Javier Calvelo / adhocFOTOS

Compras directas, declaraciones cruzadas: ¿Cuáles fueron los hitos de la comisión investigadora del Ministerio de Turismo?

 

Foto: Javier Calvelo/ adhocFOTOS

Link al debate entre los diputados Juan Martín Rodríguez (PN) y Gustavo Olmos (FA)

La semana pasada culminó el trabajo de la comisión investigadora sobre el Ministerio de Turismo, con la elevación de dos informes, uno del oficialismo y otro de la oposición, que este jueves se discutirán y votarán en el plenario de la Cámara de Diputados.

La comisión combinó una par de denuncias distintas: una presentada por el diputado Eduardo Antonini (Frente Amplio, Maldonado) para examinar compras y gastos de la administración del ex ministro Germán Cardoso; y la otra otra impulsada por el propio exministro, que buscaba revisar la contratación de espacios publicitarios en medios de comunicación, realización de eventos y otras operaciones en el mismo ministerio pero el gobierno de José Mujica y el segundo gobierno de Tabaré Vázquez.

¿Cuáles fueron las novedades más importantes que surgieron en la indagatoria?

¿A qué conclusiones se llegó?

La producción de En Perspectiva preparó un resumen del caso y del trabajo de la comisión investigadora.

Las denuncias de Pérez Banchero

A principios de agosto cobró estado público el enfrentamiento entre el entonces ministro de Turismo, Germán Cardoso, que pertenece al sector Batllistas del Partido Colorado (PC), y el director nacional de Turismo, Martín Pérez Banchero, también colorado pero perteneciente a la Lista 15.

Las diferencias entre ambos eran tan fuertes que Cardoso había pedido al presidente Luis Lacalle Pou que removiera al Pérez Banchero de su cargo.

¿Por qué se habían distanciado?

Pérez Banchero dijo en aquel momento al semanario Búsqueda que la relación se había tensado principalmente por discrepancias en el manejo de las compras de espacios publicitarios.

El ex jerarca denunció que dentro de la cartera se había creado una estructura paralela que dejaba a la División Marketing por fuera de las decisiones. Las resoluciones, según dijo Pérez Banchero, se tomaban “por fuera” de la institucionalidad y en la órbita del ministro.

Además, cuestionó que en el ministerio se utilizara como norma general la compra directa por excepción, en lugar de la licitación pública, y que incluso las compras directas no se ajustaran correctamente a la normativa correspondiente. También objetó los montos de algunas compras.

El exdirector de Turismo aseguró que, debido a su negativa a firmar ese tipo de compras, fue que Cardoso decidió solicitar que lo despidieran.

Después de idas y venidas a nivel del Poder Ejecutivo, aquellas denuncias de Pérez Banchero derivaron unos días después en la salida de Cardoso del gabinete y, luego, en un pedido del Frente Amplio (FA) para crear una comisión investigadora. En respuesta, Cardoso volvió a su banca de diputado y desde ese lugar solicitó que se investigara también a la gestión en esa cartera en las dos últimas administraciones de la izquierda.

Kirma Services: un misterio desde Estonia

Una de las decisiones más controvertidas denunciadas por Pérez Banchero, y que jugaría un papel determinante en la renuncia de Cardoso, fue la contratación, el año pasado, de Kirma Services, una firma con sede en Estonia.

El acuerdo con Kirma fue por US$ 280.000, mediante compra directa, para canalizar una campaña de publicidad digital destinada a fomentar el turismo interno en medio de la emergencia sanitaria.

En febrero de este año el Tribunal de Cuentas de la República (TCR) observó el gasto pero el equipo de Cardoso lo reiteró. El TCR objetó que la adjudicación se hubiese realizado sin que la empresa estuviera inscripta en el Registro Único de Proveedores del Estado (RUPE), como estipula la normativa de compras públicas. La inscripción en el RUPE se hizo 15 días después de la adjudicación.

