Pesca ilegal: “En Uruguay el problema no son los barcos chinos sino los brasileños que constantemente están en el límite” y “muchas veces” cruzan, dijo Andrés Milessi, biólogo marino (ONG Un Solo Mar)

Foto: Armada Nacional

11 toneladas de calamar fueron encontradas ayer en el barco pesquero de bandera china que fue capturado por la Armada Nacional, tras una persecución que tuvo lugar entre la noche del domingo y la madrugada del lunes.

Los 28 tripulantes del buque están “demorados”, según informó el vocero de la fuerza de mar, Alejandro Chucarro.

El caso vuelve a traer a la agenda el problema de la pesca ilegal, que se arrastra desde hace varios años en las aguas uruguayas.

Ayer procuramos el comentario de la Dirección Nacional de Recursos Acuáticos en el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, pero el director Jaime Coronel prefirió no realizar declaraciones por ahora.

Para darle dimensión al fenómeno de la pesca ilegal y conocer algunas soluciones posibles conversamos, entonces, con el biólogo marino y oceanógrafo Andrés Milessi, quien coordina el proyecto Un Solo Mar.


Destaques de la entrevista:

  • Pesca ilegal o no reglamentada: «Aquellos barcos extranjeros que operan en el Atlántico sur occidental. Si pescan por fuera de las 200 millas jurisdiccionales de cada país, en aguas internacionales, es una pesca no declarada, no reglamentada. Porque los países que conformamos el Atlántico sur occidental, Argentina, Brasil, Uruguay y Malvinas, no logran ponerse de acuerdo. Cuando se entra a aguas nacionales se incurre en pesca ilegal porque se está cometiendo un ilícito».
  • «En el mundo, la pesca ilegal es un 20 o 30% de las capturas totales».
  • «En Uruguay tenemos un serio problema que no es la pesca ilegal de barcos chinos, sino de barcos brasileños. Estamos observando barcos presentes constantemente en el límite entre Uruguay y Brasil. Muchas veces estos barcos cruzan a pescar a Uruguay de manera ilegal».
  • «En el caso del calamar es una especie de esta zona que migra del sur hacia el norte, dura un año su ciclo de vida. Extraer este recurso no solamente afecta desde el punto de vista económico sino también a nivel ecológico porque no sabemos cuánto se extrae. Si no se conoce el tamaño de la población y no se sabe cuánto se saca, es muy difícil obtener una precisión sobre su población. Si «sobra poco» calamar para el próximo año, estamos incurriendo en un proceso de sobreexplotación, o sea, sacar más de lo que la especie puede producir».
  • «No solo trae consecuencias sobre el calamar sino también sobre las especies que dependen del calamar. Por ejemplo la merluza, los mamíferos marinos, los pingüinos, varias especies de tiburones y rayas. Incluso existe una especie de canibalismo del propio calamar que regula su población».
  • «Es sacar una pieza de un rompecabezas y las consecuencias pueden ser nefastas para todo el ecosistema».
  • «Usualmente la pesca ilegal va a parar al país de origen del barco. En este caso, China es un país muy necesitado de proteínas. Estos barcos muy pocas veces tocan tierra, sacan toda su producción por transbordadores a barcos más grandes que llevan la captura a los puertos chinos».
  • «A través de una metodología digital, Global Fishing Watch, una plataforma disponible de forma gratuita, pudimos observar el camino que hizo el barco hasta llegar a nuestras aguas y entrar a puerto. Observamos que estuvo pescando en aguas internacionales frente a Argentina y después ingresó a aguas nacionales uruguayas teniendo un comportamiento errático. No lo pudimos confirmar al 100% pero estamos haciendo un análisis con esta plataforma digital y vamos a tener un informe a presentar al Estado uruguayo».
  • «Si el barco detecta algún cardumen de calamar, van a intentar hacer la pesca, no se lo van a perder aunque sea ilegal».
  • «Uruguay es un puerto que por reglamentación internacional puede recibir embarcaciones extranjeras».
  • «Uruguay a nivel internacional estaba considerado como uno de los puertos piratas hace cuatro o cinco años y hoy ya ha bajado, no está en el top 10. Podemos celebrar eso».
  • Global Fishing Watch: «Es una aplicación gratuita, que cualquier persona puede instalar en su celular o computadora. Ver el derrotero de los barcos, la cantidad inmensa de barcos pesqueros en la zona».
  • «Se le brindó capacitación a las instituciones gubernamentales que tendrían que estar con los ojos en nuestro mar» para la utilización de Global Fishing Watch
  • «Los barcos son «pillos» y muchas veces apagan su sensor AIS, que se utiliza para navegar para que no se choquen con otros. Entonces así deja de emitir esa señal y son «invisibles». Hay tecnología de machine learning que cruzando miles de datos puede identificar si el barco está haciendo una operación de pesca, qué tipo y tratar de seguirlo aunque tenga apagado su sistema de navegación».
  • «Los Estados tendrían que tener una vigilancia un poco más estricta sobre nuestros recursos».
  • «Desde la organización estamos trabajando con una empresa tecnológica uruguaya en el desarrollo de sensores de monitoreo de pesca ilegal o presuntamente ilegal».
  • «Estamos tratando de darle información a la Armada mucho más precisa, en tiempo real y poder decirles que en tal punto hay un barco operando».

En Perspectiva

Periodismo con vocación de servicio público. Conducen Emiliano Cotelo y Romina Andrioli. Con Gabriela Pintos, Rosario Castellanos y Gastón González Napoli. Producción: Rodrigo Abelenda y Agustina Rovetta. De lunes a viernes de 7 a 12 en Radiomundo 1170.

Notas Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*Es obligatorio poner nombre y apellido