Fernando Pereira: ¿Cómo se explica su perfil confrontativo?

Foto: Santiago Mazzarovich / adhocFOTOS

Desde hace ya varias semanas el presidente el Frente Amplio, Fernando Pereira, viene confrontando con el gobierno en diversos temas que incluyen la seguridad pública, la economía, la política en telecomunicaciones o incluso la decisión del Ministerio de Educación y Cultura de intervenir el club social y deportivo Villa Española.

El secretario de Presidencia, Álvaro Delgado, llegó a decir que él “tiene un bibliorato” donde colecciona las críticas de Pereira. El presidente de la coalición de izquierdas respondió: “tal vez tenga un bibliorato de demandas del FA, pero son de los vecinos”.

 

La Tertulia de los Lunes con Martín Bueno, Santiago Gutiérrez, Teresa Herrera y Gabriel Mazzarovich.

 

Viene de…

MEC intervino el club Villa Española; la oposición criticó la medida

Candela Stewart

Notas Relacionadas

1 Comentario

  • El enfoque argumental que tomó el debate me asombró por una carencia a mi juicio sustantiva: la realidad.

    Tiene el devenir político democrático tiempos y coyunturas con talantes y tácticas alternas; sí, de acordar y por supuesto, de confrontar.

    Martín se decepcionó porque tenía otras expectativas, es legítimo, lo que hay que tomar en cuenta también, es que Pereira preside una fuerza política que justo no es la suya y es a la expectativa de sus partidarios a quien debe responder.

    Santiago en amarga queja señala que Pereira le pega a todo lo que hace el gobierno, no le pega a todo, pega donde duele (aquello del centro del ring). Hablando de golpes, del susodicho y desde el PN, le han dicho de todo, incluyendo insultos e intentos de escrache; bueno, sucede que si se arrojan pedradas no es sensato esperar flores de regreso.

    Teresa propuso el tema, no le agrada el tono de Pereira, está bien, bien y razonable también, es que tampoco tiene forzosamente Pereira porqué diseñar estrategias para agradarle a ella.

    Gabriel es el único de la misma fuerza política que él y está conforme, eso también dice algo.

    Sobre la discusión, lo que me molestó es la dialéctica moral subyacente para impartir el DEBER SER DEL OTRO
    ¿Quién les dice y ellos aceptarían, cómo Martín DEBE SER colorado, cómo Santiago DEBE SER blanco, cómo Teresa DEBE SER feminista, cómo Gabriel DEBE SER comunista?
    ¿Quién?

    Aceptarse y aceptar lo que cada quién es, es aceptar el primer asunto de postular seriamente convivencia; la praxis de la misma, también es discursiva porque, la semántica hace «a la cosa»

    Mi opinión, es eso, una opinión más, sincera y por supuesto, falible.

    Saludos cordiales a todos los tertulianos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*Es obligatorio poner nombre y apellido