Foto: Pixabay

China: ¿Por qué se enlenteció el crecimiento en los últimos meses? ¿Qué pasará con su economía en el futuro?

Foto: Pixabay

El crecimiento de la economía china tendió a enlentecerse en los últimos meses: ¿qué estuvo detrás de este comportamiento y qué se espera hacia adelante?

ROMINA ANDRIOLI (RA): Esta semana la Oficina Nacional de Estadísticas de China informó que la actividad económica de este país mostró un crecimiento de más de 8% en el conjunto de 2021. Sin embargo, vale marcar que las cifras para el cuarto trimestre del año marcaron un cierto enlentecimiento, exhibiendo “solo” una suba de 4% frente al mismo trimestre de 2020.

¿Qué factores estuvieron detrás de esta desaceleración reciente de la economía china? ¿Qué respuestas pueden esperarse desde el gobierno? ¿Cuáles son las principales perspectivas para la actividad económica de China en los próximos meses? Para conversar sobre este tema estamos en línea con el economista Luciano Magnífico, de Exante.

RA: ¿Te parece si empezamos repasando los puntos más salientes de este nuevo dato de actividad de China que se conoció en los últimos días?

LUCIANO MAGNÍFICO (LM): Perfecto, Romina. Tal como decías al principio, la economía china se expandió un 8% en el conjunto del año pasado según estos últimos datos publicados. Para dar un poco de contexto, además de representar un crecimiento bastante más fuerte que el de 2020 (que había sido de alrededor de 2%, lógicamente por el impacto que tuvo la pandemia), también implicó un mejor resultado respecto a la meta oficial de 6% dispuesta por el gobierno para 2021. Por tanto, a primera vista parecería ser un dato alentador tanto para China como para el resto del mundo, por la importancia que ya conocemos de este gigante en la economía global.

Sin embargo y como también mencionabas recién, la preocupación de los agentes económicos a nivel internacional radica en que la expansión de la economía de China en el segundo semestre de 2021 (y en particular en el último trimestre) fue realmente floja para los estándares de este país. En particular, la suba interanual en el último trimestre del año fue de 4%, lo que supone el guarismo más bajo en esta medición desde el segundo trimestre de 2020, cuando la economía se encontraba en plena fase de recuperación tras el fuerte impacto inicial que representó el covid.

Por lo tanto, es evidente que estos últimos meses han supuesto un cambio de pendiente respecto al marcado crecimiento que habíamos observado desde mediados de 2020. Es decir, que la economía china sigue creciendo, pero a tasas inferiores a las registradas previamente.

RA: Pasando ahora a las causas. ¿Qué factores estuvieron detrás de esta desaceleración reciente de la economía china?

LM: En primer lugar, vale marcar que parte del gran crecimiento interanual que se dio en los primeros meses del año estuvo muy asociado a una base de comparación “baja”, muy distorsionada por el impacto del covid. En la medida en que el PIB de China tendió a remontar principalmente en el segundo semestre de 2020 y en el que la base de comparación se hizo más exigente de alguna forma, es normal que el crecimiento interanual haya sido menor sobre el final del año pasado.

De todos modos y aparte de esta aclaración, los analistas a nivel internacional en general están considerando dos factores para entender esta dinámica reciente de la economía china, que son la política de covid cero llevada a cabo por el gobierno y el colapso del mercado inmobiliario de este país.

Sobre el primer elemento, es importante recordar que desde el comienzo de la pandemia el gobierno chino impuso fuertes medidas restrictivas a la movilidad (incluyendo cierres comerciales, cuarentenas extendidas y restricciones a la entrada y salida de personas del país), con el objetivo justamente de reducir los casos de covid al mínimo, de ahí el nombre de política de covid cero. Más allá del buen desempeño sanitario que mostró China en estos últimos dos años (en comparación con el resto del mundo), la extensión en el tiempo de estas medidas ha derivado, como es lógico, en obstáculos a nivel de la actividad económica.

En particular, en las últimas semanas la aparición de la variante ómicron en el país (con el leve aumento de casos de covid derivado de ella) en conjunción con una política de testeo masivo, ha llevado a que por ejemplo algunos de los principales productores estén cerrando fábricas ante la aparición de casos de covid entre sus trabajadores y a que los puertos estén enfrentando dificultades en su operativa. Este último elemento podría recrudecer los cuellos de botella que se han venido registrando a nivel del comercio internacional desde la llegada del covid, afectando de esta forma ya no solo a la economía china sino también a la economía global.

A su vez, en la actividad comercial también se han registrado impactos significativos. En ese sentido, las ventas de retail subieron menos de 2% en diciembre respecto al mismo mes de 2020, lo que supone la mitad del crecimiento que había exhibido esta variable en el mes de noviembre y un cuarto del crecimiento promedio de 8% considerado normal previo a la pandemia.

RA: Queda claro ese primer factor. ¿Qué podemos decir respecto a la otra causa, que recién mencionabas como “el colapso del mercado inmobiliario”?

LM: A ver, Romina. Este otro factor también tiene un contexto que es necesario explicar. En primer lugar, vale marcar que el sector inmobiliario chino representa más del 20% de la actividad económica del país, por lo que es clara su incidencia sobre el crecimiento global de China. En ese marco, es importante recordar que el año pasado varias empresas chinas de este sector (lideradas por Evergrande) se enfrentaron a dificultades financieras por los enormes niveles de deuda que manejan. Esto derivó en caídas muy grandes a nivel bursátil de estas firmas y en la aplicación de una serie de medidas regulatorias por parte del gobierno chino para intentar prevenir la quiebra de estas empresas (que se caracterizan además por emplear a un gran número de trabajadores).

En ese contexto, en los últimos meses de 2021 la actividad inmobiliaria experimentó una desaceleración muy marcada, con la inversión en este rubro cayendo más de 10% solo en diciembre según las estimaciones de algunos bancos de inversión (por más que en el acumulado del año creció en torno a 4%). A su vez, la compra de nuevas viviendas, que en general sirve como indicador adelantado para evaluar la solidez de este mercado, tampoco se ha estabilizado, lo que apunta a que el deterioro en este sector pueda continuar por algunos meses más.

Por otra parte y además de estos dos factores que mencionaba recién, en otras oportunidades en este espacio hemos comentado que también tenemos temas asociados al suministro de energía en China. En estos últimos meses hubo cortes programados a industrias que son muy intensivas en energía, como la del acero o la del aluminio, lo que también tuvo un impacto negativo sobre la actividad económica.

RA: En ese contexto, ¿el gobierno chino ha respondido con alguna medida ante esta moderación del ritmo de crecimiento económico?

LM: Sí, a inicios de esta semana el gobierno decidió el primer recorte de la tasa de interés de préstamos corporativos en casi dos años. A su vez, hay señales que apuntan a que podrían decidirse recortes adicionales de esta tasa de interés en las próximas semanas, lo que podría derivar en una caída de otras tasas de interés relevantes de la economía, suponiendo un estímulo al consumo y la inversión. De esta forma, China va a contramano de gran parte del resto de los países del mundo, que vienen desarrollando diversas políticas de endurecimiento monetario en los últimos meses.

Sin embargo y más allá de esto, hasta ahora el gobierno chino no ha decidido flexibilizar de forma significativa ninguna de las medidas restrictivas relacionadas al covid ni tampoco las principales regulaciones sobre el mercado inmobiliario, que son justamente las políticas que los analistas consideran que podrían influir más sobre el crecimiento de la economía en el corto y mediano plazo.

RA: Para ir cerrando y considerando lo que estuvimos discutiendo, ¿qué podemos esperar para la actividad económica de China en los próximos meses?

LM: A ver, varios bancos de inversión han venido recortando las proyecciones de crecimiento de China desde 5% a guarismos más cercanos a 4% para este año. Esto está relacionado a la expectativa de que el consumo privado se mantenga relativamente estancado en los próximos meses mientras duren las medidas de restricción a la movilidad y a que las exportaciones puedan experimentar una desaceleración respecto a los niveles de 2021.

En concreto, tras alcanzar niveles récord el año pasado, se espera que las exportaciones de este mercado muestren un retroceso en los próximos meses. Esto se daría en la medida de que otros países competidores recuperen sus niveles productivos normales, a que los precios internacionales moderen su evolución y a que los patrones de consumo a nivel internacional marquen una caída en la demanda por productos manufacturados chinos y un incremento de la demanda por servicios locales.

Sin embargo y para ir cerrando, no hay que olvidar que el actual presidente, Xi Jingping, busca alcanzar este año un tercer mandato consecutivo en el poder, lo que sería inédito en la historia reciente del país. Por tanto, es de esperar que si la actividad económica no muestra una aceleración en los próximos meses, el gobierno pueda decretar una flexibilización de algunas actividades, así como un aumento del gasto público para paliar el impacto negativo sobre la actividad económica.

En Perspectiva

Periodismo con vocación de servicio público. Conducen Emiliano Cotelo y Romina Andrioli. Con Gabriela Pintos, Rosario Castellanos y Gastón González Napoli. Producción: Rodrigo Abelenda y Agustina Rovetta. De lunes a viernes de 7 a 12 en Radiomundo 1170.

Notas Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*Es obligatorio poner nombre y apellido