Home

Tabaré Viera: Partido Colorado está en una crisis de liderazgos

Facebook Twitter Whatsapp Telegram

La derrota en Salto y la pérdida de representación en la Junta Departamental de Montevideo agravaron la crisis del Partido Colorado que se arrastra desde las elecciones nacionales. En diálogo con En Perspectiva, el diputado de Batllistas de Ley, Tabaré Viera, consideró que si bien no tocó fondo, el Partido Colorado tiene “un problema de organización, de forma y de estilo de trabajo”. Por otro lado, Viera dudó sobre el alcance de las declaraciones de Pedro Bordaberry que aseguró que empezaría a pelear por el partido desde otro lado. El diputado dijo que “no le pide a nadie que se retire porque se precisa de todos” para remontar la crisis.

EN PERSPECTIVA

Martes 12.05.2015, hora 7.44

EMILIANO COTELO:

En el panorama nacional al tope de la agenda está la evaluación de los resultados del domingo pasado.

En esa línea uno de los focos de atención es el Partido Colorado [PC]. Hoy es el tema de tapa en dos de los matutinos, El País, que dice “Debacle colorada hunde al partido en su peor crisis”, y también en la diaria, que citando al diputado Fernando Amado pone “Tocamos fondo”.

Si vamos a este último órgano de página y recurrimos a su página dos, aparecen algunas de las señales de esta crisis. El PC perdió la Intendencia de Salto, se quedó sin representación en la Junta Departamental de Montevideo -y es probable que eso ocurra también en cuatro departamentos-, y además sin su líder, Pedro Bordaberry, quien anunció en Twitter que le daría “paso a las nuevas figuras y generaciones” y que apoyaría al partido “desde otro lugar”.

Pero, agrega la nota, no todo está perdido, o por lo menos así lo entiende el batllismo, que ve en la crisis una oportunidad. En el batllismo consideran que es hora de que ese sector, el fundado por José Batlle y Ordóñez en 1900, vuelva a acaudillar al PC, un siglo después.

Aparecen declaraciones del diputado de la Lista 15 Conrado Rodríguez, quien aseguró que “sin duda el gran vencedor de esta elección fue Tabaré Viera”, intendente de Rivera durante dos períodos, de 2000 a 2010, y senador desde entonces. Según Rodríguez, Viera “estableció un modelo de gestión y continuidad del equipo” de gobierno departamental que logró primero retener la intendencia, cuando Viera fue reelecto, pasársela a Marne Osorio en 2010, y ahora consiguió también la reelección de Osorio. “Es un nombre que surge con mucha fuerza” para un futuro liderazgo del PC, señaló el diputado.

Estamos en comunicación con el diputado Tabaré Viera.

¿Qué dice a propósito de este tipo de lecturas de los resultados, de la necesidad de reorganizar el partido y del papel que usted puede jugar en esa nueva etapa, según dice el diputado Conrado Rodríguez?

TABARÉ VIERA:

Bueno, me halagan mucho las palabras del diputado Conrado Rodríguez, joven diputado de las nuevas generaciones del PC y del batllismo, pero realmente creo que todavía es demasiado prematuro para sacar algunas conclusiones, ni que hablar para tomar determinadas decisiones. No me parece en principio que el PC haya tocado tanto fondo, creo que los colorados están, que el PC tiene sí una crisis de liderazgos, problemas importantes, ha tenido malos resultados, los tuvo en 2004, luego con el advenimiento de Bordaberry como candidato fue un halo de esperanza y el PC remontó al 17,5%, bajando nuevamente en octubre pasado.

Las elecciones departamentales son otra cosa, se juegan mucho los liderazgos locales, ya está visto por los resultados en varios departamentos que la ciudadanía vota claramente con un criterio en octubre y con otro en noviembre.

EC – Si, incluso en varios departamentos se dio eso de “la Concertación de hecho”, en particular dirigentes colorados apoyando de manera indirecta a candidatos del Partido Nacional [PN]. Eso llevó, claro, a que en esos departamentos el PC votara peor.

TV – Claro, porque también una de las formas de decidir el voto es por el contrario, por no querer que gane determinado candidato, entonces en el departamento se concreta una realidad de polarización entre dos partidos. Porque el mundo además es bipolar, eso está clarísimo; no solo en Uruguay sino en todo el mundo el bipartidismo siempre tiende a plantearse. En esas polarizaciones terminan votando muchos colorados afuera del PC, que no lo hacen en octubre.

Montevideo es un caso muy particular que va a haber que analizar detenidamente porque apareció el Partido de la Concertación, se decidió ese tercer candidato que fue en definitiva una revelación, el señor Edgardo Novick, y es notorio que una parte muy importante de la estructura del PC trabajó allí, con figuras muy conocidas. Gran parte del voto colorado votó a Novick, eso es indudable. Los votos están. Creo que el PC sí lo que tiene es un problema de organización, de forma y de estilo de trabajo, que es lo que tiene que inmediatamente abocarse, algo que de alguna manera ya estaba planteado.

EC – ¿Es un problema de organización y de estilo de trabajo, dice usted?

TV – Yo creo que es un tema de… Lo primero que vamos a hacer es seguir con la autocrítica que habíamos planteado, lo habíamos hablado con usted mismo después de octubre. El partido tiene que hacer una severa autocrítica y está aprobado por el Comité Ejecutivo Nacional incluso en la forma en que se va a realizar, a través de documentos escritos. Allí analizaremos los errores que se han cometido, no en la búsqueda de culpables, sino de determinar qué errores se han cometido y cambiar muchas cosas, entre ellas la forma de trabajar. Creo que el PC tiene que abrir más espacios, o generarlos en realidad, porque acá nadie deliberadamente cierra espacios. Está claro que los liderazgos que de las últimas elecciones no bastan. En eso yo no le pido a nadie que se vaya ni que dé un paso al costado, ni siquiera ahora que lo ha anunciado Bordaberry, lo vengo anunciando desde antes. No sé, en definitiva es una declaración en un tuit, no sé cuál es el alcance…

EC – ¿Usted no ha hablado con él sobre esa declaración de ayer?

TV – No, no, no he hablado, no lo he visto, estoy regresando de Rivera recién ahora y no he hablado con él, no sé lo que significa y hasta dónde llega. Yo no soy de los que pide que la gente se vaya o dé un paso al costado, se precisa a todos. Lo que sí hay que hacer es generar espacios, y a eso me voy a abocar con algunos dirigentes y amigos, sobre todo en el interior: a generar los espacios dentro del PC para que puedan aparecer esos nuevos liderazgos, esas nuevas figuras, y para que a través del diagnóstico y el reconocimiento de errores, el partido corrija el rumbo.

EC – ¿Marne Osorio es un nombre a catapultar a los primeros niveles del liderazgo colorado?

TV – Y, por ejemplo, ahí tiene usted un ejemplo de alguien que empezó muy joven, que trabajó junto a nosotros y que después generamos los espacios y lo impulsamos para que siguiera trabajando. Ha hecho una excelente gestión, terminó siendo en los últimos cinco años el intendente con mayor índice de aprobación de país y asegurando un triunfo histórico en Rivera.

EC – 55% de los votos tuvo el PC en Rivera, es realmente una performance que se descuelga de todo el resto del país.

TV – Absolutamente, y allí hay… no nada para enseñar porque las realidades son diferentes, pero sí hay aportes desde allí, desde el interior, que pueden ser muy importantes, acerca de un trabajo que tiene que volver a las bases, volver a tener un fuerte contenido ideológico, político, social y de contacto con la gente, con la ciudadanía, con la organización, como lo hizo Batlle y Ordóñez con sus clubes o seccionales. Esas son las cosas que creo que tiene que cambiar el PC en el futuro y a eso nos vamos a abocar. Más que a buscar cosas personales, creo que a generar, pero sin enfrentamientos, sin cazas de brujas, sin alterar nada, sino generando cosas nuevas, espacios y oportunidades.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias Relacionadas