Ola de protestas en Irán: «Es pronto para hablar de una revolución pero sí que hay un hartazgo», dice Susana Mangana

Transcripción de la entrevista con Susana Mangana, experta en mundo árabe e islam.

Oriente Medio está atento a Irán. Las últimas protestas masivas en ese país se dieron hace casi diez años y las lideraba la burguesía de la capital, Teherán.

Pero desde fines de diciembre las áreas más conservadoras del territorio se han visto sacudidas por miles de personas que tomaron las calles. Y se trata de la gente que suele apoyar al régimen del Ayatolá Alí Jamenei.

La base del problema parece económica. El Gobierno del presidente Hasán Rouhaní es moderado y, aunque el año pasado ganó la reelección, no ha conseguido grandes avances. En pocos días la agitación creció tanto que los manifestantes empezaron a pedir la muerte de Rouhaní e incluso la caída del Ayatolá. Algo sin precedentes en el interior de Irán.

¿Pero se trata solamente de un problema económico? ¿Hay influencia del príncipe de Arabia Saudita, Mohamed bin Salmán, que en 2017 provocó casi un terremoto en Oriente Medio? Uno de los logros del primer Gobierno de Rouhaní fue el acuerdo nuclear logrado con EEUU. ¿Provocarán estas protestas el retorno de un Gobierno fundamentalista y de la tensión con la primera potencia del mundo?

Esta mañana tratamos este tema con la experta en mundo árabe e islam, Susana Mangana.

Transcripción de la entrevista con Susana Mangana, experta en mundo árabe e islam.

***

Foto: Una mujer iraní alza un puño en medio de una nube de gas lacrimógeno en la Universidad de Teherán durante una protesta impulsada por los problemas económicos que atraviesa Irán, Teherán, 30 de diciembre, 2017. Crédito: AFP PHOTO / STR.

Pablo Izmirlian

Editor de EnPerspectiva.net y responsable del proyecto EN PERSPECTIVA radio. Comenzó su carrera como periodista en el año 2000 en el diario El Observador. Trabajó también en Búsqueda, La Diaria, Bla, El Espectador y The Washington Post.

Notas Relacionadas

1 Comentario

  • Si bien Irán tiene elecciones definitivamente no es una democracia, cualquier decisión tomada por una institución elegida democráticamente puede ser revertida por el líder supremo. Eso se desprende del principio de «velayat e faqih», bajo el cual se funda la Republica Islámica de Irán. Escrito en la constitución esta que la autoridad ultima no es del pueblo, sino de dios, quien es representado por el lider supremo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*Es obligatorio poner nombre y apellido