Columnas

Perfiles de nuevos parlamentarios: Verónica Mato, diputada por el PCU

Facebook Twitter Whatsapp Telegram

Producción: Pablo Méndez

El Partido Comunista, que lidera Óscar Andrade, es hoy una de las novedades electorales en relación con años anteriores dentro del Frente Amplio. En las internas, Andrade obtuvo el tercer lugar y en las elecciones nacionales, en alianza con Carolina Cosse, se llevó dos bancadas al senado y 5 diputados electos. Entre estos últimos se encuentra Verónica Mato, electa por la lista 1001 bajo el sublema “Independientes con Andrade”.

La nueva integrante del Poder Legislativo conversó con En Perspectiva en su casa, donde se encontraba trabajando para otra de sus profesiones: la producción dramatúrgica. Ese trabajo la obliga a estar preparada, por lo que apenas comenzamos el diálogo, ya tenía listo un guion en el que se resumía su pasado, su presente y su futuro.

Comenzó definiéndose como una mujer artista, una madre y una luchadora. Feminista e incansable luchadora social. La historia de su padre le marcó este destino, del que se enorgullece, aunque acepta que la tragedia marcó sus primeros pasos:

Voy a decir, que eso me llevo un tiempo darme cuenta o poder decirlo, que no tuve una infancia feliz. No fui una niña feliz, más allá del esfuerzo que hizo toda mi familia. Porque fue una niñez con mucha soledad, con muchas preguntas que me hacía, con mucha tristeza. 

Miguel Mato, su padre fue el último desaparecido durante la dictadura. Verónica no era más que una pequeña:

Mi padre desapareció cuando yo tenía cinco años, el 29 de enero de 1982. Uno de mis últimos recuerdos con mi padre fue que ese verano con los reyes me regalaron una bicicleta que fue por el sindicato. Él estaba trabajando en Funsa y en Funsa habían regalado a los hijos de los empleados juguetes y a mí me toco una bici. El recuerdo que tengo es a mi papá ayudándome a aprender a andar en bicicleta, ese es un recuerdo lindo, me acuerdo que un poco me caía y mi padre me ayudaba.

Esa infancia dolorosa, tuvo en su madre y su abuela pilares de los cuales sustentarse. Hoy en día solo tiene palabras de agradecimiento. En ellas encontró los valores más importantes para su formación como persona como la humildad, el valor del trabajo y la sensibilidad. 

Educación y Trabajo

En compañía de su madre y su abuela, Verónica comenzaba a conformar su perfil para una futura vocación todavía lejana. En un principio la abogacía captaba su atención, hasta que en el liceo entendió que las leyes no eran lo suyo y tomó otro rumbo. La arquitectura también tocó sus puertas, pero aunque le dedicó cuatro años, los devenires de la vida la llevaron a dejarla. Hasta que sin esperarlo encontró su vocación:

En un momento me encontré con el teatro, pero ya más de grande, y cuando me encontré con el teatro supe que ese era el camino que ese era el lugar que me estaba esperando. A veces uno con las profesiones se encuentra más joven y otras se encuentra no tan joven, yo era joven todavía pero no fue que quise ser desde los 15 actriz. Y cuando me encontré con el teatro bueno seguí por ahí.

Ingreso y desarrollo en la política

Su perfil quizá no es lo más cercano a un perfil político tradicional y ella no reniega de esto. Sus inicios en la política tienen relación con organizaciones sociales, relacionadas con organizaciones de memoria del terrorismo de Estado y colectivos para víctimas de desaparecidos. Entre estos forma parte del Colectivo Cometa, de la Red Nacional de Sitios de Memoria y es delegada en la Comisión Nacional Honoraria de Sitios de Memoria. 

Aunque hasta este último año no había militado en ningún partido político, una señal en su vida que según ella puede parecer un cuento sirvió de impulso para comenzar su tarea en esta área:

Nosotros en el grupo, estábamos acompañando las causas de La tablada. Entonces estábamos en la puerta de un juzgado esperando a que saliera un represor que tenía que dar testimonio por las causas de La Tablada. Yo llegué un poquito más tarde entonces cuando sale este señor, estaba como muy abrigado, muy tapado, entonces había compañeros como que “no se es ese o es ese” entonces me dijeron: “sí es ese” y yo salí corriendo naturalmente, fue como un impulso, a hablar con él. Entonces llego hasta él, porque caminaba muy rápido, y le digo: “Mi nombre es Verónica Mato, soy hija de Miguel Mato, desaparecido en La Tablada yo sé que usted estuvo en La Tablada. Yo necesito saber, yo quiero saber, mi familia quiere saber qué pasó con mi padre. Por favor usted me puede ayudar usted sabe. Él me miró y me dijo que no sabía nada, no sabía de quién estaba hablando. 

Y cuando esta persona se va mirándome diciendo que no, miro a mis compañeros que en su gran mayoría víctimas directas el terrorismo de estado.  Y las veo que se habían quedado paradas en la puerta del juzgado porque no podían correr porque no le daban las fuerzas. Son momentos en los cuales uno dice “pucha yo estas banderas las tengo que pelear porque mi generación se tiene que hacer cargo de esto”, que ya estos compañeros hay ciertas cosas que no pueden hacer solos que no podemos dejarlos solos.

A pesar de su reciente ingreso en la política ya vivió una gran cantidad de altibajos durante la campaña. Primero para impulsar la candidatura de Óscar Andrade, como candidato a presidente dentro del Frente Amplio. Gestión que valora especialmente al momento de conocer los resultados, contrarios a las previsiones de las encuestadoras del país. Luego para pelear las internas con los demás candidatos y más adelante para acompañar a Daniel Martínez con vistas al balotaje del 24 de noviembre. Un arduo camino que logró transcurrir en simultáneo con su vida fuera de la política:

Yo soy una persona como todas las demás que trabajo, me levanto a las 8 de la mañana, antes tenía un trabajo que me levantaba un poquito antes. Trabajo 30 horas semanales. Tengo un trabajo también a la noche vinculado a la actuación. Tengo una casa, un hijo, un montón de cosas que hacer y dentro de ese tiempo le dedico mucho tiempo de mi vida también a la militancia en política y al trabajo de la campaña, entonces te puedo decir que fue un trabajo muy intenso, lo viví con mucho cansancio. Incluso había gente que ahora en esta última fase de campaña pensaba que yo solamente me estaba dedicando a esto, y yo les dije, pero yo tengo que comer. Yo tengo otras responsabilidades. Soy como todo el mundo que tiene que salir a trabajar y militar hasta la hora que sea y al otro día tengo que estar en mi trabajo marcando tarjeta y laburando.

El futuro próximo la obliga a dejar atrás este camino, para enfrentar un nuevo ciclo en su vida dentro del Parlamento. El Frente Amplio no contará con la mayoría de la que gozaba en períodos anteriores, y deberá negociar con los representantes de los demás partidos. La diputada no cree en la prosperidad de la coalición multicolor a futuro, a la cual cataloga de “meramente electoral”. Si bien encuentra que puede ser necesario negociar con estos, su trabajo en el Parlamento tiene otras prioridades:

Dentro del campo que yo vengo trabajando, que es derechos humanos, creo que es un lugar donde yo puedo aportar mucho por toda la experiencia que tengo, por la cercanía que tengo con las organizaciones sociales. Formé parte de la vocería de DDHH de la fórmula Martínez-Villar. Entonces desde ese lugar también estoy empapada en muchos temas, que no tiene que ver solo con los DDHH vinculados al pasado reciente y al terrorismo de Estado; sino que es una visión más amplia. Vinculada también al derecho de niñas y niños, vinculada también a los derechos de las mujeres, vinculado también a los derechos culturales, vinculado a las personas con discapacidad, a la población LGTB. O sea, todo ese camino es un camino que yo voy a transitar como legisladora que estoy abierta a escuchar a ir, a conversar con las organizaciones sociales que vienen peleando sobre esos temas. Voy a participar de la comisión de derechos humanos del parlamento y desde ese lugar voy a trabajar con políticas para darle presupuesto a determinadas leyes, también para ver si esas leyes se están cumpliendo y cómo, y para defenderlas y para promover también algunas nuevas leyes algunos nuevos proyectos sobre esos temas.

***
Foto: Verónica Mato. Crédito: comedianacional.montevideo.gub.uy

Podés seguirnos en las redes sociales de Radiomundo, en Facebook, en Twitter y en Instagram.
¿Mirás nuestros videos, escuchás los audios, leés las notas que subimos a la web? La continuidad de esos servicios depende de que tú contribuyas a financiarlos. Te invitamos a ser Socio 3.0 de En Perspectiva, asumiendo un abono mensual. Más información en este mensaje de Emiliano Cotelo: enperspectiva.net/socios

Comentarios

One Reply to “Perfiles de nuevos parlamentarios: Verónica Mato, diputada por el PCU”

  1. Esta joven mujer me conmueve. Inteligente, rica en vivencias, franqueza y frescura en expresión y decires…, más un buen bagaje de proyectos. Honrará al Parlamento con su presencia y su actuar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *