Entrevista, lunes 4 de junio: Víctor Rossi

EC —“Yo no voy a ser candidato”, dice. Supongo que es una definición que ha tomado en función de los anuncios que hizo en su momento el presidente Tabaré Vázquez sobre cuál debería ser la actitud de los ministros que se vayan a dedicar o no a la campaña.

VR —Es una decisión personal. Por lo tanto estoy tozudamente empeñado en procurar ir cumpliendo lo mejor posible las necesidades de obra que la vialidad de Uruguay tenía y tiene. Porque en este tema aspiramos a dar un paso grande.

EC —Pero no va a quedar solucionado ni por asomo.

VR —Es que jamás quedará solucionado. Sin embargo tenemos un buen nivel no solo en los kilómetros de nuestras rutas con relación al territorio, sino también en cuanto a la calidad de las rutas, al nivel de confort de las rutas, de acuerdo a los recursos de que disponemos, a las posibilidades económicas del país. La Asociación de Caminos, una asociación que tiene 30 años de antigüedad, presentó unos análisis en materia de vialidad que realizaron técnicos que no trabajan en el MTOP que le recomiendo leer. Verá que en algunas categorías se señalan porcentajes muy altos de buena y muy buena calidad de las rutas nacionales. Con eso de que siempre sea noticia el pocito, siempre sea noticia lo que está mal y no se valore que estamos avanzando, que estamos mejorando, no sé si pretenden desalentar. A mí no me van a desalentar.

EC —El pocito no es un pocito, son muchos pozos, son riesgos de siniestros de tránsito y afectación incluso de la productividad, de los costos del transporte, etcétera.

VR —Está bien, esos son conceptos generales que yo comparto, pero hay que aplicarlos a la realidad. Acá había rutas, como la ruta 55, la 25 y la 24 en su tramo norte, que se habían hecho para otro tipo de Uruguay y ahora hay que hacer de nuevo porque agregándoles material arriba usted no las va a mejorar. Se demuelen, se deforman en su base, hay que hacer una nueva base; esa nueva base significa tiempo, inversión, molestias, para recién sobre la nueva base asegurar una rodadura que admita los cientos de camiones con 50 y más toneladas que transitan por ellas. Se multiplicó por cinco la carga en Uruguay, por lo tanto esas rutas que tienen 60, 70 años tienen que ser modificadas de raíz. Ese es un proceso que el Uruguay tiene que realizar porque afortunadamente en el país ha crecido la carga, ha crecido la producción, ha crecido la economía y tiene que crecer la infraestructura. Lo ideal en esta materia es que la infraestructura se adelante a las necesidades, pero en los casos en que no logramos adelantarnos a las necesidades tenemos un camino que recorrer hasta tomar rueda, hasta tomar el pelotón. Estamos recorriendo ese camino, es evidente, más allá de las opiniones de los vecinos, que pueden por cierto señalar zonas difíciles que todavía tenemos, porque no todas las rutas del país están bien, sin embargo creo que si se mira la realidad se notará que hay un crecimiento en el estado de mejoría de las rutas. En la categoría de rutas internacionales y en la red primaria de rutas el porcentaje está por encima del 80 % de buenas y muy buenas condiciones. Y es cierto que existen algunas rutas de segunda y tercera categoría que están sometidas a un tránsito para el cual no fueron concebidas, recién le mencionaba algunas. Como no fueron concebidas para eso hay que hacerlas de vuelta, y eso significa inversiones no pequeñas.

Video de la entrevista

***

facal-v2-banner-en-perspectiva-net

***

Transcripción: María Lila Ltaif

Gastón González

Notas Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*Es obligatorio poner nombre y apellido