La Mesa

Gobierno levantó emergencia hídrica en la zona metropolitana

Facebook Twitter Whatsapp Telegram

Foto: Daniel Rodriguez /adhocFOTOS

El Poder Ejecutivo dejó sin efecto ayer la emergencia hídrica que regía en Montevideo y la zona Metropolitana. La medida se tomó luego de las lluvias de las últimas semanas que mejoraron de manera significativa las reservas de agua dulce en la represa de Paso Severino.

Hablando en rueda de prensa, el presidente Luis Lacalle Pou recordó que el gobierno invirtió 70 millones de dólares para paliar esta crisis. Esa cifra incluye la asistencia a 500.000 uruguayos que se encontraban en situación vulnerable; la exoneración de impuestos al agua embotellada y la obra de trasvase entre el Río San José y el Río Santa Lucía, que, según dijo el presidente, da “tranquilidad a corto y a mediano plazo”.

¿Está conforme con el manejo técnico y político de la emergencia hídrica? Técnico sí. “Tengo mucho para agradecer a la gente de la OSE, los técnicos de la OSE son muy buenos, hicieron esta obra, en términos internacionales, en tiempo récord”. Además, señaló que si bien “siempre quedan cosas por mejorar, lo que estaba al alcance nuestro, hicimos todo lo posible”.

Ayer, por otro lado, OSE adjudicó al consorcio Aguas de Montevideo la concesión del Proyecto Neptuno, que incluye la construcción de una planta que potabiliza agua captada del Río de la Plata en las costas del departamento de San José y una nueva tubería de aducción de 1.200 mm de diámetro, para la conducción del agua potable desde hasta el Recalque Melilla, de modo de conectar con sistema metropolitano.

El consorcio ganador está integrado por las empresas Ciemsa, Fast, Saceem y Berkes, las firmas que habían presentado la iniciativa privada que derivó en la licitación; la inversión inicial es de US$ 304 millones.

Ayer el presidente Luis Lacalle Pou aseguró que con este proyecto el gobierno llegará a su fin con “obras terminadas, con obras iniciadas, que van a hacer que tengamos cierta tranquilidad para los tiempos que vienen, sabiendo todos que el tema del agua en todos sus usos, es un tema que llegó para quedarse”.

Por su lado, el director de OSE por el Frente Amplio, Edgardo Ortuño tuiteó: “La crisis hídrica demostró la necesidad de obras para embalsar el agua dulce que nos faltó (represas Casupá, Solis Chico, diques) asegurando el agua potable y para perder menos. El gobierno decide hacer Arazatí con gestión privada (U$S 300 millones más cara que gestión de OSE)”.

La Mesa de los Jueves con Hernán Bonilla, Cecilia Eguiluz y Esteban Valenti.

Continúa en: Fiscalía pidió imputar al presidente del sindicato de OSE por atentado agravado

La campaña "Deuda justa"… y otros telegramas

Comentarios

2 Replies to “Gobierno levantó emergencia hídrica en la zona metropolitana”

  1. Avatar Juan Torres dice:

    Pasó la sequía, tarde se gastó casi un Casupá y vuelven los impuestos al agua, en el previsible y previo momento crítico se esperó que lloviera y no sucedió, se especuló y no se hizo nada, nada; ponerle épica a tal gestión es un incordio por la mentira.

    El mismo día y al unísono, se declara el fin de la emergencia hídrica, la fiscal imputa al presidente del sindicato y se adjudica Neptuno, tres pájaros de un tiro, sin casualidad sucedió.

    Con cambio climático y sus avatares peligrosos, lo que nunca existió en el país es una política integral de AGUA, hoy tampoco y eso sí es un derroche y una desidia flagrante.

    La toma de Arazatí, por su ubicación, tiene las complicaciones de la canícula estival, las cianobacterias, la salinidad, la corriente del río arrastrando los desperdicios del colector de Buenos Aires; en fin, a enorme costo, de tal obra se extraerá agua salada, con coliformes fecales, con arrastre de nutrientes agrícolas y su consiguiente floración bacterial, eso sí, con caudal suficiente aunque sin ósmosis inversa y vaya uno a saber con qué "grado" de potabilidad.

    El asunto huele a despropósito, a negocio y privatización lateralizada, menos o nada huele a solución saludable (millones de moscas no se equivocan, beba…)

  2. Avatar Leonardo Nidingas dice:

    Según escuché decir tanto a las autoridades de OSE como al ingeniero Kreimerman, Arazatí no desaliniza. Bombea agua en una laguna los días en los que el nivel de salinidad lo permitan. Se calcula que en promedio, en el año habría algo menos de 200 días útiles (creo que 170, si no me equivoco, es decir, uno de cada dos más o menos). Una cosa a tener en cuenta es que el Río de la Plata no es un río, es un estuario. El nivel de sal en un lugar concreto depende de las corrientes, temperaturas, vientos, todo lo que influye en la dinámica con la que se mezclan la masa de agua dulce que baja por los ríos con el océano atlántico. El biólogo Panario, otro tipo que sí sabe de esto, hizo notar una vez que cuando hay sequía justamente el nivel de salinidad tiende a subir. Obviamente, si hay menos agua dulce bajando, el agua salada es más y penetra más adentro. Lo vimos ahora con la toma aguas arriba de la desembocadura del Santa Lucía, que aún dentro del río tomaba una mezcla con agua de mar porque el río casi seco dejaba entrar agua de mar. Entonces, todo da a entender que justamente en una sequía, los días útiles de esta toma de agua serían menos de los que se prevén en promedio.

    No soy técnico, pero creo que la política y la sociedad toda deberían escuchar defensores y detractores de los proyectos del gobierno, porque a veces la oposición está para salvar a un gobierno de hacer macanas. Panario me da la impresión de ser un tipo que, además de saber, es muy honesto en el manejo público que hace de lo que sabe. Panario se peleó con el FA por su política de aguas y vaya que lo censuraron y criticaron desde la propia academia mayoritariamente afín al FA. Lo mismo se puede decir del ing. Kreimerman, que critica por igual a este gobierno que al FA. En lugar de estar hablando del humo que tiró FFOSE en la reunión para abrir los sobres de Arazatí, deberíamos estar hablando de todo lo que Kreimerman ha aportado a este debate público. Dió un paso en falso, claro, pero es mucho lo bueno que ha hecho para cuestionar al gobierno y presentar una visión informada y alternativa al relato oficialista. Vean sus entrevistas en televisión y las críticas que hace, que nadie ha salido oficialmente a debatir con ellas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *