«No es cierto que la vacuna contra covid-19 esté aún en fase experimental», aclaró la viróloga Adriana Delfraro. «Acá no tuvimos efectos graves en niños inoculados», agregó

Foto: Pablo Vignali / adhocFOTOS

La suspensión de la vacunación contra covid-19 en menores de 13 años volvió a poner sobre la mesa el tema de la seguridad de estas inmunizaciones.

Es una cuestión sobre la que aquí En Perspectiva hemos profundizado largamente, pero vale la pena volver sobre ella.

El juez Alejandro Recarey afirma que no se ha hecho público el contenido exacto de las vacunas que se administran y también siembra dudas por el hecho de las inmunizaciones tienen aprobación de emergencia y no definitiva.

“No estamos frente a una prescripción médica científicamente homologada, sino ante un experimento”, dice la sentencia del magistrado.

¿Qué se responde desde la comunidad científica?

Conversamos En Perspectiva con la doctora Adriana Delfraro, doctora en Ciencias Biológicas, profesora adjunta de Virología en la Facultad de Ciencia, y quien integró el grupo ad hoc que estudió las vacunas contra el covid-19.


Destaques de la entrevista:

  • Sobre la sentencia: «La vi como una vulneración de derechos. Desde el comienzo que se diseñó esta campaña se estableció que la vacunación no es obligatoria. Por lo tanto los padres tienen la decisión personal de vacunar o no a los niños».
  • «Todos los que se vacunan y los padres que vacunan a sus hijos firman un consentimiento. Cada una de las resoluciones que se basaron esencialmente en las recomendaciones que hacía el grupo ad hoc, se explicaron y se tomaron tomando en cuenta los datos que iban surgiendo en cada momento para cada plataforma vacunal teniendo en cuenta que a nivel mundial se avanzaba en cada vez números más grandes y contundentes en cuanto a eficacia y seguridad».
  • Consentimiento informado: «No es que no haya información, estaba pública y disponible. Nosotros no nos basamos en lo que decían las empresas, que también es un insumo, nos basamos en publicaciones científicas revisadas por pares para ir tomando las resoluciones».
  • «En cuanto a la logística de la vacunación, no es viable que la persona tenga que leer un dosier del estilo de lo que se le respondió al juez. Eso no quiere decir que la información no esté disponible. En las respuestas que se dieron y en toda la documentación adjunta, que es voluminosa, están dadas todas estas respuestas. Una de las más importantes es que no es cierto que la vacuna en cuestión tenga aprobación de emergencia. La tuvo en su momento pero ahora tiene la aprobación definitiva de las agencias internacionales de las que nosotros y la mayoría de los países nos guiamos».
  • «Jamás estaremos en contra de la información. En cada uno de los pasos que se fueron dando también se brindó la información».
  • «Otro punto importante que se viene repitiendo como un mantra y está equivocado es el de vacunas experimentales. Las vacunas que se dan y se han dado en Uruguay tuvieron una fase uno que es fase experimental, que para cualquier fármaco implica el análisis. En segunda instancia vienen las fases de evaluación y ahí se recluta un número elevado de personas a las que se les da la vacuna y se analizan efectos adversos y respuesta inmune. Ahí ya terminó la fase experimental. La cuarta fase es la farmacovigilancia. Se hace en todos los países y aquí también, en la que se registran cantidad y calidad de efectos adversos. Desde «me duele mucho el brazo» hasta efectos más graves que requieran hospitalización».
  • «Como país estamos siguiendo los mismos procedimientos realizados para cualquier fármaco y vacuna. No es cierto que la vacuna está en fase experimental, no es cierto que no tiene la aprobación definitiva».
  • «El grupo que estudió el tema de las vacunas comenzó a trabajar en agosto de 2020».
  • Vacunación en niños: «Cuando se discutió la posibilidad de abrir la vacunación a niños el grupo se juntó y se valoró que se estaba dando un beneficio a los niños que supera ampliamente los riesgos potenciales. A día de hoy no se han constatado efectos graves en esos grupos de edad».
  • «Los casos en que hubo de miocarditis fueron en porcentaje menores a los que se observaron en otras poblaciones. Están incluidos en la documentación de la vacuna, se ha incluido en la información de la vacuna. Los casos que han ocurrido se han resuelto sin secuelas y se atendieron de forma ambulatoria. No hubo ningún fallecido ni ningún caso grave demostrado asociado a la vacuna».

En Perspectiva

Periodismo con vocación de servicio público. Conducen Emiliano Cotelo y Romina Andrioli. Con Gabriela Pintos, Rosario Castellanos y Gastón González Napoli. Producción: Rodrigo Abelenda y Agustina Rovetta. De lunes a viernes de 7 a 12 en Radiomundo 1170.

Notas Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*Es obligatorio poner nombre y apellido