117 años de la muerte de Aparicio Saravia… Y otros telegramas

Telegramas. La Tertulia de los Viernes con Alejandro Abal, Marcia Collazo, Juan Grompone y Gonzalo Pérez del Castillo.

Viene de…

20 años del atentados del 11 de setiembre en Estados Unidos

Francia despidió al actor Jean Paul Belmondo que falleció a los 88 años

En Perspectiva

Periodismo con vocación de servicio público. Conducen Emiliano Cotelo y Romina Andrioli. Con Gabriela Pintos, Rosario Castellanos y Gastón González Napoli. Producción: Rodrigo Abelenda y Agustina Rovetta. De lunes a viernes de 7 a 12 en Radiomundo 1170.

Notas Relacionadas

2 Comentarios

  • Realmente fue irreverente Gonzalo con A Abal, pero muy cómico

  • Algún día podrían debatir en este espacio la vida del caudillo de origen riograndense A. Saravia (o Saraiva, como era su apellido en Río Grande). Saravia lideró dos movimientos de guerrilla armada. Uno fué la revolución de 1897 contra el fraude electoral de los «colectivistas» colorados de Herrera y Obes y su delfín Idiarte Borda. Otro fué la revolución de 1904 contra el gobierno de Batlle y Ordóñez, a un año de asumir por un acuerdo entre los blancos de Acevedo Díaz y los colorados batllistas.

    En el 97 Acevedo Díaz estaba con Saravia, pero en el 4 no. Y sería bueno discutir porqué Acevedo Diaz, tal vez el mayor intelectual blanco del Siglo XIX, era saravista en el 97 y luego no. Gracias a ese acuerdo con los batllistas se inciaron las negociaciones que culminaron con la reforma constitucional del 18 que recogía buena parte de las demandas (de total justicia) que tenían los blancos durante el S XIX.

    Yo tengo opinión formada al respecto, pero me gustaría ver cómo defiende la revolución del 4 el Dr Abal, que hace poco reclamaba un arrepentiemiento público de los tupamaros por haberse levantado en armas a partir del 62 contra un gobierno democráticamente electo. Tal vez tenga cosas para decir que yo nunca consideré, pero a priori creo que es tremendamente contradictorio defender la revolución del 4 y criticar a los tupas. Si defiende la revolución del 97, ahí estamos de acuerdo. Pero lo de Saravia en el 4 yo no lo llevo.

    Por cierto, Saravia murió a causa de heridas que recibió en combate contra el ejército nacional. No murió en tortura ni murió asesinado por sus convicciones, como sí murió mucha gente de izquierda durante los años de plomo (que empezaron mucho antes del 73). Nunca se supo de dónde salió la bala que mató a Saravia, ni siquiera si fué fuego amigo o no. Pero Saravia fue a la guerra con milicianos contra un ejército profesional moderno y le pegaron un tiro, eso es el hecho histórico que se conoce. Por último comento que Saravia nunca fué un militar de carrera, Su grado de General corresponde a la denominación que le dieron las milicias que el mismo lideraba y que siempre fueron irregulares. Algo así como el grado de Comandante que tuvo el Che Guevara. Yo no tengo drama con las milicias irregulares ni con las revoluciones en general, porque creo que toda revolución es ilegal e irregular en su escencia. Las revoluciones las juzgo por el proyecto político que tienen, no por su legalidad. Pero quien sostenga que una revolución es espúrea por ser ilegal, debería sostenerlo en todos los casos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*Es obligatorio poner nombre y apellido