queremos este modelo de atención, queremos un modelo como el que se realiza en El Hornero y El Zorzal, en el que se cuenta con espacios abiertos, donde no hay una puerta que se cierra y no sabemos qué pasa detrás de esa puerta con esa familia. Queremos una atención mucho más cercana. En este tiempo hemos tenido resultados muy buenos".
  • "Ojalá pudieramos de un día a otro poder realojar 200 personas en una pandemia. En el medio fuimos definiendo otros hoteles a cerrar que estaban en condiciones peores que el Aramaya, y no solo en lo edilicio sino en otro tipo de situaciones más complejas en las que teníamos que tomar acciones inmediatas. El objetivo con este hotel, y por qué nos ha costado más es justamente porque partimos de 200 personas, estamos en un desagote paulatino".
  • "Cuando teníamos una denuncia concreta de una familia porque las condiciones de la habitación no eran las óptimas o las mínimas necesarias, inmediatamente buscábamos una alternativa en otro lugar. No es fácil porque todo el tiempo estamos recibiendo nuevas familias y tenemos que estar buscando alternativas".
  • "Nuestro objetivo hoy es generar más centros de 24hs de atención. Si bien los hoteles son más económicos que los centros 24hs a nosotros no nos satisfacen en cuanto al abordaje que estamos haciendo".
  • "Cuando abrimos El Hornero, en agosto 2021, la respuesta en hoteles era el 67% de este programa, hoy revertimos esa relación y es el 37% del total del programa. Queremos que ese 37 sea un cero".

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *