La Mesa

Jerarca de Deportes de la IM renuncia por donación de remeras y mochilas al FA

Facebook Twitter Whatsapp Telegram

Foto: Carolina Cosse. Crédito: Javier Calvelo/ adhocFOTOS

El coordinador de la Secretaría de Educación Física, Deportes y Recreación de la Intendencia de Montevideo, Marcelo Signorelli, renunció a su cargo el viernes luego de haber donado al Frente Amplio remeras y mochilas para una correcaminata que organiza la campaña por el Sí en el referéndum contra la Ley de Urgente consideración (LUC).

En un comunicado, la IM informó que la intendenta de Montevideo, Carolina Cosse, tomó conocimiento el martes de la semana pasada que la secretaría de deportes había entregado un remanente de materiales al Frente Amplio. En ese momento, según el comunicado, Cosse se comunicó “inmediatamente” con el presidente de la coalición de izquierdas, Fernando Pereira, para informarle que “la entrega nunca debió haber sucedido y que los materiales debían ser devueltos”, algo que se concretó ese mismo día.

El comunicado agrega que Cosse se reunió con Signorelli y le “hizo notar la inadmisibilidad del error que este hecho significa”. Además, la comuna informó que se dispuso una investigación administrativa “para determinar todos los hechos vinculados a este episodio”.

El miércoles de la semana pasada, El Observador informó que fue ante la consulta de la prensa que la IM tomó conocimiento del hecho y pidió que se devolvieran los materiales. 

El jueves, antes de que se conociera la noticia de la renuncia de Signorelli, la intendenta había dicho que daba el tema por cerrado.

Ediles blancos y colorados en la Junta Departamental de Montevideo van a realizar pedidos de informes sobre este episodio. Además, el Partido Nacional informó que promoverá una comisión investigadora para “establecer responsabilidades”.

 

La Tertulia de los Lunes con Fernanda Sfeir, Martín Bueno, Ana Laura Pérez y Santiago Soto.

Viene de…

Políticos, militantes y familiares despidieron a Eduardo Bonomi

Continúa en…

La invitación a ver un especial de comedia en Netflix… Y otros telegramas

Comentarios

2 Replies to “Jerarca de Deportes de la IM renuncia por donación de remeras y mochilas al FA”

  1. Avatar Leonardo Nidingas dice:

    La presunción de inocencia es un principio que cada vez nos cuesta más entender en Uruguay. ¿Querés que te lea el código penal? dice la abogada Sfeir desafiando a Soto a probarle –en un sumarísimo juicio radial en ausencia del acusado– que hubo delito. Para que haya delito se precisa condena firme de la justicia. Para que haya condena, tiene que haber proceso (o como se llame ahora) y para que haya proceso, tiene que haber denuncia penal. Estamos recién en la etatpa de la investigación administrativa a ver si la propia IM hace denuncia penal. Empero, nada impide a la oposición hacerla hoy mismo. Quizás, lo que dice Sfeir es una evidencia de que el hecho tiene "apariencia delictiva" y bien justifica una denuncia penal. Dicho así, yo adhiero. Pero despacio, porque el acusado tiene derecho a defenderse y capaz que no tiene la culpa que las autoridades dicen que tiene. Por ahora no sabemos más que declaraciones de jerarcas. Ni siquiera una entrevista a Signorelli para que dé su versión. ¿Qué tiene hoy para decir el renunciado coordinador de secretaría? ¿Tomó él la decisión o le mandaron hacer eso? Obviamente, todos los que están encima tienen interés en argumentar que la decisión fue exclusivamente de él y a él más le valdría poder probar que cumplía órdenes de algún superior. Mi impresión es que siendo un cargo de confianza de mitad de tabla para abajo, un coordinador de una secretaría, merece el beneficio de la duda. No es un lugar donde parezca razonable sentirse con poder para hacer cualquier cosa.

    Lo otro me pareció el típico chisporroteo cuando hay casos de aparentes delitos en la administración pública. Un oficialismo que trata de soltar la mano y desmarcarse de lo que pasó, exorcizando al demonio con un castigo ejemplarizante y tratando de "encapsular" el problema minimizando daños. Una oposición que trata de que el caso salpique y enchastre a todo un partido. Para ser impoluto un partido, la receta es mantenerse lo más alejado posible del poder. Hay que asumirlo.

    En el interior están "hasta las manos" en las intendencias y los blancos son los que más intendencias tienen. Hay casos de aparente nepotismo, denuncias de uso de recursos públicos para juntar votos en campaña, de regalos para los amigos, de "mil gauchadas" por fuera de las atribuciones del cargo, hay pruebas de propuestas de comercio sexual a cambio de actos administrativos, hay venta de combustible de un inendente a su propia intendencia… Con eso no digo que en Montevideo no pase nada, claro. Este caso es una prueba de que pasa. Pero lo peor es que la dinámica del debate justatmente no ayuda a que todos los partidos entiendan que el mal los afecta a todos. Siempre el corrupto es el otro, el que "una, dos, tres, cuatro veces" demosró serlo y por lo tanto ya demostró que su corrupción es sistémica (que es lo que tratan de argumentar Bueno y Sfeir). Entonces el tema es que Cosse no entiende las instituciones y los principios republicanos. Como si viniera de no sé qué monarquía de medio oriente de las que visita el presidente, adalid de la libertad individual y que no invita dictadores a su asunción de cargo.

    Para volver al asunto del principio: ojalá haya denuncia penal, ojalá este funcionario de confianza de rango bajo –el típico fusible de cualquier organización– tenga la posibilidad de defenderse y ojalá ese proceso pueda llegar a determinar responsabilidades en un juicio justo.

  2. Avatar Sylvia Rotunno dice:

    Esto perjudica evidentemente la credibilidad de las personas que se dedican a la política. Por qué? Porque se horrorizan de cosas que hace el adversario, las juzgan con toda dureza, y no ven que sus correligionarios hacen las mismas cosas o peores. Las personas que vivimos en el interior, sabemos, cómo manejan los dineros públicos los Intendentes. Hay denuncias, hay videos, hay fotos, de lo que sucede en épocas `preelectorales cuando desde las Intendencias se regalan materiales de construcción y se adjudican cargos innecesarios. Hace un tiempo, el periodista Gabriel Pereyra hdedicó un programa espoecial, con todas las denuncias existentes sobre la Intendenciade Maldonado. Y sin embargo, ningún correligionario se desmarcó ni se indignó. La indignación selectiva ante los hechos de corrupción, o presunta corrupción, no significan más que hinchismo. Y reitero: no hacen bien a la política.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *