Columnas

Perfiles de nuevos parlamentarios: Pablo Viana, diputado por "Todo por el Pueblo" del PN

Facebook Twitter Whatsapp Telegram

Producción: Pablo Méndez

En un comienzo, la contienda parecía limitarse a los dos candidatos más votados en las elecciones anteriores, Luis Lacalle Pou y Jorge Larrañaga. Pero a fines del 2018, Juan Sartori ingresaba a la puja por el poder. El empresario uruguayo despertó en Larrañaga un rival desde el primer día y en el resto del Partido Nacional una cierta desconfianza. Como jefe de campaña lo acompañaba Pablo Viana, un empresario agropecuario de bajo perfil. En entrevista con El País, Sartori afirmó no tener conocimiento de los gastos concretos de la campaña y demostró una confianza ciega en Viana, a quien delegó el manejo de los costos de esta.

Pasada la interna, Viana continuó liderando las acciones de Sartori, quien consiguió mantener su votación en las Elecciones Nacionales y obtener tres puestos en el Poder Legislativo: una banca en el senado y dos en la cámara de diputados.

El empresario no tenía en sus planes integrar una lista al Parlamento, pero culminó en el puesto que pretendía ocupar Verónica Alonso por el departamento de Canelones. La senadora blanca quedó afuera luego de que, en una votación de dirigentes canarios del sector Todos Por el Pueblo, se rechazara su candidatura por el departamento. Viana respondió a una decisión de Sartori, que lo nombró como segundo en la lista.

Su pasado

Viana, que todavía no se acostumbra a la idea de ser identificado como diputado, se auto percibe como alguien analítico, bastante incansable en el empeño de alcanzar las metas y generalmente justo en sus actos. Desde pequeño aprendió esto de su padre, quien lo acompañó en su desarrollo como persona:

Siempre tuve en la figura de mi padre una fascinación o una valoración del trabajo bien hecho, del no rendirse, de siempre tirar para adelante. Si bien me costó mucho, incluso hasta entrada la juventud poder definir una vocación profesional, sentía que era algo que debía hacer "al servicio de". Por eso también los emprendimientos comerciales o sociales en los que pude involucrarme y participar siempre procuré que tuvieran una faceta de servicio o de brindar algo. Si me paro en la niñez me cuesta proyectar que era lo que quería. Seguramente querría ser bombero, policía o superhéroe. Y a medida que uno va creciendo empieza a ser más realista con ese rol, y muchas veces, uno es lo que puede y no tanto lo que quiere.

En su juventud, el empresario relacionado al campo del software, no tenía claro qué profesión le depararía en un futuro y le costaba decantarse por una. Se encontraba en la disyuntiva entre Economía o Derecho, ya que tuvo facilidad tanto en las letras como con los números. Luego de pensarlo junto con su familia, la segunda opción fue la que logró convencerlo:

Estudié Abogacía y Escribanía, algunas materias en la Universidad Católica, aunque mi primer año lo hice en la UDELAR, luego me cambié a la Universidad Católica. Nunca ejercí, de joven me metí en emprendimientos comerciales digamos, y si hoy me tengo que definir con una profesión es más bien empresario. Es con la identidad que me siento más cómodo.

Su ingreso a la política

Viana dijo seguir desde siempre el fenómeno político. Por un lado, participó en think tanks desde Uruguay y Argentina donde adquirió conocimientos relacionados al campo del pensamiento en esta materia. Pero también, tiene desde hace muchos años acercamientos con personas del ámbito político. Con esto afirma que, con la ayuda de estos vínculos, va generando una visión un poco más crítica o acabada del tema

Recordando sus inicios en la política, se remonta al tiempo en el que culminaba su adolescencia y recuerda sus primeros acercamientos a esta:

Comenzó alrededor de los 18 o 19 años con unas primeras reuniones a las que asistí de una agrupación dentro del Partido Nacional, no voy a decir cuál porque no viene al caso ahora, en las que bueno aprendí un montón y por distintos motivos, creo más porque no me sentí tan parte, me alejé un poco.

Y digamos que recién hacia el año pasado fue cuando en algunas charlas con Juan y algunos otros amigos, dijimos y por qué no generan una opción dentro de la política. Que permitiera un poco de aire… no sé si fresco, pero al menos distinto, novedoso. E intentar llevar con nosotros a toda esa gente que nos hemos encontrado en el camino, que quizás le gusta participar, le gusta estar en la política, pero no han encontrado aún un espacio o un rol.

Pero la política lo recibió con duras críticas, por lo que su opinión actual sobre esta se vio condicionada. Especialmente por su experiencia en la campaña interna de cara a sobreponerse a sus competidores dentro del partido, donde la estrategia de Sartori fue catalogada de política sucia por determinados acercamientos a asesores en esta materia:

Para mí fue muy duro, si tuviera que buscar un adjetivo creo que fue muy duro. Cuando uno está afuera de la política partidaria, de la actividad de militancia, uno se imagina "esto es complicado, es difícil, hay mucha gente a los codazos". Uno se imagina un poco esa escena, ahora estar desde adentro a uno le agudiza más ese sentimiento. Yo sé que muchas veces las cosas nuevas o distintas o que vienen de manera disruptiva puede generar molestia y malestar, pero percibo o siento que ese malestar fue bastante superior a lo que podría haber sido en otros casos. En fin, ya está superado, está súper hablado y creo que lo que resta es sostenernos en las coincidencias y en las diferencias, plantearlas con mucho respeto, con mucho cariño al país también, y con esa vocación que tiene el Partido Nacional de hombres libres, al fin y al cabo.

El empresario se siente muy identificado con los ideales de Oribe y anhela un Uruguay ideal con más autonomía y menos centralización. Para esto, considera que el cambio debe producirse desde la política, específicamente desde el sistema en general y su conjunto de representantes. Según Viana, estos cambios se traducirán en una proyección a futuro del país.

Desde su lugar en el poder legislativo impulsará estas propuestas. Principalmente porque considera que lo que necesita el país es avanzar hacia una adultez con más libertades, más integración y diferenciación de la región:

Me gustaría ser parte del equipo que nos acompañe y de todo aquel ciudadano que esté dispuesto a querer dar una mano. Una evaluación más profunda del sistema jurídico uruguayo, de cómo está el elenco de leyes, a ver qué porcentaje de leyes hoy son obsoletas, o quizás no tienen tanta ejecución. O sea, poder alivianar ese peso regulatorio que tiene el Estado sobre un montón de actividades que muchas veces inhibe el espíritu emprendedor de quien quiere emprender, que ya el querer emprender en Uruguay es algo sumamente loable, y, además, quien de querer pasa a hacerlo se encuentra con un montón de trabas. Por otro lado, me interesa mucho la visión internacional del país, con cómo se para frente al complejo mundo presente y al futuro. Me da la impresión de que ese papel de Uruguay como tercero no alineado, en algunos casos ya no debe ser así y tiene que tomar líneas un poco más claras y más apegadas a la justicia, a la libertad, a la verdad. Creo que el rol del legislador no es hacer muchas, muchas leyes sino al contrario, tratar de que salgan la menor cantidad de regulaciones posibles para que no impida ni dificulte el ánimo emprendedor de la gente, pero por otro lado sí hacer un control de la ejecución del Poder Ejecutivo. Entonces acompañar al gobierno próximo desde un espacio respetuoso de la separación de poderes, pero haciendo cumplir el rol que tiene el poder legislativo.

 

***
Foto: Pablo Viana en la libreria Puro Verso de la Ciudad Vieja de Montevideo.. Foto: Javier Calvelo / adhocFOTOS

Podés seguirnos en las redes sociales de Radiomundo, en Facebook, en Twitter y en Instagram.
¿Mirás nuestros videos, escuchás los audios, leés las notas que subimos a la web? La continuidad de esos servicios depende de que tú contribuyas a financiarlos. Te invitamos a ser Socio 3.0 de En Perspectiva, asumiendo un abono mensual. Más información en este mensaje de Emiliano Cotelo: enperspectiva.net/socios

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *