Foto: Ricardo Antúnez / adhocFotos

Subsidio al supergás: Gobierno estudia focalizarlo en familias de menores ingresos

Foto: Ricardo Antúnez / adhocFotos

El director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto, Isaac Alfie, dijo el sábado en Subrayado que el Poder Ejecutivo analiza la posibilidad de reducir el subsidio general al supergás para focalizarlo en las familias de menores ingresos.

Luego, en declaraciones a Radio Universal, Alfie aclaró que la quita del subsidio general no es inminente ya que se estudia cómo lograr una implementación focalizada. 

«Hay personas que calefaccionan sus piscinas con el subsidio. Parece justo que esas personas no reciban el subsidio, y también es justo que las demás personas lo reciban y que además no paguen para que otras personas que no lo precisan, lo reciban», agregó

El jerarca dijo que actualmente el precio del supergás “es la mitad del precio de paridad de importación”. “Usted paga la garrafa a 50 pesos el kilo, aproximadamente, y el precio de paridad de importación es casi 100 pesos”, señaló Alfie, y agregó: “Que en algunos lugares reciban ese subsidio parece correcto”, pero en otros “parece incorrecto”.

El supergas, lo utilizan más de 75% de los hogares y el uso “está menos concentrado en hogares de mayores ingresos que el de otros combustibles”, como la nafta, indicó a la diaria la economista Tamara Schandy, de Exante. Según datos oficiales procesados por la consultora, 17% del consumo total de supergás se da en el quintil 1 –20% de hogares más pobres– contra 5% en el caso de la nafta. Igualmente, también apuntó que “más de 60% del gasto en supergás lo hacen los hogares de los quintiles 3, 4 y 5”, por lo que “parte del subsidio termina quedando en manos de hogares de ingresos relativamente altos” y “no está focalizado en los hogares que presumiblemente más lo necesitan”. Según la analista, esto muestra que puede “haber oportunidades de mejora en el diseño”, aunque aclaró que “en tanto haya subsidio es razonable que sea explícito y con cargo a Rentas Generales”.  Esto último implica que sea la caja del Estado la que asuma la pérdida que tiene Ancap por vender un producto que se decidió subsidiar como política pública, y no impacte en las finanzas de la empresa, algo con lo que coincidió Zipitría.


La Tertulia de los Miércoles
con Gabriel Budiño, Leonardo Costa, Patricia González y Agustín Iturralde

Viene de…

Defensores de oficio denuncian aumento de abusos policiales

Continúa en…

Telegramas

En Perspectiva

Periodismo con vocación de servicio público. Conducen Emiliano Cotelo y Romina Andrioli. Con Gabriela Pintos, Rosario Castellanos y Gastón González Napoli. Producción: Rodrigo Abelenda y Agustina Rovetta. De lunes a viernes de 7 a 12 en Radiomundo 1170.

Notas Relacionadas

1 Comentario

  • El funcionario de alto rango que pidió un subsidio para cambiar los muebles de su oficina ahora nos explica que el gas subsidiado es sólo para los más pobres entre los pobres. Mientras tanto, las pelotitas de golf sin impuestos hacen las delicias de los vecinos del barrio del presidente.

    González dió en el clavo: seguramente todos piensan en subisidiar el gas a los que tienen una tarjeta del Mides. Probablemente la izquierda piense que usar el gas subsidiado por el Estado para calentar el agua de la piscina es un abuso y la derecha le tira ese cebo para que se entretenga con la idea. La gracia es que la inmensa mayoría de la población no tiene Mides ni piscina que calefaccionar. Gana salarios muy bajos, apenas suficientes o incluso que requieren compartir gastos para pagar alquiler y alimentación. Ésa es la gracia, porque eso representa casi todo el costo del subsidio y es donde derecha e izquierda piensan muy diferente.

    Desde mi posición de izquierda lo más simple es subsidiar para todos y luego al de la piscina cobrarle con los impuestos. Es administrativamente lo más sencillo, precisa menos burocracia y usamos la maquinaria del IRPF que ya está funcionando. La «contra» de esto es que realmente beneficia a la mayoría de la ciudadanía y le hace pagar el beneficio al de la piscina, entre quienes seguro se cuenta Alfie. Para esa parte de la sociedad es mucho más negocio pagar el gas al doble y que les bajen los impuestos. Esa es la gracia y ellos lo saben muy bien. Por eso se hace esta movida: no es para castigar al de la piscina, sino para cuidarle su plata.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*Es obligatorio poner nombre y apellido