Sobre las complejidades éticas de robar libros. Robar para leer, ¿es como robar para comer?


Una conversación hecha de confesiones y pretextos, con recuerdos para las aventuras bibliocleptómanas del conde Libri, una página en la vida de Roberto Bolaño, el Lucas Corso de The Ninth Gate, la película de Polanski basada en El Club Dumas, una columna de Inés Bortagaray con un «proyecto de ley» y el inolvidable tío Leo de Seinfeld.

Dialogaron: Fernando Medina y Candela Stewart.

Imagen: Seinfeld. The Bookstore. Netflix.

**

La pregunta era: ¿alguna vez robaron un libro? 

Aquí una selección de respuestas que llegaron de la audiencia

En mi caso, trabajaba en una oficina con muchos libros antiguos decorativos que se estaban deteriorando por la humedad del lugar. Había uno específico del que estaba enamorada, una edición de 1919 de An Inland Voyage de Stevenson. Cuando renuncié a ese trabajo me lo llevé conmigo. Nunca me lo reclamaron, así que pasó desapercibido. Prefiero verlo como un rescate y no como un robo.

Florencia

No me lo robé, pero un amigo me prestó en 1982 Historia de los Orientales de Carlos Machado publicado en 1973 y nunca se lo devolví. Ahora tal vez recuerde que me lo prestó y me lo reclame. Sufro cada vez que pienso que debo devolverlo pero sé que algún día debo tomar valor y hacerlo.

Laura

Mi hermana, con 6 años, se robó un libro de la escuela. Amaba ese libro. Lo tenemos aún. Nunca dijo nada hasta ser grande. Siempre cuenta que no podía desprenderse de ese libro. Tiene ilustraciones bellísimas. Y es un libro verdaderamente hermoso.

Verónica

Mi madre decía que que las plantas robadas son las que mejor crecen. Pasa lo mismo con los libros. Robé varios, haciéndome la distraída con alguno prestado. El que más atesoro es Bajo el Sol de Kenia de Bárbara Wood. Y no me arrepiento: confirmé, de hecho, la máxima de mi Mami. Lástima que ya no está para contarle. Aunque seguro que, desde donde esté, me ve.

Renée

Defina robar. En mi casa hay unos libros que me prestaron y que están en un estante de prestados. Hace muuuucho. La situación especular se da en varias casas de amigos. ¿Seremos una banda librera?

María Esther

Hago mías las maldiciones hacia los LADRONES de libros en las bibliotecas de la Edad Media según ensayo de Irene Vallejo El infinito en un junco (pg 65).

Eugenia

A menudo. Me tomo en serio vivir la vida como un protagonista de Bolaño.

Caro

Una vez robé uno de una biblioteca. No estoy orgulloso pero lo necesitaba para la facultad (y gracias a eso aprobé la materia).

Santiago

Hay una cafetería en Montevideo con una biblioteca muy linda. Un día, chusmeando, dimos con Ciencias morales de Martín Kohan, que no es fácil de conseguir. Lo miramos, lo sacamos del estante, leímos unas páginas, pensamos cómo llevarnos el botín sin levantar sospechas. Al final, ganó la culpa.

Pía

Robar,creo que nunca. Retenerlos por un período de tiempo sospechosamente largo, sí. El que esté libre de pecado que tire la primera piedra.

Tamara

**

Oír con los ojos T05P35
Emitido el sábado 2 de octubre de 2021
En vivo a las 11 h. Repite a las 23 h.

Los contenidos de Oír con los ojos están todos disponibles en radiomundo.uy y en Spotify

***

Enlaces externos
Oír con los ojos, cuenta en Instagram
Oír con los ojos, cuenta en Twitter

Oír con los ojos

Libros, música y otros sueños dirigidos. Conduce Fernando Medina, junto a Natalia Mardero y Lucía Campanella. Participan: Rafael Mandressi y Candela Stewart. Se emite todos los sábados de 11 a 14 h. "La copia infiel", sábados 23 h. "La última oportunidad", lunes a las 14 y a las 21 h. En Radiomundo 1170 AM.

Notas Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*Es obligatorio poner nombre y apellido