Por otra parte, cuando el ministerio fue a hacerle el pago a Kirma, el Banco República (BROU) bloqueó el giro ante una alerta de su Unidad de Prevención de Lavado de Activos. En ese momento el BROU sugirió “cambiar de beneficiario”.

¿Qué indagó la comisión investigadora respecto a Kirma?

Al respecto se dio una serie de declaraciones cruzadas. En sus respectivas comparecencias en comisión, Pérez Banchero y Cardoso concidieron en señalar que la propuesta de Kirma provino de Young & Rubicam, la agencia de publicidad que trabaja desde hace varios años para el Ministerio de Turismo. Pero Young & Rubicam publicó un comunicado donde aclaró que, por el contrario, la idea de contratar a Kirma llegó a la agencia desde el ministerio y, concretamente, fue impulsada por Elbio Rodríguez, asesor honorario de Cardoso, y el abogado Daniel Reta, adscripto del entonces ministro.

Cuando asistió a la comisión, Reta dijo que no conocía a Kirma y que él solamente había reenviado documentos sobre la propuesta de esa empresa a la agencia de publicidad. Agregó que no tenía “idea” de “cómo siguió” el proceso. Sin embargo, el diario El Observador comprobó que Reta fue quien firmó la inscripción de Kirma en el RUPE, en aquel trámite que se efectuó después de que la compra hubiese sido adjudicada.

Por su parte, Elbio Rodríguez, el asesor honorario del ministro Cardoso, un empresario vinculado con el juego online y con préstamos en casinos, confirmó en comisión que él había llevado la propuesta, dado que tenía “una relación comercial” con Kirma. Y agregó que Cardoso “ni estaba al tanto”.

Según dijo Rodríguez, su intención era que Kirma “se convirtiera en un proveedor digital de la agencia Young & Rubicam y que, como consecuencia, pudiera dar servicios no sólo al Ministerio de Turismo sino también a otros organismos públicos. De esa manera, “como empresario”, buscaba “poder generar un negocio lucrativo”. En aquel primer negocio Rodríguez no iba a llevar ninguna comisión pero esperaba hacerlo en los otros contratos que Kirma obtuviera en el Estado.

Al conocerse esos dichos, Young & Rubicam emitió un nuevo comunicado asegurando que “nunca estuvo en conocimiento de la intención de Rodríguez de considerar negocios en conjunto, menos de Kirman”, donde no conocían “a nadie”. Por lo demás, la agencia agregó que la propuesta de Kirma no hubiera sido de recibo porque los servicos de la firma estonia compiten directamente con servicios prestados por Young y Rubicam.

Y Cardoso, ¿qué dijo concretamente sobre todo esto?

El ex ministro sostuvo que la propuesta de Kirma llegó a través de Young & Rubicam junto a otras dos propuestas, de las compañías Cisneros Interactiva y Mediamath. “La agencia, perfectamente, ante esa presentación de Elbio Rodríguez,
podría haber dicho ‘no, no corre’ o ‘Kirma no va’; sin embargo, la presentó junto con las otras tres propuestas”, subrayó Cardoso

Además, Cardoso puntualizó que finalmente Kirma no realizó el trabajo al no poder cobrarlo, porque el BROU no tenía convenio con un banco en Bélgica que la empresa estonia había presentado para que se le hiciera el giro. Cardoso sostuvo que otras empresas digitales tuvieron el mismo problema con otros bancos, cambiaron de institución bancaria, y terminaron cobrando por sus servicios.

La relación con Elbio Rodríguez

Uno de los aspectos más polémicos de la investigación es la función que ejercía Elbio Rodríguez dentro del Ministerio de Turismo.

Cardoso dijo que no fue asesor suyo y que lo vio en un par de oportunidades en la sede de la cartera cuando fue a saludarlo. Sin embargo, la semana pasada La Diaria y Búsqueda recordaron un tuit de la cuenta oficial de la Intendencia de Paysandú, del 2 de marzo de 2021, que incluye una foto de una visita de Cardoso a ese departamento, y atrás de él aparece, justamente, Elbio Rodríguez. En el tuit se informa que el intendente Nicolás Olivera recibió al por entonces ministro de Turismo, “quien arribó a Paysandú acompañado por el empresario italiano Giuseppe Cipriani, interesado en concretar la construcción de un hotel cinco estrellas” allí. Consultado ahora por La Diaria, Rodríguez indicó que la visita a Paysandú no tuvo carácter “oficial” y que él no participó “como asesor del ministro”. Agregó que el viaje lo armó y lo pagó él, y que fue “un tema entre privados”.

Lo cierto es que el rol de Rodríguez es uno de los aspectos más cuestionados por el FA.

El medio millón de dólares de Netcom

Si bien la contratación de Kirma ha dado mucho que hablar en estos meses, la resolución que precipitó la crisis entre Pérez Banchero y el ministro fue otra: una compra directa de espacios de publicidad en vía pública con la empresa Netcom por US$ 500.000.

Pérez Banchero dijo a Búsqueda que luego de que él expresara más de una vez su discrepancia, en determinado momento el ministro le planteó que o la firmaba o él lo echaba.

Ya antes otra compra a Netcom había causado rispideces en la interna del ministerio: según informó Búsqueda, en octubre del 2020 esa empresa presentó a través de Daniel Reta, el adscripto al ministro, una propuesta de US$ 800.000 por cartelería en vía pública durante un año.

Aquella adquisición fue bloqueada por un informe desfavorable de una funcionaria del ministerio. Pocos días más tarde, Netcom presentó otra propuesta menor. Esa sí tuvo andamiento, a pesar de que el Ministerio de Economía (MEF) resolvió no certificar la compra porque faltaban datos. El TCR luego también observó el gasto.

Pero, volviendo a julio de 2021 y a la propuesta de compra por medio millón de dólares a Netcom, en el FA entienden que el expediente de esa operación presenta varias irregularidades: principalmente, que falta una resolución ministerial que ordenara dicha compra, lo que también significa que no hubo intervención del TCR o del MEF.

Liliam Kechichian, ministra de Turismo durante el último gobierno del FA, llamó la atención sobre el monto tan elevado para una compra limitada al territorio uruguayo y realizada en plena pandemia. Aseguró que en la gestión de la izquierda invertían US$ 900.000 por año en toda la región y “nunca” se superaron los US$ 250.000 dólares anuales para publicidad en vía pública en Uruguay.

No queda claro si Netcom brindó o no el servicio en cuestión. Cuando concurrió invitada a la comisión, la empresa no quiso responder sobre ese punto. En el ministerio aparecieron facturas de Netcom relativas a aquel negocio pero en octubre pasado la nueva cúpula de la cartera, liderada por Tabaré Viera, definió “no avalar” el pago y remitir el tema a la división jurídica de la cartera para que analizara si corresponde o no pagar.

Otras irregularidades

El informe en minoría del FA repasa otras irregularidades, como las modificaciones en el paquete accionario de la empresa que opera el hotel Serena, localizado en la playa Mansa de Punta del Este y propiedad del Ministerio de Turismo. En ese proceso estuvieron involucrados tanto Daniel Reta como Elbio Rodríguez, “con límites difusos entre su actividad pública y privada”.

También se menciona una cena en el restoran del Piso 40, en Montevideo, por $ 50.000 que tuvo lugar en noviembre de 2020 pero fue facturada al ministerio en marzo de 2021.

Además, se señala que se hizo un uso excesivo del instrumento de la compra directa, que no se respetó la normativa de compras estatales y que muchas de las contrataciones de espacios publicitarios se efectuaron sin el informe previo de la agencia Young & Rubicam, asesora del ministerio.

Denuncias sobre Kechichian

A partir de una denuncia del propio Germán Cardoso, la comisión también investigó la gestión del Ministerio de Turismo bajo los dos últimos gobiernos frenteamplistas.

La discusión al respecto se centró, básicamente, en el arrendamiento de instalaciones de un club deportivo que pertenece a la Unión General Armenia de Beneficencia (UGAB). Al integrar la exministra Liliam Kechichian la comunidad armenia, se consideró que había favorecido a esa institución.

El acuerdo cuestionado fue de US$ 1.100.000 por un año y cuatro meses, para que la Federación Uruguaya de Basket Ball (FUBB) utilizara dependencias de ese club. Uno de los motivos del cuestionamiento es que actualmente está vigente otro acuerdo entre la FUBB y la UGAB por un costo sensiblemente menor: US$ 150.000 por un año.

Sin embargo, cuando la UGAB compareció ante la comisión investigadora explicó que el convenio que se firmó durante la administración del FA abarcaba el uso exclusivo de muchas más instalaciones que las que se utilizan hoy. Según dijeron directivos de esa institución, hoy la FUBB solo emplea un gimnasio, cuando antes usaba dos, además de piscina cerrada, vestuarios y un estacionamiento exclusivo.

Cardoso afirmó que llevaría a la Justicia este acuerdo por entender que, además del monto del arrendamiento, hubo otra irregularidad. Según el exministro, la organización armenia había entablado un juicio contra el Ministerio de Turismo en 2014 por un diferendo previo: la compraventa frustrada por la cartera de un inmueble propiedad de la UGAB. Cardoso afirmó que el contrato de arrendamiento se había resuelto como una forma de “conciliación” en el marco de aquel proceso judicial.

El informe final presentado por los miembros oficialistas de la comisión señala que “quedó demostrado que sí existía nexo causal” entre la compraventa frustrada y el convenio posterior. Por este motivo consideran que “hay elementos suficientes para que la Justicia continúe con esta investigación”.

Además, hacen hincapié en que el contrato con la institución armenia también se procesó en forma directa, sin licitación y con observaciones del TCR.

Conclusiones finales

En el informe en minoría que redactaron los representantes del FA en la comisión investigadora se afirma: “Existió una clara responsabilidad de parte del entonces ministro Germán Cardoso referido a la probidad y las normas de buen funcionamiento, poniendo en grave riesgo el prestigio de la administración pública”.

Y luego se agrega: “Realmente merece saberse si fue oportuno realizar gastos desorbitantes en materia de publicidad oficial del Ministerio de Turismo mientras el país y el mundo vivían la peor etapa de la pandemia por covid-19 y donde esos recursos resultaban necesario para enfrentar la cara más dura de la crisis económica, social y sanitaria”.

Mientras tanto, en el informe en mayoría de los miembros oficialistas de la comisión se señala que a ellos les correspondía analizar si las actuaciones de los jerarcas del ministerio eran o no ajustadas a derecho y no “analizar la conveniencia o la oportunidad” de las decisiones políticas y estratégicas.

En ese sentido, dicen que “no se encuentra en la actuación del ex Ministro Germán Cardoso elementos que hagan presumir la comisión de irregularidades o delitos”.

De todos modos, teniendo en cuenta que ya existe en la Justicia Penal una denuncia presentada por la bancada del FA por la gestión del exministro Cardoso, el oficialismo propone que la Cámara de Representantes remita todas las actuaciones a la Fiscalía correspondiente.

***

Link al debate entre los diputados Juan Martín Rodríguez (PN) y Gustavo Olmos (FA)

En Perspectiva

Periodismo con vocación de servicio público. Conducen Emiliano Cotelo y Romina Andrioli. Con Gabriela Pintos, Rosario Castellanos y Gastón González Napoli. Producción: Rodrigo Abelenda y Agustina Rovetta. De lunes a viernes de 7 a 12 en Radiomundo 1170.

Notas Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*Es obligatorio poner nombre y apellido