Entrevista central, viernes 10 de febrero: Guillermo Facello

EC —Está bien, lo planteé en esos términos para que usted lo aclarara. Pero a partir de una posición muy crítica con respecto a la propuesta del intendente Martínez y al manejo de los recursos en la Intendencia, etcétera, a último momento encontró una forma de negociar una parte del Fondo Capital, poniendo condiciones, pero puso los votos.

GF —Claro, pero ¿qué hizo la oposición en 26 años? El gobierno municipal del FA no hizo nada, no hizo ninguna obra; hicieron placitas para las mateadas y para los actos políticos. No hicieron más nada. Tabaré Vázquez había prometido desde barracas municipales, panaderías municipales, hasta que en el basurero se iba a producir gas. Después Arana con las garzas en el Miguelete. Ehrlich fue tan intrascendente que ni recordamos ninguna promesa de él. Ana Olivera iba a limpiar la ciudad en 100 días, capaz que quiso decir 100 años. Ahora el señor Martínez viene a decir que este año 2017 va a ser el año de las obras, y el año que viene va a repetir lo mismo. Critica a sus antecesores, que son del FA, ahí no hablan de la herencia maldita.

¿Qué hizo la oposición siendo oposición durante 26 años para los vecinos, para todos los vecinos de Montevideo, para los frentistas y para los que no somos frentistas? Nada. Entonces el señor Novick dijo, con los ediles: vamos a darle los votos para que con estos fondos de US$ 90 millones hagan cinco obras, pero esas cinco obras se van a hacer bajo la supervisión de una comisión cuya mayoría está integrada por ediles de la oposición, para que no pase lo del corredor Garzón, lo del corredor Gral. Flores, que se presupuestó una cosa, salió el doble y demoraron el doble del tiempo previsto. Lo que se hizo no fue ayudar al intendente sino votar algo para los vecinos de Montevideo.

EC —¿Y algo de ese estilo no podría ensayarse en este caso concreto con la Rendición de Cuentas?

GF —Difícil, muy difícil, porque el panorama es otro. No dudo de que el presidente Vázquez tenga buenas intenciones, pero es innegable que su proyecto político está absolutamente desgastado. Él no maneja la fuerza política, ese es el gran tema, le doblaron el brazo con la educación, dejó el gobierno de la educación en manos de los gremios. Este año vamos a tener otro carnaval ideológico con el famoso segundo congreso de la educación. ¿Qué aportó el primer congreso? Nada más que el reparto de parcelas entre los gremios para manejar la educación. También le doblaron el brazo cuando decretó la esencialidad en el año 2015 y la retiró enseguida porque lo presionaron un poco. No podemos confiar en un ejecutivo que no gobierna.

EC —¿Usted entiende que no hay margen de negociación?

GF —Desde mi punto de vista, no. Lo vamos a conversar en el partido, pero yo tengo que ser sincero con usted y con los escuchas, y más allá de que yo respete y le tenga consideración al doctor Tabaré Vázquez, tengo que ser sincero conmigo mismo y decir lo que pienso.

Pablo Izmirlian

Editor de EnPerspectiva.net y responsable del proyecto EN PERSPECTIVA radio. Comenzó su carrera como periodista en el año 2000 en el diario El Observador. Trabajó también en Búsqueda, La Diaria, Bla, El Espectador y The Washington Post.

Notas Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *