Cecilia Carriquiry

Con Jimena Martínez, creadora de VetCase

Jimena siempre ha sido inquieta en su vida, buscando desafíos, y no ha tenido temor a cambiar y comenzar otra vez. Cuando estaba trabajando en una reconocida empresa de plaza como Data Scientist, su perro enfermó, y a partir de ahí todo en su vida cambió.Lee mas

Con Rafael Díaz, de Procreo

Rafael no se define como un emprendedor, sino como un apasionado de la veterinaria. Sin embargo, desde sus primeros días como estudiante cuando realizó múltiples sacrificios para poder terminar la carrera, o venció sus miedos para salvar un examen importante, mostró ingenio, y resiliencia, dos aspectos fundamentales en todo emprendedor.Lee mas

Con Pablo Brera, de Parconier

Resumen del episodio:   Pablo Brera no tenía la intención de ser emprendedor. Todo comenzó cuando su primo, que estaba en una competencia de robótica, acude a Pablo por ayuda con una pieza de repuesto. Pablo contacta a Lego y se sorprendió con la respuesta: no podían ayudarlo pues los datos de las piezas de […]Lee mas

Con Marcos Stubrin, de MateCaps

Marcos estaba estudiando en Alemania cuando ve que sus compañeros alemanes tomaban mate en gaseosa. Esa experiencia le abrió los ojos a la posibilidad de consumir mate de otra forma. A su vez, a los alemanes la manera tradicional de tomar mate les resultaba un poco extraña. Es entonces que Marcos comienza a pensar en la posibilidad de crear un nuevo producto: una forma de consumir mate que mantenga las propiedades antioxidantes del mismo, pero que sea más amigable al usuario final y que también tome en cuenta el impacto en el medio ambiente.Lee mas

Juan Ravecca, de Kinko

Juan Ravecca estaba trabajando en Chile cuando luego de una conversación con un amigo, se dio cuenta que gastaba más en el almacén cerca de su casa, que en las grandes superficies. La cercanía y conveniencia se había transformado realmente en una forma de consumo sostenida.Lee mas

Dominique Iojes, co-fundadora de Samadhi Natural

Dronfies comienza en 2016 como un “Uber de drones”. El usuario podía llamar desde su celular a un dron para que literalmente en minutos viniera volando y le tomara fotos aéreas. Luego, a través de la app, podía acceder a las fotos y compartirlas en las redes sociales. Era una manera de darle una oportunidad laboral a los dueños de drones y a la vez satisfacer la demanda de fotos especiales en eventos sociales.Lee mas