La Mesa

¿Qué aporta la publicidad electoral a la calidad democrática?

Facebook Twitter Whatsapp Telegram

Foto: Mauricio Zina / adhocFOTOS

La Cámara de Diputados aprobó ayer en general un nuevo proyecto de financiamiento de los partidos políticos. Sin embargo, todavía no se llegó a un acuerdo sobre los artículos que obligan a los canales de televisión a otorgar espacios gratuitos para pautar publicidad electoral en el horario central en los períodos de campaña. Blancos y colorados entienden que si se introduce ese mecanismo el Estado debe compensar a los canales por la pérdida de facturación que implica la cesión de esos minutos.

En medio de este debate, que ya lleva semanas, el abogado constitucionalista Martín Risso propuso directamente prohibir la propaganda político electoral en televisión.

En una carta publicada en el semanario Búsqueda la semana pasada, Risso sostuvo que las soluciones que se discutieron hasta ahora para eliminar inequidades en la contratación de publicidad electoral en televisión no han sido “satisfactorias” e incluso han sido inconstitucionales.

Pero además Risso agregó que la propaganda política electoral “no es relevante para la calidad democrática”. Según el abogado, estas piezas publicitarias sólo buscan agradar a los votantes “con candidatos sonrientes, música pegadiza e imágenes de niños que van a la escuela”, pero dicen poco o nada sobre las propuestas de cada partido o sector.

Por estas dos razones, Risso propuso prohibir la propaganda política electoral en los medios audiovisuales de forma permanente y no sólo en los períodos preelectorales fijados por ley. De esta manera, explicó el constitucionalista, “se elimina toda diferencia económica entre los partidos en materia de publicidad en los medios audiovisuales y todos compiten en igualdad de condiciones”.

En lugar de publicidad político electoral, Risso propuso “establecer que cada medio debe otorgar, en un cierto número de días antes de las elecciones, un espacio de media hora gratis, en horario central, para que comparezcan, por separado, los distintos candidatos de los partidos y expliquen su propuesta política”. Según este planteo, los medios sortearían con los partidos los días en que cada uno aparecería.

¿Qué dicen de esta observación? ¿Aporta la publicidad electoral a la calidad democrática?

La Tertulia de los Miércoles con Pablo Díaz, Patricia González, Victoria Pasquet y Oscar Sarlo.

Continúa en: Caso Marset: “La fiscalía no negocia con narcotraficantes”, dijo Juan Gómez

Elecciones universitarias: "Es un buen momento para rediscutir la obligatoriedad del voto"… y otros telegramas

Comentarios

One Reply to “¿Qué aporta la publicidad electoral a la calidad democrática?”

  1. Avatar Jorge Laviano dice:

    Me extraña mucho que el Dr. Martín Risso haya propuesto la prohibición de emitir publicidad electoral por los medios de comunicación. Eso está totalmente en contra de la libre expresión del pensamiento, que está consagrada en nuestra Constitución desde el inicio de nuestra vida independiente. En todo caso, lo que podría disponerse es que la propaganda electoral no cuente con ningún financiamiento por parte del Estado; que cada partido, cada sector, cada candidato, se la banque como pueda. Y, tal vez también, que cada candidato disponga de un espacio de quince o veinte minutos para exponer su propuesta ante la ciudadanía, con cargo al Estado, por una sola vez previo a cada elección (las internas y las nacionales).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *