EnPerspectiva.uy

Entrevista, jueves 10 de mayo: Juan Gómez

Facebook Twitter Whatsapp Telegram

EC —Está preocupado por hacer esta aclaración, me da la impresión ¿no?

JG —No, porque a veces el sentido de estar con las manos atadas; las manos están libres en el sentido común y de cómo debe reaccionar frente a un acto. Yo no le puedo pedir que se quede con las manos en el bolsillo si ve que su vida o la de un semejante están en riesgo.

EC —Es una aclaración importante. Yo también le preguntaba por la espiral de violencia en la reacción ante un delito, pensando en las víctimas. Ha habido un caso de un muerto por una bala perdida que en realidad se originaba en la persona que estaba siendo rapiñada en un comercio cercano.

JG —Exactamente. Ayer…

EC —Acá estamos hablando de una muerte accidental, absolutamente accidental. Ese dueño de ese comercio que estaba siendo rapiñado no quiso matar al señor que estaba a unos metros de allí. ¿Pero qué está pasando en la reacción con armas frente al propio delincuente?

JG —Ese es un tema de especial cuidado. Yo sigo sosteniendo que cada cual debe cumplir su función, su rol, a rajatabla. El rol de defensa de la sociedad y del ciudadano en temas de seguridad está encomendado a los organismos del Estado especializados en esos temas. Esto es al Ministerio del Interior. La defensa del ciudadano muchas veces es inadecuada por una sencilla razón: el ciudadano que es agredido en sus derechos, en sus bienes y en su patrimonio no está mentalmente preparado -no lo estoy yo, así me están robado- para quitarle la vida a otra persona.

EC — ¿Pero se está dando eso? ¿Se da un "gatillo fácil" entre víctimas?

JG —Yo, por lo pronto, le diría que hay unas tendencias a una defensa, en algunos casos legítimas y amparadas por el derecho, y en otros casos que están a estudio de la Fiscalía. Le digo más, ayer por ejemplo, tenemos un caso de esos que lo vamos a analizar con prudencia, con cuidado y vuelvo a decir…

EC — ¿De un delincuente asesinado sin justificación? Por ejemplo, cuando ya estaba escapando o algo por el estilo.

JG —Cuando estaba escapando. No sé si por una bala perdida o por una bala dirigida, pero son cosas que la Fiscalía de Homicidios de Montevideo las trabaja con el sentido común, con la prudencia que requieren estos tiempos, y con la determinación y el compromiso de intentar dar respuestas que vayan en pro de la sociedad, de la gente y de una vida que esté más cercana a la paz y la tranquilidad de las que hablan las leyes.

EC —Lo último. ¿Qué está pasando en cuanto al esclarecimiento de los homicidios? Por lo menos en el área que a usted le corresponde.

JG —Mire, sin alardear de nada, yo diría que las respuestas concretas a esclarecer temas por lo menos satisfactorias; le digo más…

EC — ¿Con el nuevo Código es más fácil? ¿Se han facilitado las cosas o se han complicado?

JG —Depende de cómo se trabaje. Yo considero en mi caso que nos ha permitido estar preocupados día a día con la investigación, seguir las investigaciones que antes no se podía estar porque los jueces estaban una semana de turno, iba otro juez otra semana y el asunto muchas veces al no tener el seguimiento de un equipo y de una persona se va perdiendo y es difícil porque la verdad huye a medida que pasa el tiempo, y es difícil reconstruir.
El número de casos aclarados es alto; le diría que muy alto. Ayer mismo aclaramos un caso del 28 de abril, el día anterior un caso del 3 de febrero. Esto indica que en estos tipos de delitos es necesario investigaciones serias y contundentes porque uno no puede presentar ante un juez un caso que no sea sólido, porque perderíamos la credibilidad que yo le reclamo a la institución Fiscalía.

Video de la entrevista

***

facal-v2-banner-en-perspectiva-net

***

Transcripción: Rodrigo Guerra

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *