Referéndum: Da Silveira criticó cartel por el SÍ colgado en fachada de la sede de la Udelar

Foto: Pablo da Silveira / Twitter

El ministro de Educación y Cultura, Pablo Da Silveira, cuestionó la colocación de una pancarta con la leyenda “En la Universidad Votamos Sí”, que pudo verse el lunes en la fachada de la sede central de esa casa de estudios, en 18 de Julio y Eduardo Acevedo.

En un posteo en su cuenta de Twitter, Da Silveira escribió que ese cartel “cancela y excluye”. “Deja afuera a todos los vinculados a la Udelar que no están a favor del Sí e ignora mediante el lenguaje a todas las demás universidades que existen en el país”, entre las que nombró especialmente a la Universidad Tecnológica. “Una pena”, lamentó en una publicación de su cuenta de Twitter.

Por su parte, el presidente de la Administración Nacional de Educación Pública, Robert Silva, posteó en la misma red social “como egresado” de su “querida” Facultad de Derecho de la Udelar: “No me representan y menos en el marco de los principios que rigen la educación pública desde 1877”.

La pancarta de color rosado, estaba firmada por la Intergremial Universitaria, que nuclea a la Agremiación Federal de Funcionarios de la Udelar (AFFUR), la Unión de Trabajadores del Hospital de Clínicas (UTHC), la Asociación de Docentes de la Universidad de la República (ADUR) y la Federación de Estudiantes Universitarios del Uruguay (FEUU).

El cartel estuvo colgado el lunes en la sede central de la Udelar, pero fue quitado el martes de madrugada. El gremio estudiantil, Corriente Gremial Universitaria (CGU) agradeció al rector de la Udelar, Rodrigo Arim, por haber hecho una “gestión” para retirar el cartel. “Queremos una Udelar sin proselitismo político”, aseguró la CGU en twitter.

Sin embargo, desde la Intergremial Universitaria aclararon que el cartel no fue retirado por orden de la Udelar, sino que la pancarta fue “vandalizada”.

Fagúndez dijo que la Intergremial Universitaria no descarta colocar otro cartel en algún otro edificio de la Udelar.

 

La Tertulia de los Miércoles con Hebert Gatto, Teresa Herrera, Agustín Iturralde y Oscar Sarlo.

 

Continúa en…

Sifpom acusó al FA de utilizar a la policía “con fines políticos”

Los criterios formalistas sobre el poder de la ley… Y otros telegramas

Candela Stewart

Notas Relacionadas

3 Comentarios

  • ¿Éste suceso amerita ser tema de la tertulia?

    Un cartel rosado y firmado en la Udelar, un edificio público.
    Bueno, por ejemplo, antiguo ejemplo entre tantos, en la Roma antigua la costumbre de crítica al gobierno era exactamente igual.

    ¿Qué problema hay en Uruguay con la expresión libre de personas y colectivos?
    ¿Y la libertad responsable o a secas nomás?

    Más todavía, el mismo y único Presidente de todos los uruguayos electo legítimamente se pone hoy al hombro una campaña electoral partidaria; lo cual es sin duda novedoso ¿y el lío es un cartel colgado por unas horas?

    Ser apolítico ¿es de veras una virtud? Don Platón no estaría muy de acuerdo, la política y la expresión política, tienen sus restricciones constitucionales -no en éste caso concreto- y tampoco son coto privativo de los políticos.

    Buscándole el pelo al huevo y encima al precio que están los huevos.

  • El problema es el mismo por el cual se sumarió a los profesores de San José que pusieron un cartel en el liceo donde trabajaban. Ninguna institución pública debe aparecer con consignas en favor o en contra de una posición política a someterse a decisión ciudadana. Ahora dicen que la consigna era de ADUR, FEUU y AFFUR, pero la misma parecía indicar que fuera propia de la Universidad, a la que hacen aparecer como una institución regimentada donde todos sus miembros votan de manera uniforme. Si es que hubo un debate académico interno y la conclusión mayoritaria es en un sentido, no tienen que divulgarlo de esa forma perniciosa.

    • Yendo por el camino del medio, pienso que es un mensaje adecuado para que esté en una cartelera gremial e invocando que esa es la posición de los gremios, no de la institución ni de quienes la integran. No creo que esté mal que en un lugar de trabajo, por más institución pública que sea, se hable de política. Pero eso debe estar circunscrito a un espacio específico y siempre firmado por personas u organizaciones que se hacen responsables de lo que se dice.

      Decir que «la Udelar vota Sí» es sencillamente falso, ya que la Udelar no vota y sus funcionarios y estudiantes tienen libertad para votar lo que se les dé la gana. Es una manera poco académica de hablar del asunto, más parecida a cuando uno ve cosas del tipo «tal barrio es manya/bolso» y saben de sobra quienes lo escriben que en el barrio hay de todo. Para una hinchada de fútbol, vaya y pase. Para la universidad capaz que es un poco liviano de más. Lo importante es no hacer de esto una tragedia: el rector reaccionó enseguida y con buen tino.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*Es obligatorio poner nombre y apellido